Ir arriba

Track section

Puerto de Peña Angulo - Cascada y Cueva de San Miguel - Urieta - Cascada de Peñaladros - Artziniega/Arceniega
Javier Tezanos Díaz
Fecha de realización
4 de mayo de 2019
Fecha de subida
4 de mayo de 2019
Duración
07:17
Tiempo Detenido
No definido
Visto
8610 veces
Nivel de Ruido

Imágenes

Puerto de Peña Angulo - Cascada y Cueva de San Miguel - Urieta - Cascada de Peñaladros - Artziniega/Arceniega

Esta ruta discurre entre las provincias de Burgos y Álava, donde se recorrerán los bordes de los farallones de la zona noroccidental de Sierra Salvada. Aquí se pasará por la Cascada de San Miguel, que sólo en caso de desnieve o lluvias intensas se verá en todo su esplendor, y la cueva homónima. Después se bajará al Valle de Mena, donde se podrán contemplar la cascada de Peñaladros, que prácticamente siempre tiene agua, para continuar hasta Arceniega por el sendero GR-284, conocido como el Camino Real de la Sopeña, tiene el trazado que fue muy transitado por mercaderes y comerciantes desde tiempos de la Edad Media. Este sendero conectaba el burgalés Valle de Mena y la ciudad de Orduña.

Recorrido

En el Puerto de Angulo (carretera BU-550, que une Trespaderne con Arceniega), poco antes del túnel por el que esta carretera baja al Valle de Mena, hay un amplio aparcamiento (725 m), que es donde comienza la marcha.

Al final del aparcamiento (N) se atraviesa un torno que da acceso al monte, pero se abandonará inmediatamente la pista que sigue de frente, para girar a la izquierda, hasta la alambrada que está instalada a lo largo del borde del barranco. Se seguirá por el borde del farallón, desde el que se tendrán unas magníficas vistas de esta zona S del Valle de Mena y del resto del cortado hasta la Cascada de San Miguel.

Al principio el camino sube continuamente, pero 1300 m después de la salida (825 m) se comienza a bajar, momento en el que se empieza a contemplar la profunda vaguada del Río San Miguel, al final de la cual el agua se precipita en una preciosa cascada, hacia el profundo circo que este caudal ha excavado.

Se baja hasta el cauce del río, para ir a la izquierda hasta el borde (739 m) y contemplar la Cascada de San Miguel. Después de volverá por el camino que sube junto al cauce del río, hasta llegar junto a la Cueva de San Miguel (857 m). Se está en la cabecera del río, donde ha formado un pequeño circo, con un escarpe de más de 50 m. Por ello, para continuar, el sendero hace un quiebro de casi 360 grados, subiendo de ladera (NO), paralelo al farallón, que habrá que pasar con una trepada de unos 3 m, sin ninguna dificultad, por la zona donde su pendiente disminuye bastante.

Se continúa la subida con bastante pendiente, que se suaviza en la Hoya de la Pedreras (1076 m), donde se pasará junto a unas cuantas torcas, para después seguir subiendo hasta el Alto de Urieta (1117 m) (punto más alto del recorrido). A la derecha de todo este tramo se pueden ver multitud de torcas y dolinas (estas dos palabras, aunque pudieran considerarse sinónimas, se diferencian en que éstas son mayores que las primeras).

A continuación, se baja un poco (1085 m), para volver a subir al Campo del Moscadero (1103 m, por el punto más alto por el que se pasa). Bajando de nuevo se atravesará un hayedo, en el que se pasará junto a la boca de otra cueva. Tanto al entrar como al salir de este bosque hay que cruzar sendas alambradas, por pasos preparados.

Altar de San Vitores y Peña Aro. Impresionante “proa” de Peña Aro, desde el punto del camino donde se deja de ir paralelo a la pista, para bajar “a cañón” hasta la pista de Cozuela.

Al entrar en terreno raso, se verá el Portillo de Aro (a la izquierda, en un cruce de caminos), pero primero hay que ir a ver el Altar de San Vitores (995 m), en el que se ve una figura de este mártir, al que cortaron la cabeza. Cuenta la tradición que, tras ser decapitado, Vitores se levantó del suelo, recogió su cabeza, bendijo a sus verdugos y se dirigió hacia el pueblo de Cerezo, convirtiéndose al catolicismo sus verdugos. De vuelta en el pueblo seguiría predicando y obrando milagros hasta que se dirigió a una cueva de Cubillas, cerca de Cerezo, para morir allí.

Después se bajará al Portillo de Aro (992 m). Aquí se debe prestar atención y cruzar nuevamente una alambrada por un lugar preparado al efecto, porque si se continúa por la pista es difícil poder atravesarla. Esta pista lleva directamente a Añes, pero el recorrido que se describe se dirige ahora hacia la Cascada de Peñaladros.

Durante los siguientes 1100 m se caminará paralelo a la alambrada y a la pista, pero al pasar frente a la “proa” O del farallón de Peña de Aro (1116 m) se virará al NO para bajar “a cañón” hasta encontrar una pista (derecha, N), que lleva al pueblo de Cozuela.

Al principio, esta pista llanea bastante, atravesando un hayedo, para después bajar por el pernal NNO de Peña de Aro, desembocando en la carretera BU-V-5002, a la entrada de Cozuela (390 m). Se atraviesa el caserío y se continúa por la carretera, un pequeño trecho, y nada más cruzar el Arroyo de los Canales se llega a un desvío (izquierda) que señala “Cascada de Peñaladros”.

Al llegar a Martijana (371 m), un lugar del que las dos casas autóctonas están derruidas y han construido un centro de ecoturismo con cuatro cabañas prefabricadas, se deja la carretera y se pasa entre las casas tonando después un sendero herboso que lleva a la bonita Cascada de Peñaladros, que hay que contemplar desde arriba y desde abajo. Esta cascada, de 13 metros de altura, tiene agua todo el año y ha formado un bello pozo rodeado de árboles.

De vuelta a la carretera, se continúa por ella (izquierda). Se pasa a la provincia de Álava y se sigue hasta unos metros antes de la entrada (410 m) al pueblo de Añes. Aquí se dejará la carretera, para tomar un camino hormigonado (izquierda) que baja a Soañes (380 m). En el centro del caserío se encuentra una bifurcación continuando por la derecha.

Unos 200 m después se dejará esta carretera para tomar un camino (izquierda) que baja hasta cruzar el cauce del Río San Miguel. Este río, en esta zona, ha excavado un profundo cañón, con paredes muy inclinadas, por lo que, para pasar la ladera que se encuentra de frente, el camino hace una serie de zigzags. Una vez salvado este obstáculo, el camino llanea por un buen trecho, mientras se atraviesan las Campas de Mogiza.

Al final de estas campas se llega al Collado de la Cruz de Orbilla (452 m), que es la divisoria entre los valles San Miguel y de Ayaga. A partir de aquí, el camino sube ligeramente (468 m), para después bajar hasta Orbilla (438 m) y continuar hasta la carretera A-4624. A unos metros a la izquierda se encuentra la Iglesia de San Julián (404 m), pero el recorrido continúa a la derecha, alcanzando enseguida el pueblo de Sojo, uno de los pueblos más importantes del valle de Ayala en la Edad Media, conocido por sus casas-torre, aunque no se pasa por su caserío.

Un km después se pasa por el núcleo de casas de Berrones (328 m) y seguidamente la carretera da una curva a la derecha, donde se encontrará un camino (izquierda), que hay que tomar, jalonado por muros de piedra seca y pronto se cruza el Arroyo Ayaga donde se observan los restos del puente que en su día ayudaban a cruzar su lecho.

El camino prosigue y enseguida se alcanza el pueblo de Sojoguti, aunque la mayor parte de las casas quedan a la otra parte del arroyo. En esta localidad se encuentra, pegado al camino, un molino que antaño se dedicó a la molienda de cereal. Su maquinaria todavía puede visitarse. Desde aquí, se continúa por un cómodo paseo herboso junto a la vega de este arroyo. Enseguida se vuelve a la carretera que se había dejado después de Berrones. Unos 200 metros más adelante se cruza el cauce (180 m) del Río Arceniega y, tomando la primera calle a la derecha se llega al aparcamiento que hay cerca del Ayuntamiento nuevo de esta villa de Arceniega (198 m).

Esta villa medieval, fue fundada en 1272 por Alfonso X el Sabio y pasó a formar parte del Señorío de Ayala en 1371, manteniéndose en él hasta 1817. Su casco histórico, que conserva el carácter medieval es declarado Conjunto Monumental Histórico en 1995. Se pueden observar sus tres calles paralelas (la de Arriba, la del Medio y la de Abajo), comunicadas entre sí por cantones, y admirar las hermosas construcciones, de diversos estilos, que conforman el rico patrimonio de la villa. Entre estos edificios, destacan la Torre de Ayala, también conocida como Torre de Arceniega, el Palacio de Aranguren, un bello palacete renacentista con una monumental puerta clasicista, el Convento de las Madres Agustinas y el Ayuntamiento Viejo, del siglo XIX. Fuera del casco histórico, se encuentra el majestuoso Santuario de Nuestra Señora de la Encina, que tiene un magnífico pórtico con cuatro arcos y un retablo mayor de principios del siglo XVI y estilo hispano-flamenco, declarado monumento histórico-artístico.

 Miguel Sainz Izquierdo y Javier Tezanos

25-04-2019

Literatura consultada para texto y fotos

1.   https://www.wikiloc.com/hiking-trails/pena-angulo-cascada-y-cueva-desan-miguel-cascada-de-penaladros-arceniega-34580843#morePhotos

2.  https://turismo.euskadi.eus/es/localidades/artziniega/aa30-12375/es/

3.  https://www.aiaraldea.org/es/descubre-el-valle/municipios/13-artziniega

Comentarios