Ir arriba

Diablo, Silla del (796 m)

remove-icon
Javier Urrutia
Fecha Alta
19/02/2011
Modificado
14/04/2017
4

El pueblo de Viguera ( 685 m ) desparrama su caserío sobre la orilla derecha del Iregua, casi 100 m. por encima de su cauce. Al N. se encuentra defendido de forma natural por una colosal roca que denominan la Silla del Diablo o El Castillo ( 796 m ), y que forma parte de las características Peñas de Viguera, mal denominadas con frecuencia en los mapas como "Peñas de Islallana". Y es que estos riscos desde El Castillo ( 1.049 m ) hasta la Peña Bajenza o Peña de la Cruz ( 941 m ) no pertenecen, en realidad, al pueblo "de las tres mentiras", por lo de "ni ser Isla, ni ser Llana, ni pueblo ( pertenece a Nalda )"...

Esta cumbre de la Silla del Diablo ( 796 m ), pese a su proximidad al pueblo y su espectacular relieve, no ha llamado la atención de los montañeros, e incluso habrá naturales de Viguera que nunca han abrazado su cima, tan cerca y tan lejos a la vez. Cerca, porque su cúspide se puede ver perfectamente desde el pueblo, y, lejos, porque la vía normal discurre justamente sobre la arista contraria. En la cumbre se aprecian los restos de una construcción de unos 4 m. de diámetro edificado con las rocas del entorno y unidas por argamasa. Por su ubicación tendría una función de vigilancia pues permite divisar la entreda hacia el valle del Iregua ( Puerta del Iregua ). Alguna tradición parece indicar que se trataba de un despeñadero de ovejas (¿?)...

Bajo la cumbre, hacia el pueblo existe un llano con restos de aterrazamientos. En ese lugar, conocido como El Santo, según parece porque debío existir en otro tiempo algun tipo de ermita, existe una curiosa roca de 4 m. de altura socabada a modo de recipiente que parece ser lo que llaman "Tinaja del Diablo", y en la cual se pueden meter, al menos, un par de personas horgadamente. Existen otras rocas dispersas por este paraje, algunas con restos de haber sido labradas o retrabajadas, en algunos casos excavadas para construir cisternas cuyo fin parace ser el almacenamiento de agua de lluvia. En la vertiente E., descendente hacia un corral ubicado en una plataforma sobre el barranco, se observan más y curiosos bancales, donde parecen existir los restos de algun castro ( Cuesta Amarga ).

Viguera parece que ostentó un efímero reino durante algunas décadas entre los siglos X y XI, posiblemnet entre 970 y 1030. Con anterioridad fue uno de los territorio sometidos a la dominación árabe, existiendo un castillo que fue mandado levantar Abderraman I, tal vez sobre la base de uno anterior. La reconquista de estas tierras por los monarcas navarros las incorporaría al Señorío de Cameros dentro del reino de Navarra. La ubicación del Castillo de Viguera estaría en la roca de la Silla del Diablo y no, en la cumbre, más elevada y situada más al S. que conocemos hoy en día como Castillo de Viguera ( 1.049 m ).

Vía Normal, cresta NE (T2)

Desde la Plaza de Viguera ( 685 m ) descender (E) por la calle que tenemos de frente según se entra en el pueblo. Enseguida se llega a la entrada del barranco ( 645 m ), y por él, continuamos perdiendo altura (N) hasta que, antes de la central eléctrica situada en la orilla del río, nos colocamos al pie de la cresta NE ( 577 m ).

Abandonar la pista por la izquierda y seguir una ténua senda que comienza a remontar en fuerte pendiente la cresta. La progresión, en general sobre piso terroso cubierto de matorral muy bajo, se encuentra obstaculizada por alguna placa de conglomerado que moderada pendiente que no constituyen un problema para ser remontadas. A media altura se encuentran los restos de una muralla rocosa que reforzaba la defensa de la torre superior. Superando el obstáculo bien por el extremo derecho, bien por la parte central aunque con algo de maleza, se llega a un pequeño rellano donde se apoya esta barrera. Poco más arriba se observa el mirador de la vertiente occidental ( El Peñueco ) y las paredes rocosas que flanquean la cresta ganan potencia y van convergiendo hacia la cumbre, donde los restos de la torrecilla marcan una pequeña prominencia, que se hace visible en la parte superior. Sin dificultad se gana la cima de la Silla del Diablo o El Castillo ( 796 m ).

Chimenea S. (AD-)

Desde Viguera ( 685 m ) la peña se considera inaccesible, pero existe una chimenea que permite mediante un itinerario inédito superar la pared, desgraciadamente sucia de vegetación espinosa, mediante una escalada poco agradable y, por ello, deslucida.

Desde el pueblo ( 685 m ), subir hacia lo alto de la peña. Puede hacerse por una calle urbanizada que permite llegar al mirador del Peñueco, y desviarse a la derecha para elevarse buscando el terreno más limpio a los llanos de El Santo. Pasar junto a "La Tinaja", fácil de localizar al pie de la pared, y acceder a la base de la chimenea S., en el flanco oriental de la peña. Ascender por el lado izquierdo de la grieta tratando de librar la espinosa vegetación, al principio fácil. Una vez en su interior escalarla unos pocos metros (III) a la brecha que separa la cumbre de un gran bloque desgajado. Girar a la derecha y tras superar un pequeño resalte vertical (III) ascender ya por terreno más fácil (I) cubierto por vegetación rala hasta lo alto de la Silla del Diablo ( 796 m )(AD-).

Accesos: Viguera ( 50 min ).

Catálogos

Imágenes

Comentarios