Ir arriba

Track section

La Matanela - Dosante - Santelices
Javier Tezanos Díaz
Fecha de realización
10 de noviembre de 2019
Fecha de subida
10 de noviembre de 2019
Duración
04:52
Tiempo Detenido
No definido
Visto
5044 veces
Nivel de Ruido

Imágenes

La Matanela - Dosante - Santelices

La Merindad de Valdeporres es una de las que forman la comarca burgalesa de Las Merindades, y en concreto la que comprende las cabeceras del río Nela, uno de los principales afluentes del Alto Ebro y el principal el curso de agua del norte burgalés. Este río nace en tierras pasiegas, en la Matanela, al sur de la villa de San Pedro del
Romeral, aunque el Nela desciende por la vertiente opuesta buscando al Ebro, para lo
cual atraviesa toda la Merindad de Valdeporres, el túnel natural de Puentedey y Villarcayo, antes de terminar en Trespaderne.

El Valle del Nela, pese a la degradación sufrida por la mayor parte de la vegetación de la zona, ha sabido conservar un denso hayedo que se recorrerá en la ruta de hoy. Los bosques existentes en esta zona tuvieron que ser muy importantes, ya que dieron nombre a los lugares de Ahedo y Robredo de las Pueblas.

La senda que se describe es conocida como Camino de los Pasiegos, dado que era utilizado por los comerciantes y contrabandistas romeranos, que se dirigían hacia la provincia de Burgos.

Recorrido

El Puerto de la Matanela (903 m) se encuentra en el límite de Cantabria y Burgos (km 5 de la carretera BU-574, según la especificación burgalesa, o CA-633, si es la cántabra), muy cerca de la localidad cántabra de San Pedro del Romeral. En este punto salen dos pistas, la O, que sirve para el servicio del Parque Eólico la Matanela y la que se dirige al E, que es la que se seguirá en este recorrido que se describe. El camino comienza subiendo suavemente y a los 250 m, se encuentra una bifurcación, debiendo tomar el ramal de la derecha, ya que el de la izquierda es la vía de servicio del Parque Eólico la Peñica.

A partir de aquí prácticamente se llanea hasta pasar tres fincas y alcanzar un bosquete, donde el camino hace una bajada moderada hasta llegar junto al cauce del Río Nela, justo al cruzar (863 m) un regato que, viniendo por la izquierda, desemboca en este río aquí mismo. Esta zona se llama Ahidíos. Inmediatamente se encuentra una curva a la izquierda, seguida de otra a la derecha, donde se conecta con el sendero PRC-BU-53, “Sendero de los Ahidíos”, que viniendo desde Ahedo de las Pueblas sube por la vertiente opuesta del Río Nela, cruzando el río por esta zona, para bajar por el camino que se describe.

Un poco más adelante se encuentra un sencillo humilladero con una cruz de madera en su interior y se cruza el Arroyo de la Brenía. Enseguida se entra en el hayedo de Monte Valverde, en el que estos árboles se encuentran entremezcladas con robles y avellanos. Se sigue bajando suavemente (aunque también hay que pasar pequeñas subidas, pero el balance es de bajada) y a la altitud de 813 m se encuentra un humilladero de piedra de sillería con cubierta de lajas y una cruz de madera en su interior. Enseguida se aboca a pista, que allí mismo da una pronunciada curva, donde se seguirá por el camino que baja a la izquierda y al poco rato la pista describe una curva a la izquierda (744 m). En este momento, se está frente al Barranco de Sollondón, que se verá a la derecha.

Un poco más adelante se encontrará una salida (derecha) de la pista, que va a Ahedo, por el PR nominado anteriormente. El camino de esta marcha sigue de frente e, inmediatamente, deja (izquierda) la profunda vaguada del Arroyo de Los Cobatos. A partir de aquí se dejan las hayas, para entrar en un pinar y un trecho después el camino comienza una suave subida de ladera por Cuesta Casias. Al salir del pinar sale un ramal hacia la izquierda, que se obviará, siguiendo de frente. La pista da una curva a la izquierda, se pasa junto a un prado con una cabaña (821 m) y el camino hace una ligera bajada hasta cruzar (802 m) el arroyo, Barranco de Cortemoro, que también ha excavado una profunda vaguada.

A partir de aquí, el camino hace un zigzag para disminuir la fuerte pendiente de esta ladera del barranco. Esta zona está llena de grandes piedras, que la erosión ha dejado al descubierto. A la altitud de 868 m, la pista da una cerrada curva a la izquierda, a la vez que libra un roquedo, y aboca en otra, por la que se seguirá por el ramal de la izquierda. En este punto se conecta con el GR-1, por el que se caminará un buen tramo.

Se sigue subiendo, dejando otro hayedo abajo a la derecha, y pronto se llega junto a un plegamiento calizo, que asciende por la loma cual espina dorsal, y, después de pasar un tramo de este rosario pétreo, la pista da una curva a la derecha, pasando por uno de los escotes de este plegamiento. En este momento se pasará por el punto más alto del recorrido (922 m), coincidiendo con un camino que sale a la izquierda, para dar servicio a dos prados con cabañas que quedan más arriba. Desde este punto se tendrán unas magníficas vistas sobre los macizos calizos de Peña Dulla y Paño, integrantes del espacio natural de Ojo Guareña

A partir de aquí se va descendiendo suavemente y, enseguida, la pista describe una cerrada curva a la izquierda, para salvar el cauce (873 m) del Barranco de Badios. El camino es bastante sinuoso por esta zona, dado que el terreno está lleno de vaguadas, que hay que salvar. Después de pasar por encima de otro plegamiento se entra en otro pinar, durante cuya trayectoria se desecharán varias salidas a ambos lados de la pista.

Justo en el límite inferior del pinar se encuentra una bifurcación de la pista, debiendo seguir por la que sigue de frente, obviando la de la izquierda, que es por la que sigue el GR-1, para bajar directamente a Dosante.

Después de atravesar el pueblo, el último edifico corresponde a la Iglesia Parroquial, bajo la advocación de Santa María la Mayor, después del cual se encuentra una desviación a la derecha, que va a las estaciones, la antigua del Santander-Mediterráneo (que funcionó hasta aquí, cerrándose en 1959) y la aún en servicio de la Robla, pero se continuará por la carretera. Se baja hasta pasar un puente sobre un regato, para después subir un poco, luego llanear al pasar por una collada (729 m) y finalmente bajar a Pedrosa de Valdeporres, que se cruzará hasta su parte más baja, donde el camino da una curva a la derecha, para enseguida cruzar el paso a nivel sobre la vía del Ferrocarril de La Robla y, a continuación, el puente sobre el Río Engaña, que vierte sus aguas al Río Nela en Santelices y se entra en este pueblo. Seguidamente, se irá por la calle que sale a la derecha, hasta que se llegue a la carretera BU-526, donde allí mismo estará el aparcamiento (675 m) de la zona neurálgica de Santelices.

Javier Tezanos
06-11-2019

Comentarios