Ir arriba

Maza, Pico de la (998 m)

remove-icon
Javier Urrutia
Fecha Alta
09/09/2009
Modificado
09/09/2009
8
Cumbre destacada sobre el valle del río Miera que cuenta con fácil acceso desde Valdicio ( 613 m ). Forma parte del grupo del Porracolina ( 1.414 m ).

Desde Valdicio

En Valdicio ( 613 m ) elevase (SW) sobre la orilla izquierda del barranco de la Canal, atravesando los prados que conducen al conjunto de cabañas del Porrón ( 864 m ). Desde ellas cruzar la ladera hacia la izquierda para situarse en el collado de La Maza ( 944 m ).

Encaminarse (N.W) a una cabaña ( 969 m ) que se sitúa muy cerca de la cima, cruzar una alambrada y coronar una primera cota redondeada. Desde ella se descubre que la verdadera cima se encuentra algunos metros detrás ( 998 m ). Vistosa panorámica sobre el valle del Miera.

Para el descenso retornamos al collado ( 944 m ) y, en lugar de descender por el barranco de La Canal, cruzamos la ladera en diagonal (SE) por pisadas de vacas, perdiendo altura sobre la margen derecha de la vaguada en dirección a un hayedo bajo la cota ( 978 m ). Al penetrar en el bosque se descubre un sendero que lo cruza y da acceso a las cabañas que se sitúan a lo largo del siguiente barranco, que es el que desciende del collado ( 954 m ) que forma el Cueto Cabrones ( 1.052 m ) con los Picones de Calleja Albira ( 1.027 m ). Descender por la orilla derecha del mismo ( sendero ) para conectar más abajo con el amplio camino que se dirige desde Valdicio ( 613 m ) a Brenacollado ( 933 m ).

Accesos: Valdicio ( 1h ).

Catálogos

Imágenes

Tracks

Comentarios

  • item-iconJoseba Astola Fernandez
    El 22 de febrero de 2010
    Y por último, el fin de la trilogía, el más pequeño: Pico de la Maza. Cerca de la cima, en el collado que lo separa del C.Cabrones, hay un par de cabañas pasiegas, de esas tan peculiares por su tejado de lajas que nos ofrecen unas fotografías tan bonitas se las mire por donde se las mire. El Pico de la Maza se asoma al vacío de forma espectacular. San Roque de Riomiera no se llega a ver. Para terminar la jornada, y antes de disfrutar en nuestra cabañica de los huevos regalados por aquella mujer pasiega, nada mejor que tomarnos un caldito en un bar de San Roque... por ejemplo el Setien... porque en el bar Vicente, Patxi Pantanos, Primo de Rivera y otros generales con cara de perro gris nos vigilarán desde sus cuadros en la pared del lugar, y tal vez el caldo nos dé pirrilera...