Ir arriba

Atso Agureak (1.012 m)

remove-icon
Javier Urrutia
arrow-iconFecha Alta
16/04/2007
arrow-iconModificado
16/04/2007
Los Atxak son la zona más desconocida a la vez que más insólita del macizo de Gorbeia. Si bien se han escrito multitud de libros acerca de Gorbeia, en ninguno de ellos se dedica a ellos más de dos o tres frases a este paraje, sí acaso la clásica foto obtenida desde la base, en el camino de Urigoiti a Pagomakurre y al ojo de Atxulaur.

Sin embargo, sus cimas han sido emblemáticas dentro del alpinismo vasco de mediados del siglo pasado, de tal manera que incluso llegaron a ser concursadas en el legendario concurso de montes de Euskal Herria. De esa época datan los nombres que se manejan para distinguir cada uno de los monolitos que se alzan al pie del Axkorrigan ( 1.095 m ). Hablamos pues de varias puntas, que vamos a tratar aquí de forma conjunta, ya que apenas distan algunos metros unas de otras, de tal modo que sus ascensiones son combinables. La más elevada es Atso agureak o Aguratxa ( 1.012 m ), y es la que se consigna como principal del pequeño macizo de los Atxas, si bien, como se va a comentar a continuación, es el nombre genérico tradicional que se ha aplicado al mismo.

Por tanto, parece lógico que los Atxak se merezcan un espacio propio para recordar su historia y citar sus rutas de ascensión originales. Señalar que básicamente sólo se han trazado los itinerarios clásicos, que mantienen el tipo de equipamiento original, aunque algunos remaches se han ido sustituyendo por algún que otro spit. En algunas ocasiones he sido tentado a sustituir los viejos tacos de madera empotrados por un spit, o algún viejo clavo por otro más nuevo. Sin embargo, al final me he parecido más interesante mantener la zona con todo su sabor, de tal manera que aunque no sea atrayente para el escalador deportivo, lo pueda ser en gran medida para el alpinista romántico, amante de las escaladas originales y limpias.

Tradicionalmente, los atxas ( Atxak ) han sido conocidos como Atso-agureak ( en Euskera: El viejo y la vieja ), por la silueta característica que recortan sobre el cielo los monolitos inferiores ( Aizko erdi y Aizko aundi atxa ). En la actualidad se mantiene este nombre para la cumbre más elevada de todos ellos ( 1.040 m ), separada de Axkorrigan por el collado de los Atxas ( 990 m ), en el que convergen la canal de Barakatzaldai (N) con la de Arritxikirrudi, que asciende sobre la vertiente W. La denominación Astepekatu o Astapekatu que se aplica a la aguja adosada a la aquñi reseñada se ha aplicado también con carácter bastante general a toda la retaila de monolitos.

La canal de Barakatzaldai es una canal herbosa que sube desde los pastos inferiores por la vertiente Norte dejando un visible corredor. En el lado derecho de este corredor se elevan seis de los atxak: Aizko txiki atxa ( 942 m ), Aizko erdi atxa ( 969 m ), Aizko aundi atxa ( 975 m ), Atxa-Adarra ( 982 m ), Aste pekatu ( 996 m ) y Atso Agureak ( 1.012 m ). En el otro lado del corredor se eleva el Agin aitz atxa ( 981 m ).

La primera de la cumbre en ser conquistada fue Atso-agureak ( 1.012 m ) por Angel Sopeña, Odiaga y Abós, desde el collado Axparruti, más conocido como collado de los Atxas ( 971 m ). Ese mismo día coronan el Aste pekatu ( 1.012 m ), ya que comparten ruta hasta la horquilla que los separa.

Las restantes ascensiones tendrían que esperar unos años. En 1948, J. Altuna asciende el Aizko txiki atxa ( 942 m ), el más pequeño de los Atxas, también el más sencillo. Ese mismo año J. San Martín asciende el Aizko erdi atxa ( 969 m ), desde la horquilla que lo separa del Aizko aundi atxa ( 975 m ), el último de los tres monolitos que forman un conjunto que antecede al Atxa-Adarra ( 982 m ). El Aizko aundi atxa es escalado en 1951 por C. Mendibil, F. Pipaón y G.J. y J.A. Oyarzabal, desde la misma brecha que sirve de ataque al Aizko erdi atxa. Estos también conseguirían al Agin aitz atxa ( 981 m ).

E. Fernández y P. de Gamarra ya habían consiguedo lanzar una cuerda desde el Aste pekatu al Atxa adarra, con objeto de montar una tirolina entre ambos. Para la primera ascensión absoluta del Atxa-Adarra hay que esperar a 1950 participando en ella el citado P. de Gamarra junto con E. Bazigalupe y A. Cortezón. En 1957, un trágico accidente al intentar subir el Atxa-Adarra sesga la vida de J.L.Urizar y J.M. Canales. El paso del tiempo va borrando las huellas de estas gestas y los Atxas parecen ir cayendo en el olvido...

Atso agureak y Astepekatu

Desde Urigoiti ( 425 m ) tomamos el camino de Pagomakurre hasta situarnos en las praderas de Egalasaburu ( 800 m ), desde donde enfilaremos hacia los Atxak. Para ganar el más elevado, el Atso Agureak o Aguratxa ( 1.040 m ) remontaremos la canal herbosa de Barakatzaldai, de inclinado piso herboso y terroso. Buscando la estabilidad es preferible elevarse por el lado derecho pegados a la pared de los Atxas: Aizko erdi Atxa, Aizko aundi atxa y Adarra-atxa o Atxadarra. Sin más problemas se corona el collado de Axparruti ( 990 m ), el collado de los Atxas. Se puede llegar a este lugar por la canal de Arritxikirrudi.

Desde el collado realizamos una fácil travesía hacia evidente canal que asciende entre el Atso-agureak ( 1.012 m ) y al Aste pekatu ( 996 m ), a la que entramos sin complicaciones (II). A la izquierda veremos el torreón de Atso-aguerak y, a la derecha, el Aste pekatu.

El itinerario que pienso podría ser el original ( seguido por Sopeña y Abós en su conquista ), se coloca en una brecha entre los dos atxas que nos ocupan. A continuación se cambia de vertiente y se realiza una larga travesía horizontal por terreno herboso ( algo expuesto en un corto tramo ), para situarnos junto a un gran tejo. Desde aquí una nueva canal (II) nos lleva al pie de la arista W. por donde va a continuar la ruta. Unos primeros resaltes sencillos (II+) nos colocan al pie de una laja lisa, que se puede superar directamente (IV), o con más facilidad por un diedro a la izquierda (III). Retomamos de este modo el filo de la arista, área en un corto paraje, para trepar hasta la ya cercana cima ( 1.040 m )(AD-). Para el descenso es preferible un rapel hacia la horcada del Aste Pekatu.

La alternativa a este itinerario consiste en una chimenea semiherbosa pero muy inclinada (III) donde existe algún taco empotrado que finaliza junto a aun arbolito. Desde aquí escalar un pequeño diedro (IV) directamente hasta coronar la cima del Atso Agureak ( 1.012 m )(AD+).

De vuelta a la horcada con el Astepekatu ( 996 m ) vamos a aprovechar para acometer la ascensión de este "Atxa". Hay dos posibilidades evidentes. La primera, y más recomendable, consiste en escalar una placa vertical (IV) con agarres dudosos durante algunos metros para salir a terreno más sencillo arriba (II). Una última trepada nos coloca en el pequeño cabezón cimero ( 996 m )(AD+). La segunda opción es elevarnos a la arista (II) de la derecha. Entonces aparece una placa tumbada pero sin agarres. Bajo ella corre una pequeña regleta que permite cruzarla apoyando los pies en ella (IV). De este modo se sale a terreno más sencillo (II) bajo la cima del Aste pekatu ( 996 m )(AD+). Una vieja calvija permite instalar un corto rapel a la brecha.

Aizko txiki, erdi y aundi atxa

Para subir a los monolitos de Aizko txiki atxa, Aizko erdi atxa y Aizko aundi atxa, no es necesario introducirse en la canal de Barakatzaldai. Si se hiciese deberemos ganar la horquilla entre el Aizko erdi y el Aizko erdi trepando por una húmeda, aunque corta chimenea (II). Lo mejor es situarse al pie de la cara Norte del Aizko erdi y rodearlo por la derecha. Entonces se asciende por una fácil y cómoda pendiente al pie del Aizko txiki ( A.D.inf. ), y a la horquilla entre el Aizko erdi y el Aizko aundi. Desde esta horquilla se gana cualquiera de ellos.

El Aizko erdi consiste en elevarse de frente (III) hasta un nicho, desde el que se efectúa una pequeña travesía a la derecha, para subir por un canalón (III) hacia la arista, que ya no tiene dificultades (II)(969 m )(AD). Este monolito cuenta en su vertiente Norte con una vía de corte deportivo equipada con spits.

Para ganar el Aizko aundi hay que trepar (III+) por el espolón rocoso de la derecha ( clavija ) para desviarse a la izquierda hacia un eviente diedro (IV+) equipado con una clavija y un spit. Una vez superado se sigue buscando nuevamente el espolón hacia la derecha (III)(975 m )(AD+).

El Aizko txiki ( 942 m ) se gana mediante una corta trepada desde su base (III).

Accesos: Urigoiti ( 1h 45 min ).

catalog-iconCatálogos

images-iconImágenes

track-iconTracks

comment-iconComentarios

  • item-iconKarlos Perez De Nanclares, Ramírez
    El 28 de abril de 2007
    me gustaria saber si existen vias de escalada y que grado de dificultad tienen asi como las reseñas