Ir arriba

La Serna (995 m)

remove-icon
Javier Urrutia
Fecha Alta
17/05/2010
Modificado
17/05/2010
2
La sierra de Albuera forma un alargado espinazo calcáreo entre el desfiladero de Las Palancas ( 690 m ) y el desfiladero de Los Tornos ( 616 m) separando los valles de Manzanedo y Zamanzas. Además de su máxima altura, la Peña Nava ( 1.076 m ), existe otra cumbre muy bien diferenciada por el paso de La Nava o Portillo del Castillo ( 877 m ), horcada agreste que permite las comunicaciones viarias entre los dos valles anteriormente citados. Por encima de esta brecha natural se mantienen todavía en pié las ruinas del Castillo de Arreba encaramado en lo alto de una aguda roca ( 939 m ). Desde este lugar la cresta se prolonga hacia Las Palancas a través de dos segmentos calizos paralelos que forman un gran pasillo entre ellos. El tramo más occidental es el más notable en morfología y altitud, tomando el nombre de La Serna, igual topónimo que el arroyo encargado de labrar el angosto y bello desfiladero de Las Palancas.

La vía normal de acceso a este risco atractivo y desconocido discurre desde el pasillo antes referido utilizando la vertiente oriental. Sin embargo, lo más llamativo es la arista, sobre la que se elevan otras dos cimas ( 938 m y 988 m ) además de la cumbre principal ( 995 m ).

Vía Normal desde Arreba (F)

Desde el Portillo del Castillo ( 877 m ), junto a Arreba ( 865 m ), un camino contornea la vertiente occidental del la cota sobre la que elevan las ruinas de la fortificación ( 938 m ) y da paso a sendas de ganado que recorren un vallecito herboso hasta alcanzar un collado ( 921 m ) a la derecha de primera cumbre de La Serna ( 936 m ). Lo natural es aprovechar la marcha para aproximarnos al castillo, que se puede ganar mediante una sencilla trepada ( 938 m ), bien por el breve filo de la izquierda o, si se tiene algo de aprensión al vacío, mediante una terraza oblícua por el lado derecho.

En el collado ( 921 m ) perdemos algo de altura por el vallecillo contrario ( 900 m ) para desviarnos al cabo de unos 400 m. hacia la izquierda buscando el terreno más practicable para ganar altura entre encinas al encuentro de la cresta. Al situarnos junto a ella, continuamos a su derecha, por debajo de la misma, para coronar (N) sin dificultades la cumbre de La Serna ( 995 m ).

Se puede prolonar la marcha por el cresterío (N) en busca de la torre septentrional que desde aquí no muesta subida evidente. Descendiendo por el filo, usando las manos en algún tramo, nos salimos hacia la derecha, y continuamos por la divisoria, ahora más amplia y horiozntal, hasta que nos situamos junto a la cumbre para localizar en su parte izquierda una sencilla chimenea de unos tres metros de altura (I) que desemboca en una brecha. Por la izquierda (I) se alcanza el punto más elevado de la cumbre N. de La Serna ( 988 m )(F).

Arista integral (AD+)

Desde el collado ( 921 m ) que enlaza La Serna con el Castillo de Arreba, nos dirigimos por la izquierda, dejando a un lado un apuntado peñasco, con objeto se situarnos en la escotadura ( 925 m ) que separa la cima S. ( 936 m ) del crestón principal.

Comenzamos trepando por la parte izquierda del filo (II) alcanzando un pequeño hombro que nos sitúa al pié de la principal dificultad de la escalada, un pequeño pilar aéreo con roca más dudosa. Es el único tramo en el que se debe tener cuidado con la calidad de la roca, ya que en lo restante será excelente. Superando los primeros metros más tumbados (III-) atacamos directamente el pilar aprovechando la débil fisura de la derecha (IV) y que nos restablece sobre un pequeño nicho. Ahora superamos la redondeada roca final del gendarme (III).

El resto de la ascensión es más sencilla pero discurre por una arista muy aérea, de algunos centímetros de anchura, de tal modo que es necesario usarla, en algun tramo, de pasamanos (III-) al no poder caminar sobre ella. Luego la cresta pierde su dificultad y puede seguirse hasta la cima manteniéndonos a la derecha de la misma. No obstante todavía existen algunos parajes interesantes donde es posible (III), si se prefiera, seguir descubriendo el delicado filo hasta la cumbre de La Serna ( 995 m )(AD+).

A la izquierda de esta arista una canal permite evitar la escalada, cruzar a la vertiente contraria y alcanzar la cima sin dificultades (F).

Accesos: Arreba ( 45 min ).

Catálogos

Imágenes

Comentarios

  • item-iconJavier Vecino
    El 30 de julio de 2017

    Aunque la montaña es modesta por su altura y desnivel a salvar, conserva el característico aire salvaje de las montañas burgalesas. El sendero de subida no es muy evidente y prosiguen en pie los peldaños citados por Roberto Gil. Yo tampoco encontre a nadie para preguntar

    El camino de acceso a las ruinas del castillo ha sido acondicionado para su visita y en éste se ha instalado un pequeño mirador y paneles explicativos con la historia del mismo.

  • item-iconRoberto Gil Alonso
    El 10 de julio de 2010
    Hace poco estuve por estos parajes y aproveché a subir esta peña. Cual no sería mi sorpresa al descubrir escalones en la última parte de la subida, justo cuando la senda va pegada a la cresta. También algo más abajo me pareció ver rastros de camino que zigzagueaban para ganar altura. Unos metros por debajo de la cumbre, en un pequeño hombro que queda al Este hay restos de muros de piedra y tejas. Puede que existiera una ermita en esta montaña en tiempos. Cuando bajé de vuelta al pueblo no encontré a nadie para preguntar.