Ir arriba

Track section

Orduña - Txarlazo - Puerto de Orduña - Monte Santiago - Salto del Nervión - Lobera de Santiago - Fuente Santiago - Puerto de Orduña
Javier Tezanos Díaz
Fecha de realización
9 de abril de 2017
Fecha de subida
9 de abril de 2017
Duración
00:00
Tiempo Detenido
No definido
Visto
26456 veces
Nivel de Ruido

Imágenes

Orduña - Txarlazo - Puerto de Orduña - Monte Santiago - Salto del Nervión - Lobera de Santiago - Fuente Santiago - Puerto de Orduña

Sierra Salvada (o Sálvada, o Gorobel) se encuentra situada en el extremo nororiental de la provincia de Burgos, justo en su límite con Álava y Vizcaya. Su paisaje aparece dominado por un anfiteatro rocoso, formado por cresterías calizas cretácicas en la que son patentes las huellas del modelado cárstico. Aunque un poco ocultas por los árboles, se pueden distinguir dolinas (oquedades con forma de embudo) en cuyo fondo se acumulan una gran cantidad de humus y arcillas. En siglos pasados tuvo gran importancia como zona de paso en la transacción comercial entre la Meseta y las Vascongadas. Este paraje tiene el privilegio de poseer el espectacular salto del Nervión, que con una caída de casi 300 metros se estrella en el circo de Délica, uno de los saltos más impactantes de Europa. Otro símbolo de la sierra es el Pico del Fraile, pintoresco lugar asomado al Barranco de Tertanga.


En el bosque todavía se pueden contemplar añosos ejemplares de haya, que conviven con encinas, el quejigal atlántico y el prebrezal de los acantilados y en las praderas crecen arbustos silvestres y brezos. En la zona se refugian una gran cantidad de animales, entre los que sobresalen jabalíes, garduñas, martas, ardillas, gatos monteses y lirones grises. También es frecuente la presencia de corzos y jabalíes y no se debe descartar el esporádico paso del mayor cazador peninsular, el lobo ibérico. Durante el otoño toda la zona se ve inundada por grandes bandadas de aves que la utilizan como punto de reposo en sus largos viajes migratorios. Así mismo, en las zonas más húmedas del bosque no es extraño observar tritones alpinos y jaspeados. En el cielo de este paraje vuelan las aves rapaces, especialmente el buitre leonado, al que acompañan el halcón peregrino y el alimoche, además de otras aves presentes en el bosque como gavilán, azor, halcón abejero, búho real, pico picapinos y torcecuellos.


El Nervión es uno de los ríos más famosos y conocidos del País Vasco. La fama se debe, principalmente, a su popular ría situada entre Bilbao y el Mar Cantábrico. A pesar de que el río llega a su desembocadura, sucio y maltratado por la industria y las poblaciones cercanas, en su nacimiento es un río libre y cristalino. El venero del Nervión surge entre las hayas de los bosques de la sierra de Gibijo (en el borde E del Monte de Santiago). Agitado y salvaje se desliza por el desfiladero de Delika recorriendo la provincia de Vizcaya en busca del mar. Para salvar el tremendo escalón formado por los muros calcáreos forma un espectacular salto de agua de 270 m.


Recorrido La marcha comienza desde el Aparcamiento de El Corralejo (858 m) en la carretera BU-558, que une Berberana con el puerto de Orduña, a unos 3,4 km de aquella. Un panel informativo indica el camino a seguir para llegar al área recreativa de la Fuente de Santiago. Se toma una ancha pista, que parte del centro del aparcamiento. Después de casi 3 km se llega a la Casa del Parque del Monte Santiago (queda un poco separada de la pista, a la derecha), donde se ubica el Centro de Interpretación Monumento Natural del Bosque de Santiago (844 m). Debajo de ésta, a la izquierda según se accede al edificio, se encuentra la surgencia de agua conocida como Fuente de Santiago. Continuando por la pista (la desviación a la izquierda, enfrente del centro de interpretación va a un aparcamiento y al Mirador Esquina de Rubén, atravesando todo el hayedo) 50 m más, se dejara ésta para tomar una desviación a la izquierda, por un caminito que se interna en el hayedo. Inmediatamente (derecha), se verán los restos del monasterio alto medieval de Santiago Langrériz, fundado en el siglo XI. Fuente de Santiago. Ruinas del Monasterio de Santiago de Langreiz.


Unos 600 m después de haber tomado este camino se llega a la Cueva de las Paúles (824 m), también conocida como Sima del Monte Santiago VII. Esta cavidad es la de mayor desarrollo y de más fácil acceso del Complejo Kárstico de Monte Santiago. A ella confluyen los aportes de agua procedentes del Sumidero de Fuente Santiago y de la Sima M.S. III, más las aguas infiltradas a lo largo de toda la depresión de Las Paúles. Una vez vista la entrada de esta cueva, se continúa por el camino hasta alcanzar un cruce, donde se seguirá por el ramal de la derecha hasta alcanzar la pista que se traía desde el principio, continuando por ésta a la izquierda. Unos 700 m más adelante, se dejará de nuevo la pista para tomar una desviación a la derecha, por la que a 70 m se podrá ver el Monumento a los Pastores (830 m) y una antigua lobera de origen prehistórico en la que se capturaban los abundantes lobos que poblaban estas aisladas montañas burgalesas. Aquí eran cercados y conducidos hasta el foso en el que eran lapidados o tiroteados. El último lobo cayó en la trampa en 1955. Monumento a los Pastores, que representa cómo dirigían a los lobos, para que cayesen en el pozo (la lobera) que hay al final de la paredes laterales que se van juntando, para después matarlos. De vuelta a la pista se continúa por ella, que enseguida vira al NE, llegando 600 m después al Mirador del Nervión (825 m), en el que se disfruta de unas magníficas vistas de su magnífica cascada y del precioso anfiteatro de Délica. Además se podrá contemplar el inigualable espectáculo del espléndido vuelo de las rapaces (buitres, alimoches, halcones, águilas…) que anidan en las inaccesibles cresterías kársticas de esta Sierra Salvada.


El río Nervión nace en el interior del hayedo y en el páramo de los alrededores (Sierra de Gibijo), donde se encuentran unas dolinas o sumideros naturales que rebosan agua, después de llenarse tras la acumulación del agua de las lluvias. Comienza como un arroyo que avanza por las alturas hasta el borde del abismo y se despeña en este espectacular salto. El problema es que el arroyo sólo corre en época de lluvias, deshielo y en invierno por lo que esta “cola de caballo” no es una cascada permanente. Este hecho ha propiciado que algunos autores coloquen el verdadero nacimiento del río en el cañón de Délica. Aún en las épocas de escasez de agua, el asomo al fondo del cañón es impresionante. Vistas desde el Mirador del Nervión: Murallón del barranco, Garganta Délica, Cola de Caballo del Nervión, vista desde el fondo del barranco y perfil de la Garganta. Desde el mirador se toma un sendero “PR-BU-41 Senda del Cortado” cuyo camino va bordeando la pared vertical del acantilado, sin ningún tipo de riesgo pero sí con enorme belleza. Se camina entre el borde del cañón, pasando, 20 m después, cerca de una lobera vieja (queda a la izquierda). Un tramo después conviene acercarse a un saliente, denominado El Castillete donde se ubica el también espectacular Mirador del Hoyo Nuevo (810 m). Se continúa entre el borde del cortado y el límite del hayedo, para 2 km después salir del hayedo y alcanzar el mirador llamado “Esquina Rubén” que como el anterior está colgado sobre el precipicio y desde el que se aprecia el Valle de Orduña y el alto Nervión. Desde este balcón se toma el sendero PR-BU-46. Después de otro tramo por el borde del farallón la senda se aleja de éste y enseguida se encuentra una bifurcación. Se continuará por el ramal de la derecha (por el de la izquierda se puede volver al aparcamiento de la salida), que en 2 km lleva a la carretera N-625 Burgos – Bilbao casi en el Puerto de Orduña (queda 700 m a la izquierda). Una vez aquí se irá unos metros hacia la derecha, para tomar otro sendero (PR-BU-52) que parte (NW) del lado opuesto de la carretera.


El camino comienza en suave llaneo mientras se atraviesa un pinar empobrecido por el viento y el frío. En su interior se refugian caballos y vacas. Al cabo de un trecho, la pista remonta hacia la loma de Recuenco (913 m) desde la que se lanzan los aficionados al parapente y al ala-delta. Pico del Fraile Siguiendo por la pista, se llegará a un entrante del farallón, donde nace el Río de Orduña y aparece, a la derecha, el “cabezón” del Pico del Fraile, cuya silueta recuerda el rostro de un monje. Es un monolito de caliza descompuesta que se eleva en vertical sobre el pueblo de Tertanga. Fue escalado por primera vez por Ángel Sopeña Orueta, luego presidente de la Federación Vasca. Sus paredes han caído en el olvido y ahora es muy poco visitado por los alpinistas. El Txarlazo con el monumento de la Virgen de La Antigua (desde Peña Orduña). Vista de Orduña desde el Txarlazo y Detalles del monumento de Claudio Durán. Un sendero desciende hacia su base y permite bajar al valle. Es muy empinado y poco apto para personas con vértigo. Lo más cómodo es observar el paisaje desde el borde del acantilado. En los días despejados está asegurada la compañía de los buitres.


Siguiendo la misma pista de grava, se alcanza, al cabo de otro rato, la cima del Txarlazo (933 m), también conocida por Goldecho (a parte de este camino, se puede ir más directamente junto a la alambrada cimera que protege todo el cortado). La cumbre está ocupada por un monumento hecho en hormigón, que recuerda la aparición de Nuestra Señora de La Antigua (también llamada de La Peña, aunque ahora es conocida como Virgen de Orduña). El monumento, en bastante mal estado de conservación, fue diseñado por el barcelonés Claudio Durán y Ventosa en 1904 (su coste ascendió a las 150.000 ptas). Se caracteriza por ser una gran imagen de la Virgen sobre un tronco. El monumento tiene una altura 25 m y se eleva justo en el punto donde se unen Vizcaya, Álava y Burgos. En el interior existe una escalera de dos metros y medio de ancho que da acceso a una amplia sala de 10 m de diámetro en interior de la copa (el 25 de julio se hace una subida popular con fiesta en este alto). Según se dice desde este lugar se divisan 42 pueblos comprendidos en cinco provincias distintas: Álava, Vizcaya, Burgos, Guipúzcoa y La Rioja y la visión de Orduña es impresionante. En la cumbre, junto monumento, se hallan los buzones alpinos, el vértice geodésico y se han erigido varias antenas. Bocas S y N del Portillo de Goldetxo. Fuente y área de descanso de Goldecho. Camino de Bajada a Orduña entre hayas. Se baja del Txarlazo (W) hacia el Portillo de Goldetxo (abierto en la peña en 1685 para facilitar la bajada de los carros con carbón) donde se deja la vasta meseta de Sierra Salvada. Casi nada más cruzar este sinuoso paso se entra en el bosque de hayas de San Vitores. Al llegar a la segunda curva del largo zigzag, que salva el cortado, se encuentra la Fuente de Goldecho, un lugar de descanso con mesas y bancos. Orduña: Ayuntamiento; Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción; Plaza Porticada con la Iglesia de la Sagrada Familia. Finalmente, ya entrando en Orduña, se pasa junto al santuario neoclásico (1754) de Nuestra Señora de la Antigua (350 m), donde se venera la imagen de la virgen apoyada sobre el árbol, patrona de esta localidad.


La población vizcaína de Orduña (283 m) fue fundada en el año 1229 por D. Lope Díaz de Haro II otorgándole el fuero de Vitoria. Durante los s XIV y XV se ve envuelta en conflictos con el señor de Ayala, por lo que pasa a incorporarse al señorío de Vizcaya en el año 1480. Consiguiendo poco después el título de ciudad (la única de esta provincia que tiene ese honor) y, más adelante, el de “Cámara de Vizcaya”. En 1536 es diezmada por un incendio, no recobrando el auge hasta el XVIII con la apertura del camino de la Peña de San Bartolomé, hoy denominado Puerto de Orduña. La Plaza Porticada de Orduña, donde los Orduñeses centralizan sus actividades, tiene una bella estampa. De ella parten la multitud de callejuelas que componen el casco histórico, donde se encuentran interesantes edificios, como: La Aduana, edificio neoclásico de 1787, que recuerda las épocas de auge económico de Orduña, el Palacio Mimenza (renacentista del XVI), el Palacio de Díaz Pimienta (barroco, s XVII), el Ayuntamiento, apoyado sobre una Torre almenada. Al sur de la Plaza, la Iglesia de San Juan (barroco, 1668) y por debajo del Ayuntamiento, la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción (gótico, s XV). En las afueras del casco urbano se encuentran, el ya mencionado Santuario de la Antigua, el Convento de San Francisco (s XVI) y el de Santa Clara (interesante altar barroco del s XVII). En Orduña se celebra la fiesta de los “ochomayos”, en la que todos los orduñeses participan en los festejos de toros, pelota, pasacalles y buena comida.


Javier Tezanos 23-03-2017


Literatura consultada para texto y fotos

1. https://es.wikipedia.org/wiki/Ordu%C3%B1a
2. http://www.aiaraldea.org/es/descubre-el-valle/municipios/11-orduna
3. https://www.mendikat.net/com/mount/151
4. http://www.ssummon.com/ActividadPersonal/512/Hacia+el+Salto+del+Nervi%C3%B3n

Comentarios