Gora

Lobas (997 m)

remove-icon
Txomin Uriarte
arrow-iconSarrera data
2013/02/19
arrow-iconAldatze data
2013/02/19
Lobas, llamada también Esloa, Asloba y Esloba, es un gigantesco tetraedro regular que destaca entre las montañas del sur, distinguiéndose desde muchos sitios de muy lejos. Está situada al W de la isla entre los barrancos de Tasarte y Tasartico, en la zona de la reserva Natural Especial de Güigüi. Su prominencia depende de Hogarzales (1.066 m), a través de la degollada de Tasartico. Según una leyenda que nos contaron al pie de la montaña, en sus cercanías los aborígenes derrotaron a un ejército de “2.000 vizcaínos” que intentaba conquistar el país.

Es una montaña muy hermosa pero difícil, áspera y exigente. Es muy pendiente, el suelo es árido, el terreno es duro y está lejos de todos los sitios. Los senderos son muy imprecisos y se pierden con facilidad. Todo eso contando con que no se eche la niebla. Así que es una montaña a la que se hace imprescindible intentar subir.

Se le conocen subidas desde cinco accesos diferentes alrededor de ella, en sentido contrario a las agujas del reloj:

- Tasarte
- Degollada de la Aldea
- Degollada de Tasartico
- Casas Blancas y
- Tasartico

(La degollada de la Aldea es el punto clave para todas ellas)

Desde Tasarte

A Tasarte se accede por la GC-205 que es una desviación de la GC-200 que une Mogán con San Nicolás de Tolentino, y que se toma un par de km antes de la degollada de la Aldea. Se atraviesa todo el pueblo hasta el final y se toma una carretera a la dcha que baja a cruzar el barranco de Tasarte. Se sube por la otra vertiente, primero entre casas. Al llegar al alto, entre paredes, se deja a la dcha la carretera que sube a las granjas y se continúa medio km hasta aparcar delante de una finca con una puerta verde, detrás de la que hay un chalet amarillo. Lobas queda exactamente al N, 600 m por encima de nosotros.

Se sale (400 m) por la pista de arriba, a la dcha, atravesando en seguida una cadena. Luego, en un pequeño valle cultivado, dejamos a la izda una caseta bien conservada, con una llamativa puerta azul, y empezamos a subir sin camino, orientándonos por una uve en la cresta al SW de la cumbre, que constituye el collado o degollada de Lobas. Allí termina, o mejor dicho comienza, el complejo barranco de las Eras, que estamos siguiendo aguas arriba.

No hay camino. Hay que ir eligiendo la mejor subida por una especie de “montaña de carbón”. No tiene pasos difíciles pero toda la ascensión es penosa.

Los últimos metros para llegar al collado son un par de curvas por una misteriosa calzada empedrada que aparece y desaparece de repente. Hemos tardado 1,30 h en llegar a la degollada SW de Lobas (700 m). (De ella parte un sendero horizontal balizado con cairns que conduce en 45 minutos por la ladera NW de Lobas hasta lo que los montañeros llaman el “helipuerto” una pequeña repisa en la cresta NE por donde pasan las vías que vienen del norte).

Nosotros, para ascender a la cumbre, seguiremos la arista SW. No hay camino. Al cabo de media hora pasamos al lado de un monolito característico que se ve desde todos los sitios y en otra hora escasa llegaremos a la cumbre de Lobas (997 m) (3,00). La cumbre es claramente identificable y en ella hay mojones gigantes, grandes bloques de piedras. A la vuelta, por el mismo itinerario, podemos tardar prácticamente el mismo tiempo.

Desde la degollada de la Aldea

Se sale desde la misma carretera (642 m), en el también llamado Mirador de Tasartico, con amplio aparcamiento, chiringuito, mesas de picnic, parada del autobús nº 38 … y frecuentes reuniones de moteros. Es también el punto de salida para subir al Inagua, al otro lado de la carretera.

Se sube por la arista hasta una primera cota de 782 m y luego se bordea por senderos que se pierden toda la cara SE, dejando a nuestra dcha la montaña del Lechugal (993 m), casi tan alta como Lobas. Desde el collado S seguimos toda la crestera, pasando por la degollada de la Laja, hasta llegar al “helipuerto” en la arista NE. Agarrándonos con las manos en algunos puntos subiremos a la cumbre de Lobas. En alguna referencia han dado 7 horas para hacer los 10 km de ida y vuelta.

Desde la degollada de Tasartico

Seguimos en coche desde la degollada de la Aldea por la GC-204 hasta el siguiente cruce: la degollada de Tasartico. Desde ese cruce sale la vía que se considera normal para subir al Hogarzales (1066 m) y que empieza pasando al lado de una pequeña cruz metálica, pero luego, por lo visto, se complica y la ascensión resulta dura y problemática.

Tampoco están claras las cosas para ir desde aquí hasta Lobas. La teoría dice que hay que aventurarse por senderos que ladean la montaña de Lechugal por su cara S (la vamos dejando a nuestra izda), hasta que llegamos, si llegamos, al collado S, donde empalmaremos con la ruta que viene de la degollada de la Aldea.

Desde Casa Blancas

Todavía hay menos referencias de la presunta subida desde la pequeña aldea de Casa Blancas, a la que se accede siguiendo la carretera GC-204, en una vaguada entre Lechugal y Lobas. Los pastores conocen alguna subida siguiendo el barranco de las Lajillas hasta dar con la degollada de las Lajas y seguir la referencia anterior.

Desde Tasartico

Ruta comentada alguna vez como solución de bajada por el mayor desnivel existente, ya que Tasartico está a 235 m. Hay un sendero que sale a un km por la carretera que va a la playa del Asno y sube en dirección a Lobas, que queda exactamente al W. El sendero se pierde bastante arriba a unos 800 m y acabaría alcanzando la cresta en el collado SW de Lobas, por donde llega la primera de las vías, la que sube de Tasarte. Quizá se use más para ascender a Mogarenes o montaña de Azeute (891 m) a unos 3 km al SW de Lobas.

Accesos: Tasarte (3h).

catalog-iconKatalogoak

images-icon Irudiak

track-iconTrack-ak

comment-iconIruzkinak