Gora

Vinyes, Puig de Ses (1.109 m)

remove-icon
Txomin Uriarte
Sarrera data
2014/01/15
Aldatze data
2014/01/15
1
El Puig de Ses Vinyes es uno de los miles menos frecuentados de la Tramuntana. Está empequeñecido a los pies del Puig Major, que le come toda la prominencia y del que viene a resultar el hermano pequeño, pero se trata de una montaña de roca caliza recomendable por su belleza, por sus espléndidas vistas y por sus interesantes subidas.

Vamos a reseñar tres subidas: la cresta SE que es la más clásica y a la vez la más bonita; la cara S que es la más directa; y la de Turixant que es la más fácil.

Desde el mirador de Cúber

Se sale del mirador de Cúber en el Km.35 de la carretera que va de Sóller a Pollença (823 m), después de pasar la Base Militar. Bajando unos metros por la carretera en un estrechamiento de la calzada hay a la izda un cairn (montón de piedras) que indica el comienzo del camino.

Entramos hacia la dcha, en dirección NE, que no perderemos en toda la subida, animados por varios cairns. En 10 min llegamos al comienzo de la cresta, que tenemos que seguir por un terreno complicado de roca caliza. A los 30 minutos habremos ganado un amplio collado con un llano herboso. Seguimos subiendo y bajando por la cresta, pasamos por una cumbre accesoria llamada Penya des Migdia (989 m) (1,00). 10 minutos después llegamos a otra cumbre, Puig de Sa Plana (996 m), siguiendo los cairns.

Tenemos en frente dos gendarmes, que se pueden pasar por toda la cresta en una zona aérea. Es más sencillo bajar hacia la izda (W) y seguir a media altura hasta encontrar una cancela con su escalerilla metálica que nos permitirá llegar al amplio collado (1,40).

Ascendemos por la izquierda del filo de la cresta. El terreno se hace más vertical y aéreo, con tramos en los que es necesario emplear las manos. Una pared rocosa parece que nos impide el paso. Hemos de fijarnos en una clara cornisa, unos metros más arriba, que asciende de izquierda a derecha. Para alcanzarla descendemos unos metros a la izquierda, hasta situarnos frente a una estrecha chimenea o fisura, trepando por la cual desembocaremos en la mencionada cornisa. La ascendemos hacia la derecha, hasta que se acaba. Queda una trepada aérea, por las rocas de nuestra izquierda y alcanzar la cima (1.109 m) (2,10). Un curioso belén, un libro de registro y hermosas vistas.

La bajada la realizamos por la cara Norte. Desde la cima, avanzamos unos metros en el mismo sentido de subida, hasta encontrar a la izquierda los hitos que nos irán marcando la bajada más fácil por esa ladera. Encontramos un tenue senderillo en dirección, SW, que nos lleva hasta una escalerilla metálica que salva una rejilla. Continuamos en la misma dirección guiándonos por los escasos cairns, entre rocas y carrizos, hasta encontrar otra escalerilla que salva una nueva rejilla y que nos deja en la entrada del pinar. En seguida encontramos una pista, que sin dejarla, a pesar del par de revueltas que hace, nos conduce junto a una nueva escalerilla, para salvar la barrera de una pared medianera.

Superada la barrera, seguimos los cairns, ahora sin camino, que nos irán derivando poco a poco hacia la izquierda, en suave subida, para ir adentrándonos en la vaguada que acaba en la carretera, donde a pocos metros a la derecha, tenemos el coche (3,30) .

Desde el embalse de Gorg Blau

Se sale del aparcamiento del refugio Antonio Caimari, en la parte S del embalse de Gorg Blau, en el km 32 de la carretera que va de Sóller a Pollença (620 m). Mirando hacia Sóller, se pasa una rejilla con postes de madera y dejándola a la izda se asciende por la empinada ladera, hasta llegar a la base del roquedo (0,20).

Es cuestión de ir subiendo, con una pendiente muy fuerte, buscando de vez en cuando los hitos o cairns, manteniendo una dirección N, con variaciones a dcha e izda, para ir buscando el paso más cómodo. Llegaremos al amplio collado entre el Puig de Sa Plana y el Puig de Ses Vinyes, después de los dos gendarmes que hemos citado en la subida por la cresta (1,00) y treparemos las rocas finales siguiendo aquel itinerario hasta llegar a la cima (1.109 m) (1,30).

Hay una alternativa de bajada, siguiendo hacia el NE la cresta de Turixant, para llegar a la parte N del embalse de Gorg Blau. Se hace todo el rato en dirección NE, por el filo de la cresta o dejando la cresta a nuestra izda, buscando siempre el mejor camino. La pendiente es fuerte y y hay que hacer algún pequeño destrepe. Llegamos a un punto en el que una peña impide el paso por la cresta (4,45). Es el momento de abandonarla y empezar a bajar por la ladera SE, muy pendiente, dirigiéndonos a unas torres metálicas de conducción eléctrica, hasta que llegamos al camino que comunica el aparcamiento de la boca S del túnel de Turixant con el embalse (610 m). Volvemos 2 km por la carretera para recuperar el coche (5,20)

Desde la boca N del túnel de Turixant

Tiene que haber un camino evidente, muy sencillo, que salga de la boca N del túnel de Turixant (680 m). A unos 150 m del túnel, siguiendo por la carretera, llegamos a las construcciones de la antigua alquería arábiga de Turixant de Dalt. Allí tomamos a la izda una pista que va en dirección W a través de un encinar, al cabo de 1 km pasa por la Font des Joncs (740 m) y nos lleva en otro 1,5 km hasta lo alto de la vaguada, en la Font de S´Escudella (910 m) y el collado de S´Escudella (929 m) ( 0,45).

Allí nos encontramos con el sendero que, por unos matojos bastante sucios, viene desde la primera curva de la carretera militar que sube al Puig Major. Superamos una alambrada por una escalera metálica y, seguimos por un difuso sendero señalado con cairns que va subiendo con fuerte pendiente, en dirección E, hasta llegar a la cresta cimera, muy cerca de la cumbre del Puig de Ses Vinyes, que queda unos metros a nuestra izda (1.109 m) (1,25).

Accesos: Mirador de Cúber ( 2 h 10 min ); Embalse de Gorg Blau ( 1 h 30 min ); Boca N de Turixant ( 1 h 25 min ).

Katalogoak

Irudiak

Track-ak

Iruzkinak