Gora

L´ Offre, Puig de (1.087 m)

remove-icon
Txomin Uriarte
Sarrera data
2014/01/09
Aldatze data
2014/01/09
4
El Offre, visto desde cualquiera de sus vertientes, es un cono perfecto, como un volcán hecho de piedra y de bosque. Es la montaña más bonita de la sierra de Alfàbia y una de las más bonitas de todo Mallorca.

Hay dos itinerarios. El primero es desde el embalse de Cúber, en una travesía circular que recorre “las tres montañas de 1.000 m”, y el otro recorre el barranco de Biniaraix, una de las excursiones más espectaculares de la isla, por un histórico camino empedrado que cuenta 1.932 escalones.

Desde el embalse de Cúber

Iniciamos la marcha en la fuente de Noguer (750 m), cerca del km 34 de la carretera Ma-10, donde hay aparcamiento (que se satura en los días festivos de verano). Tomamos un sendero que va bordeando el embalse de Cúber, que dejamos a nuestra izda, hasta llegar a la Canonada de Emaya desde donde bajamos hasta cruzar el torrente de Almedrá (0,30). Todavía en dirección S, el sendero inicia una subida pendiente, hasta el coll des Bosc (799 m). Cuando accedemos a la meseta cimera desparece el sendero pero por zona muy limpia alcanzamos la cumbre de Sa Rateta (1.113 m) (1,20).

Una pendiente fuerte de bajada en dirección SW y en un cuarto de hora nos situamos en el coll des Gats (995 m) (1,35) (también llamado de Heidi, quizá en homenaje a que constituye una preciosa campa verde que se ve desde lejos). Y empezamos a subir, manteniendo la misma dirección que traemos. Bordeamos por el S, dejando a nuestra dcha la cota 1061 m (que también puede subirse perfectamente trepando un poco) y llegamos a la cumbre de Na Franquesa (1.067 m) (2,25)

Continuamos todo el rato en la misma dirección y en 20 minutos bajamos los cien metros que nos dejan en el coll des Cards (963 m). Y subimos por la arista NE de la pirámide, que en 20 minutos nos lleva a la cumbre de Offre (1.093 m) (3,10), adornada con una cruz de hierro. Vale la pena detenerse aquí un buen rato. La panorámica es mucho más amplia que en las dos cumbres anteriores, porque podemos disfrutar además de la vista del barranco de Biniaraix hasta Sóller y de las cumbres próximas del occidente de Alfàbia (Cornador Gran, Sementer Gran y otras).

Bajamos un desnivel de 200 m hasta el boscoso coll d´en Poma (887 m) y giramos a la dcha, por un sendero mejor que el que traíamos hasta aquí, que bordea toda la cara W de Offre. Y llegamos así al coll de l´Offre (875 m) (3,40). Es un lugar despejado y un importante cruce de caminos, en el que entramos en el GR-221, la “Ruta de piedra en seco” que, cuando esté terminado, recorrerá toda la Tramuntana, desde el port d´Andratx hasta Pollença en un recorrido de 135 km, que se estructura en 8 etapas, con un refugio al final de cada una. (El sendero está totalmente balizado ya desde Deià hasta Pollença).

Así que seguimos el sendero pasando por la masía de Binimorat (800 m) (3,50). Se trata de una cómoda pista que prácticamente sin perder altura va por un pasillo, bordeando las caras N de Offre, Na Franquesa y Sa Roteta y las caras S de la sierra de Cúber, que no alcanza los 1.000 metros pero no baja nunca de los 900 (su punto más alto es la cumbre más al S del cordal, en frente de Binimorat, que se queda en 995 m).

Bordeamos el embalse de Cúber por el NW para llegar a la font des Noguer (5,00)

Desde Biniaraix

Biniaraix (100 m) es una pequeña población que está a las afueras de Sóller y a la que se llega entre calles y por la carretera Ma-2122. En el pueblo hay poco sitio para aparcar, por lo que se recomienda aparcar a la entrada.

A la salida del pueblo dejamos a un lado el lavadero público y la font d´en Dent y tomamos el camino de carro de la dcha, llano y con un cartel de “Offre-barranc de Biniaraix-Lluc” y con señales de GR-221 (100 m). Cruzamos el torrente y entramos en el famoso empedrado (viene de la cultura árabe, para el aprovechamiento de los olivos). El camino se estrecha, la pendiente se acentúa y justo antes del segundo puente sale por la dcha un sendero, el auténtico “camí vell” que sube a media altura de la ladera y que tomaremos a la vuelta.

Nosotros cruzamos el torrente y seguimos por el fondo del barranco, ganando altura con sucesivas curvas serpenteantes en un tramo conocido como “Ses Voltetes”. Llegamos a S´Estret, un desfiladero profundo y sombrío en el que las altas peñas casi se tocan. En seguida confluye por la izda el torrent des Vergers y llegamos a las únicas casas habitadas que hay en el barranco: can Siles y can Sivella (si hemos encargado antes, nos pueden dar de comer, para tomarnos el lujo de degustar la comida mallorquina).

Pasamos después por uno de los sitios más bonitos de la subida, la Gorg de Can Catí: cascada y horno de cal (420 m) (1,00) (Obviamos una desviación a la dcha, donde llega el final del “camí vell” que seguiremos a la vuelta). Seguimos a la izda, en una dura subida que abandona el fondo del barranco y pasa debajo de las covas d´en Mena, una gran gruta de color rojizo que se ve desde Sóller. Cerca del final del camino, franqueamos una barrera y llegamos a un lugar conocido como el salt des Cans, donde el torrente se despeña. El camino bordea el precipicio y recupera el torrente, que discurre a nuestra dcha. Un poco más arriba nace un camino que hacia la dcha lleva a la cima del Cornador, al mirador de Xim Quesada y a un refugio libre.

Concluido el camino del barranc de Biniaraix, giramos a la izda y se nos abre una nueva panorámica, dominada por las cercanas casas de l’Ofre, viendo ya detrás el cónico Puig de l´Offre. A poca distancia de las casas (es una posesión a la que no se puede entrar), pasamos junto a una cruz colocada en 2008. Desde la cruz, cogemos un camino de carro que irá entrelazándose con el camino viejo, una antigua senda de herradura que recomendamos tomar siempre que podamos. El camino viejo avanza, en ascenso, junto a un arroyo que ocupa el centro de la vaguada (“coma”), en el que podremos encontrar la font de la Teula. La subida concluye en el coll de l’Ofre, presidido por otra cruz metálica (875 m) (2,15).

Cambiamos de sentido y nos vamos hacia el S, por un sendero que bordea toda la cara W de Offre hasta el coll d´en Poma (887 m). Volvemos a girar totalmente hacia el N, salvando un fuerte desnivel de 200 m, para subir a la despejada cima de l´Offre, adornada también con una cruz de hierro, y que goza de una magnífica panorámica (1.093 m) (2,45).

Bajamos por el mismo itinerario hasta el coll de l´Offre y hasta la Gorg de Can Catí. Allí vamos a abandonar el camino de subida para bajar por el espectacular camí vell. Pasamos a la izda del barranco, subimos 20 minutos por un tranquilo sendero de carro para llegar al coll d´en Se y empezamos un vertiginoso descenso que en menos de una hora nos lleva al comienzo del camino del barranco por el que está señalado el GR-221. En otros 10 minutos llegamos a los lavaderos de Biniraix

Accesos: embalse de Cúber ( 3h 10 min); Biniraix ( 2h 45 minin).

Katalogoak

Irudiak

Track-ak

Iruzkinak