Gora

Santa Àgueda, Agulles de (538 m)

remove-icon
Javier Urrutia
Sarrera data
2013/05/04
Aldatze data
2016/04/04
6

Dentro del ámbito del parque natural del Desert de les Palmes, la cumbre más característica no resulta ser su punto más elevado, Bartolo ( 736 m ), sino una crestera mellada de puntas de arenisca que se conoce con el nombre de Agulles de Santa Àgueda ( 538 m ). El topónimo Santa Àgueda se extiende, en general, a todas esta parte del macizo, debido a la ermita de Santa Àgueda y Sant Antoni ( 145 m ) que se sitúa en la vertiente S.

La arista está formada por varias cumbres que se agrupan entres bloques principales.

Sobre el bloque S se alza El Agulló ( 536 m ). Aunque no es la cumbre más elevada del conjunto es la que se suele identificar frecuentemente como la cumbre principal. Su acceso es el más rápido, el que cuenta con mejor sendero y sin apenas dificultades, por lo que es la cota más visitada. A ella no sólo acudirán los montañeros y los senderistas, sino también "chancleteros" y, en general todo un elenco de gremios que para nada estiman la naturaleza, ni siquiera dentro de un parque natural, como es este del Desert de les Palmes. Y allí encontraremos muchas pintadas, que aunque no pueden prosperar nítidas demasiado tiempo sobre una superficie tan desgastable como los cantos de arenisca, ahí han querido dejar huella de su paso. En el acceso sólo se debe superar una fácil placa (I) y una estrecha chimenea.

En el bloque central se pueden encontrar dos cotas interesantes. Una que constituye el verdadero punto álgido del cresterío ( 538 m ) y una segunda cota algo inferior ( 536 m ), en el que destaca un bellísimo canto que escora sobre el aventurado vacío. Finalmente, existe una cota más que constituye el bloque N (534 m ), justo antes del collado de Santa Agueda ( 415 m ), por donde cruza un sendero de PR

Evidentemente, la actividad más interesante que se puede trazar en este pequeño macizo es la travesía de sus puntas, existiendo variantes según el atrevimiento y el material de aseguramiento del que se disponga, ya que es posible asegurar algunos pasos y efectuar rápeles y pequeñas escaladas en algunos casos, como se irá describiendo.

El Agulló ( 536 m ), Vía Normal (F)

Desde Benicàssim, tomaremos la carretera del Desert de les Palmes. Al cabo de unos 6 km se alcanza el llano de Miravet ( 335 m ). En este lugar, un ramal de carretera asfaltada desciende por el barranco Miravet. Tomando esa carretera, a unos 500 m encontramos una primera señal del PR-CV 397 que se dirige a Benicàssim. Muy cerca se encuentra la Font Talla, siendo posible aparcar en las inmediaciones.

Tomaremos ese sendero del PR. A unos 100 m del punto de salida, un sendero a la izquierda se sumerge entre vegetación y comienza a orientarse hacia la aguja que nos domina claramente. Tras alcanzar una pequeña cota ( 392 m ), donde se eleva un gran hito de piedras, y un leve collado ( 387 m ), la senda prosigue en dirección E, netamente hacia la aguja. No hay marcas de pintura, pero algunos hitos pueden ser localizados en los puntos más estratégicos, por lo que prestaremos atención para seguirlos ya que la vegetación de pequeños arbustos puede impedir percibir en todo momento el itinerario.

Tras aproximarnos al roquedo, buscaremos la vertiente N frente a la carretera, para llegar a una pequeña placa equipada con un rústico segmento de cuerda. Luego, hacia la izquierda, nos deslizaremos por el fondo de una grieta que forma una chimenea entre las dos cumbres del Agulló. La cima más elevada es la de la derecha y se alcanza trepando los bloques finales ( 536 m )(F). Excelente panorámica sobre el área de Benicàssim y la Plana de Castellón, con la capital de la provincia al fondo.

La cima de la izquierda, es más complicada de alcanzar porque requiere una pequeña escalada de unos 8 m. de altura equipada con dos spits, pero con bastantes pocos agarres hasta que se supera el segundo seguro (6a).

Arista del Santa Àgueda

Se puede hacer la travesía en cualquiera de los dos sentidos. La describiremos de N a S indicando sus variantes.

Como en el caso anterior utilizaremos para la aproximación del sendero PR.-CV-397, partiendo del Llano de Miravet ( 335 m ), pero, en esta ocasión, sobrepasaremos el primer indicador del mismo, para irnos, a 750 m. del inicio del ramal carretero, al segundo, señalizado como "PR-CV 397 Agulles de Santa Àgueda 1.281 m / 35'. Benicàssim 5.863 m / 1h 48' ". Esta senda nos transporta en una media hora de marcha aproximadamente al Coll de Santa Àgueda ( 415 m ). Continuando por él durante hora y cuarto más de marcha se llegaría a Benicàssim.

Abandonamos el sendero para enfilar (SW) hacia las agujas. Podremos encontrar algunos hitos entre la vegetación que nos tratarán de ayudar a encontrar el camino de aproximación hacia la primera aguja, que se aborda remontando entre bosque placas y pequeños resaltes de su vertiente E. Tras coronar la elevación ( 534 m ), destrepamos a una brecha ( 516 m ) para acometer el bloque central de agujas.

La variante más simple, busca a la izquierda la parte baja del escalón que da acceso a una rampa rocosa que se termina en una proa asomada sobre el acantilado, aunque el punto más elevado se encuentra unos metros más adelante ( 536 m ). El acceso más directo desde la brecha obliga a una corta escalada poco expuesta de unos 4 m del resalte (III) que conduce a la rampa rocosa. Los hitos evitan por el W el acceso a esta cumbre.

Desde la cima, hay tres maneras de continuar:

a) La más inmediata es un corto rápel ( instalado ) hasta la siguiente brecha ( 524 m ).
b) Destrepar por la vertiente E para localizar un agujero en la roca que da acceso a un conducto o pequeña chimenea vertical interior, que se puede destrepar (III), aunque existe la posibilidad de rápel ( instalado ) y de asegurar cuando se practica el itinerario en el sentido contrario.
c) Destrepar y descende por la vertiente E al encuentro de los hitos, que permiten el contorneo de esta cota evitando las complicaciones. Si se procede de este modo y proseguir desde la brecha siguiente se debe remontar una inclinada placa monolítica de roca.

Situados ya bajo la cumbre principal ( 538 m ), abordaremos un corto resalte para acceder a la placa inclinada que conduce al escarpe más asombroso del cresterío, totalmente volado sobre el vacío que impone la muralla que forman las agujas. El punto más elevado se localiza un poco más adelante. Proseguir la marcha sobre la cresta, repara en dificultades, al existir una brecha muy estrecha seguida de un resalte difícil antes de un gendarme. Por ello se suele destrepar al E (II) y buscar los hitos que señalan la travesía de las agujas bajo la arista.

Ahora seguiremos el itinerario balizado que vuelve a encaramarse a lo alto de la cresta para acercarnos hacia la base del Agulló ( 536 m ) en la parte final se rodea por la derecha el bloque terminal para dar con la parte final de acceso al torreón, justo en la placa equipada con la cuerda. Se corona, entonces, la cima del Agulló ( 536 m ).

Accesos: Llano de Miravet ( 40 min ); Travesía completa de las agujas ( 2h ).

Katalogoak

Irudiak

Iruzkinak

  • item-iconMatilde Sanz Rebato
    2016.eko apirilak 3a

    Que nadie suba en chancletas.