Ir arriba

Frailea (972 m)

remove-icon
Javier Urrutia
arrow-iconFecha Alta
29/12/2006
arrow-iconModificado
25/06/2016

Se trata de una peña muy característica que domina la cara N de Anboto. Forma parte de una arista que desde la cumbre ( 1.331 m ) se descuelga hacia el valle de Atxondo. Hoy en día, se conoce a esta arista con el nombre de Frailia, por ser la referida peña su accidente más característico.

Si bien denominamos Frailia ( 972 m ) a la punta más elevada del peñasco, hay que señalar que el verdadero "fraile", origen del topónimo, es un pitón rocoso que destaca soberbiamente en medio de la pared N y que asemeja la silueta de un clérigo con capa.

La edición del catálogo de montes de 1950 consigna la cumbre de Frailia en la pos. 40 de los Montes de Bizkaia con una altitud de 701 m. Esta altitud, aunque sin duda errónea, permite señalar que, en realidad, se trataba de catalogar el monolito suspendido sobre la pared y no el punto culminante.

Itinerarios sobre la cara N de Anboto

Si bien las rutas normales a Anboto atraen a multitudes, la vertiente N ofrece aún terreno abrupto y de aventura. La vía normal de la cara N de Anboto parte de Arrazola ( 241 m ), en el valle de Atxondo, y gana su caserío más elevado, Atxekoa ( 343 m ). A la derecha se inicia la senda que cruza la ladera buscando la vertiente opuesta del espolón de Frailia ( 972 m ). De este modo se llega a una campa donde hay una txabola en ruinas, Zabaleta, situada en la base del corredor de Anbotoko sakona. Remontándolo sin mayores problemas se sale bastante arriba ( 1.150 m ) a la parte superior de la arista de Frailia, que ya no interpone ningún obstáculo hasta la cúspide de la célebre cima ( 1.331 m )(F).

El recorrido clásico de la arista de Frailia se inicia normalmente en Anbotoko Sakona, desviándonos hacia la izquierda para ir a ganar por un corredor ( Fraileko sakona ), la marcada horquilla de la brecha de Frailia o Fraileko Urkulu ( 941 m ). A la izquierda dejaremos el característico pitón ( 972 m ). Desde aquí por la vertiente opuesta el itinerario clásico va evitando las dificultades acometiendo trepadas de baja dificultad y sobre excelente roca (I,II), pero procurando no mantenerse sobre el filo, donde existen dificultades algo más notables. Sin embargo, pese a esta manera de acometer la cresta, el itinerario se sigue denominando de arista, si bien es un flanqueo. Un poco más arriba las dificultades decrecen de tal modo que se sigue ya por lo alto de la misma hasta Anboto ( 1.331 m )(PD-).

Entre la arista N o Frailia y la arista NE o Anboto Damie, que es donde se ubica el ojal de Gerriko kobie, que da paso a la famosa morada de Mari de Anboto ( Anboto Mari o Anbotoko Damie ), la que podemos denominar cara NE deja terreno de aventura abordable por el montañero entrenado: fortísimas pendientes herbosas, algunas canales rocosas, que permiten ganar la cima de forma tan inusitada como original. El nivel técnico dependerá de la ruta elegida (F.sup./P.D.inf.).

La arista NE o Anboto Damie se acomete también sin serias dificultades en un terreno dominado por las lajas calizas mezclado con el empinado herbazal. El mayor atractivo se encuentra en la ya citada cueva de Mari suspendida sobre los abismos de la prodigiosa cara E. Un ojal natural llamado Gerriko kobie da paso a un aéreo sendero, fácil de acometer por el montañero exento de vértigo, que permite llegar a la cavidad. Por encima de Gerriko kobie se sigue la arista hasta Anboto ( 1.331 m )(PD-).

El pitón de Frailia

Mariano Ferrer en su libro "Crestas del Duranguesado" habla de Frailia y dice textualmente "...llamaremos a la muesca de la que parte un corredor hacia abajo, el cual termina en un ligero saliente en panza de burro, Fraileko-Urkulu (Horcada de Fraile) y al corredor o canalizo Fraileko-sakona...". El autor cuenta un intento de ascensión por el corredor el 19 de Marzo de 1936, y que según relata pudo constituir una primera, pero que no tuvo éxito por el fuerte viento que hacía...

Lo cierto es que por esa época ya había varios escaladores interesados en las primeras ascensiones a las agujas y torres del macizo de Anboto. Estamos hablando de gente como Sopeña u Ojanguren.

Si bien se puede subir a Frailia por canales herbosas (II), la vía que podemos considerar normal es la directa desde la horquilla ( 941 m ), de casi 35 metros de longitud y dificultad media. Es de lamentar, una vez más, que una ruta clásica haya sido tocada por el parabolt... pero bueno, ahí está... A la horquilla de Fraileko Urkulu ( 941 m ) se puede subir, como se ha indicado, desde Anbotoko sakona ( ruta a Anboto desde el valle de Atxondo sobre la cara N ).. También puede subirse desde el lado opuesto del espolón de Frailia, buscando los pasos más factibles que alternan roca y hierba sobre la cara NE

Sin embargo, existe una ruta muy interesante para llegar a Fraileko Urkulu desde Anbotoko sakona sin dificultades de ningún tipo. Se trata del antiguo sendero minero del año 1515. Según Joserra Basaguren, perfecto conocedor de las rutas de Anboto, la existencia de este sendero ya figuraba en documentos del valle de Atxondo y servía para dar acceso a la boca de una pequeña explotación en la que debieron trabajar unas cincuenta personas hasta que fue abandonada ante la apertura de nuevas minas más accesibles en el mismo valle de Atxondo.

El sendero parte de Anbotoko sakona. Cuando estamos a la altura de la brecha de Fraileko urkulu, nos fijaremos en un pequeño sendero balizado con puntos azules y cairns. Este desarrolla un trazado horizontal e inverosímil hacia lo alto de la horquilla. El sendero se talló en la roca viva y cuenta hasta con tres o cuatro escalones que permiten aliviar la pendiente. Se encontraron en el mismo algunos cables viejos y anclajes, destinados a facilitar el acarreo del mineral, alguno de los cuales todavía permanece por debajo de la brecha. De este modo se gana la brecha de Fraileko Urkulu con seguridad. El sendero continúa todavía horizontalmente durante 300 o 400 metros más, manteniendo la señalización ( puntos azules ) hasta difuminarse cerca de la entrada de la mina. Esta consiste en una boca que ha sido equipada para su descenso mediante un par de rapeles. Al final del mismo se puede descender a un pozo anegado por el agua pero que no dispone de salida.

Vía Original (AD)

Debemos suponer que la vía original de Frailia es la que se ataca desde la horquilla, aunque ligeramente más abajo, en la vertiente E que mira hacia los caseríos de Atxondo existe una canal semiherbosa que desemboca en la cumbre sin requerir de pasos complejos de escalada (PD-). Se sabe que por esta canal han subido pastores a la cima en busca de sus ganados, pues se ha encontrado testimonio de ello en el valle de Atxondo. Hay relatos de algún pastorcillo que descolgado por su padre ha acudido a sacar a alguna cabra perdida en Frailia. De hecho, en ocasiones, es posible ver alguna cabra encumbrando la cima...

No obstante desde el punto de vista alpinístico es la directa desde la horcada la ruta más idónea. La vía fue reequipada ( 2005 ) con parabolts por Joserra Basaguren. Para el descenso, mejor opción a la ruta usada en la subida, es en rápel de 30 metros existente a unos 4 metros por debajo de la cumbre, en el lado derecho.

Desde la horquilla una canal diagonal (II+) asciende a una repisa donde la pared de vuelve más vertical (III). Siguiendo con esa línea se alcanza una repisa que da paso a un resalte un poco extraplomado (III+) que se supera sin problemas para salir al canalón final (II) que lleva hasta la cumbre ( 973 m )(AD).

Otras vías

La cara N de Frailia es muy vertical, y se encuentra dividida por una marcada canal. Por ella discurre la trágica vía de Emaldi (D), pues costó la vida de este escalador cuando intentaba su escalada con A. Barreña el 4 de Junio de 1944. Una placa en la base de la chimenea recordaba a este escalador. Ese mismo mes volvería a ser intentada por Echevarria y Ojanguren, que tampoco tuvieron éxito. El mes siguiente sería el turno de los denominados "Aguiluchos", del Alpino Tabira de Durango. Tampoco tuvieron éxito en esta ocasión. Finalmente la primera ascensión se realizó el 30 de Julio de 1944 por Echevarria, J. San Martín y Ojanguren. La escalada fue repetida por San Martín y Ojanguren en Abril de 1946, colocando un buzón, supuestamente en la cota más elevada de Frailia. Por cierto, que la cumbre llegó a formar parte del catálogo de montes puntuables para el concurso de los cien montes del año 1950.

A la izquierda de la marcada canal por donde discurre la vía Emaldi se encuentra el Pilar de la Araña, una ruta más directa abierta en 1972 por J.Quirante "Peke" y Santiago, y que alcanza el verdadero pitón de Frailia ( 200 m. M.D.sup.). En 2003, Pablo Quintana abrió en solitario otra vía dura y laboriosa tanto el libre como el artificial. Intenta ir por el centro del pilar y está equipada con parabolts.

El espolón NE se ve como una alternativa lógica desde Arrazola. Fue abierta hacia 1985 por Jaime Alonso y Juancar Soldevilla ( fallecido en Urrestei en 1993 ). Subieron lo más pegados a la arista escalando varios largos por el lado izquierdo hasta salir a la arista N, acometiendo unos cuatro largos de escaldada fáciles con puentes de roca y fisureros con buenos emplazamientos para los seguros. La dificultad máxima de los pasos es de IV+/V. ya en la arista N se corona la cima mediante una larga trepada.

En esta ascensión no acometieron el pilar directamente ya que requería mucho material y trabajo previo, por lo que lo subieron más a la izquierda evitando de ese modo las dificultades del mismo.

Accesos: Arrazola ( 1h 30 min ).

catalog-iconCatálogos

images-iconImágenes

track-iconTracks

comment-iconComentarios