Gora

Peña Gorda (747 m)

remove-icon
Txomin Uriarte
Sarrera data
2013/01/20
Aldatze data
2018/04/25
2
La Peña Gorda, como es conocida por los habitantes de la zona, es una mole de piedra sienita, que se yergue al NW de la provincia de Salamanca, dentro del Parque Natural de las Arribes del Duero, cerca de Aldeadávila. Es un enorme bloque rocoso de unos 45 metros de altura, con tres caras prácticamente verticales. Se puede estimar la superficie de su meseta cimera en unos 70 metros cuadrados.

Está situada en el término de un pequeño pueblo de 129 habitantes, a 696 m de altitud, que se llama La Peña, tomando el nombre del fenómeno geológico que distingue al municipio. Está a 88 km de Salamanca, pasando por Vitigudino y siguiendo la SA-314. La peña se ve desde lejos porque se levanta, despejada, en una zona llana.

Desde La Peña

Saliendo del pueblo por la pista que va a unirse con la carretera que va a Pereña de la Ribera, a unos 400 m del pueblo se puede aparcar delante de la Peña Gorda. Está dentro de un cercado, pero se permite el paso.
Para ascender a lo alto de la Peña Gorda debemos tomar el camino al N. Empieza por una pequeña explanada a pocos metros de altura y de muy fácil ascenso. Luego encontraremos una pequeña pared vertical de unos dos metros de altura conocida como Presa Mala, con huecos tallados que asemejan a una escalera. Desde allí deberemos caminar recto hasta llegar a una roca que parece como si estuviera desprendida y entonces girar a la izquierda. En este momento el camino es un poco peligroso, debido a la presencia de malezas que pueden hacernos resbalar si no vamos con cuidado. A partir de aquí lo único que debemos hacer es continuar el ascenso siguiendo los diversos huecos horadados en la peña que nos marcan el camino. Casi arriba encontraremos una oxidada clavija en la roca (F+)(0,20).

Una vez alcanzada la cima podremos sentarnos tranquilamente a admirar las tierras de la región e inspeccionar una serie de lugares emblemáticos de la cima: “la cuna y los cubiertos del Niño Jesús”, el pequeño hueco donde dice la tradición que colocaban la Cruz de Mayo para bendecir los campos, los pozos, y el Callejón de los Infiernos, que da a la cara S. Incluso nos podremos topar con un zorro despistado, que se esconde en seguida.

Para bajar tan sólo debemos desandar lo andado, eso sí, teniendo mucho cuidado de no resbalarnos con el musgo que crece sobre la roca, y sobre todo en los días que haya humedad. La bajada puede durar otros 20 minutos o algo más.
También parece que hay una subida por la cara E., que los peñatos (los habitantes del pueblo) llaman “La escalera del gato”, pero debe de ser bastante más arriesgada, pues en esa parte la roca hace como una “panza”.

La Peña, forma parte del Parque Natural de las Arribes del Duero, que comparten Zamora y Salamanca. En las cercanías se encuentra uno de los lugares más visitados del Parque Natural: el Pozo de los Humos. Es una cascada de 150 metros de caída del río Uces, entre los pueblos de Masueco y Pereña de la Ribera. La visitó en 1898 Miguel de Unamuno, el rector de la Universidad de Salamanca, y la describió con admiración: “Y en la cascada misma, por donde se despeña bramando, preséntanos una vena compacta, una columna que acaba por parecer sólida. ¡Enorme fuerza la que sin aparato alguno, con la sencillez del coloso, despliega!... Es una de las más hermosas caídas de agua que pueden verse entre aquellos tajos adustos. Divídese la cascada mayor en dos cuerpos debido a un saliente de la roca, y va a perderse en un remanso de donde surge el vapor que ha valido al paraje el nombre de los Humos.”

(En cualquier caso hay que hacer la visita en una época que haya agua. A mediados de un otoño seco no había humo y casi tampoco agua).

Un poco más aguas abajo se encuentra la presa de Aldeadávila, guardada por uno farallones de hasta 300 metros de altura. Recomendamos visitarla desde el mirador del Picón de Felipe.

Accesos: La Peña ( 40 min ).

Katalogoak

Irudiak

Track-ak

Iruzkinak