Ir arriba

Roque Almeida (1.109 m)

remove-icon
Txomin Uriarte
Fecha Alta
26/01/2010
Modificado
26/01/2010
1
A pesar del nombre oficial de Roque Almeida, todo el mundo en la comarca lo conoce como Talayón. Tiene una figura muy característica visible desde la carretera, como un enorme diente cilíndrico desgajándose de la sierra de Fataga, una sierra situada entre los barrancos de Fataga al W y de Tirajana al E. Es mucho más espectacular que el Amurga 1.129 m, que es el techo de la sierra, e incluso desde muchos sitios parece más alto que él.

Las dos cumbres están situadas muy cerca una de otra, en la cresta de Fataga, que se extiende desde una pronunciada curva de la carretera GC-601 entre Fataga y San Bartolomé a unos 800 m de altitud, hasta llegar al mirador de la degollada de las Yeguas casi a 500 m. La parte central de la sierra cobija una serie de yacimientos arqueológicos que han hecho denominarla “el santuario de Amurga”.

Las dos subidas más habituales se hacen desde la degollada de las Yeguas y desde el pueblo de Fataga, porque ésa es la travesía clásica, que se puede hacer en cualquiera de los dos sentidos.

Desde la degollada de las Yeguas

Salimos de la degollada de las Yeguas (490 m), en la que está situado el mirador de Fataga. Hemos llegado por la carretera GC-60, desde Maspalomas, a 7 km en dirección a Fataga. Unos 100 m antes del mirador sale una pista de tierra que sube por la orilla dcha de la carretera. La primera novedad es que llegamos a un repetidor de TV de color blanco, al lado del antiguo vertedero de San Bartolomé de Tirajana.

Allí giramos a la izda y seguimos un camino bien marcado que atraviesa una zona árida, poblada de pinos jóvenes dispersos. Atravesamos dos barranquillos y llegamos a un cardonal donde empieza la subida fuerte. Se bordea una colina en la que quedan restos de eras de cultivo de cereales, y nos enfrentamos a la subida más exigente de la ruta.

Sucesivamente nos acercamos a los dos extremos de la cresta. Por la izda divisamos los pueblos de Fataga y Arteara, con su necrópolis, y a lo lejos Maspalomas y sus dunas. Por la dcha destaca el barranco del Toro (que ofrece una magnífica actividad de barranquismo, con varios saltos y cuatro rápeles, el más largo de los cuales tiene 48 m) y que termina en San Agustín.

Una vez superada la ladera de los Pinos, llegamos al primer pico, si verdaderamente puede llamarse así. Es el Puercos (1.002 m), sobre el barranco Hondo, el más grande de esta zona. Una última bajada de 50 m y una larga subida nos colocan en el llano de la Cumbrecilla entre el Amurga y el roque Almeida. En 20 minutos subiremos fácilmente al roque de Almeida (1.109 m) (2,45) o Talayón, un enorme diente cilíndrico que se desgaja de la sierra.

Desde Fataga

Habremos llegado desde Maspalomas por la carretera GC-60, después de pasar Arteara y su atractiva necrópolis. Salimos (600 m) por la carretera que entra en el pueblo hacia los Llanos, entre pinos, muy poco antes de la nueva cancha de fútbol. Subimos por la calle Paseo de los Ovejeros y damos con un sendero señalado en blanco con una flecha azul. Luego todo el sendero está balizado con cairns, que se trata de no perder. El sendero llanea primero hacia la izda, N, y luego gira 180 º para subir hacia el S, hasta llegar a la degollada, a cuya derecha tenemos en la cresta cuatro grandes torres que son fácilmente trepables (Véase la ficha de Amurga).

Estamos en la cresta de la Loma del Pajarillo (900 m) (1,10), al pie del primer torreón grande que parece llamarse Puntón Navarro (c 1.000 m). Lo dejamos a nuestra izda y al cabo de media hora llegaremos al pie de la segunda torre (llamada probablemente Pajarcillo) (1.040 m), que también dejamos a nuestra izda.

Se pasa por una zona de un par de grandes cuevas al pie de la pared y se bordea una tercera torre (Morro de los Solapos). (A la cuarta torre, que es ya el Amurga, se puede subir trepando desde la degollada entre la tercera y la cuarta torre pero no es una subida muy recomendable, porque es cara N, nunca le da el sol por lo que está habitualmente húmeda, y tiene una cierta exposición.)

Así que seguimos por el sendero y bordeamos la cara E del Amurga, que presenta unos farallones considerables, en los lugares llamados Vinagrera y Barranquillo Hondo. El sendero desciende bastante, dejando a la izda un muro, para luego volver a subir hasta el collado en el Llano de la Cumbrecilla (1.075 m) (2,25). (Desde aquí se puede hacer bien por terreno despejado, la cumbre de Amurga, identificada por un pino solitario).

En 20 minutos de subida pendiente sin ninguna dificultad alcanzamos la cumbre del roque de Almeida (1.107 m)

Para la bajada volvemos al Llano de la Cumbrecilla y elegimos uno de las dos rutas que tiene la sierra, yendo a Fataga o a la degollada de las Yeguas.

Accesos: Degollada de las Yeguas ( 2h 45 minin ); Fataga ( 2h 30 minin ).

Catálogos

Imágenes

Comentarios