Gora

Tres Obispos, Punta de (1.229 m)

remove-icon
Itziar Lazurtegi Mateos
Sarrera data
2013/06/30
Aldatze data
2016/05/22
2

Cumbre de la Sierra de Santo Domingo donde confluyen las jurisdicciones de las diócesis de Huesca, Jaca y Zaragoza, circunstancia a la que debe su nombre. Como acercamiento hasta su base podemos utilizar un magnífico sendero que une las poblaciones de Villalangua y Agüero cruzando la sierra a través de la singular brecha o Achar de la Osqueta (1.175 m). El tramo final de la ascensión se realiza sin senda aparente y entre espesa vegetación arbustiva que obstaculiza el paso hacia la cima.

Desde Villalangua

Al S. del pueblo (640 m), tomamos el P.R.-HU-97 (Villalangua-Agüero) y cruzamos el río Asabón por un puente peatonal. En la orilla opuesta enlazamos con una pista que nos lleva al inicio del antiguo camino de herradura que comunicaba el valle con Salinas Viejo a través de la Foz de Salinas. El sendero nace a la izquierda de la pista junto a un gran roble (Indicador)(670 m)(0,15) y asciende entre campos de labor en paralelo a una acequia, entroncando más adelante con otro camino procedente de Salinas de Jaca, lugar donde también se puede empezar el recorrido (757 m)(0,25).

La ruta se interna a continuación entre las paredes verticales de la espectacular Foz de Salinas y alcanza una vistosa cascada (798 m)(0,35) en cuyo alrededor podemos apreciar formaciones de tosca o toba calcárea, una roca de baja densidad y aspecto esponjoso formada al precipitar el carbonato cálcico disuelto en el agua sobre los musgos, tallos u otros vegetales que crecen en su entorno húmedo.

Cruzamos un pequeño puente que salva un derrumbe del camino y llegamos posteriormente a la iglesia de Salinas Viejo, en estado de ruina progresiva (921 m)(1,00). Mucha precaución si se accede al interior del templo pues ya se han desprendido varias piedras de la bóveda y se ha desplomado gran parte de la techumbre del coro, pudiendo caer más cascotes en cualquier momento. Aunque no lo parezca por su estado de abandono, este pueblo cuenta con más de mil años de antigüedad. Tras gozar de épocas de prosperidad, con el decaimiento del negocio de la sal a mediados del S. XX comenzó el paulatino despoblamiento del núcleo, lo que unido a varios deslizamientos en las laderas provocó que sus últimos 120 habitantes se trasladaran a Villalangua y a Salinas Nuevo (Salinas de Jaca).

El camino salva más adelante la cabecera del Barranco Salau y enfila luego hacia el Achar de la Osqueta, un visible portillo con forma de W que permite el paso a la vertiente meridional de la Sierra de Santo Domingo (1.175 m)(1,35). Seguimos a la izquierda de la Osqueta y descendemos (SE) hasta la Collada Rasiello, donde se encuentran los Corrales de la Rabosera y un refugio de color verde (1.123 m)(1,45 m).

Aunque no tiene especiales difultades, a partir de aquí el acceso a la Punta de Tres Obispos (1.229 m) se torna un poco farragoso debido a la vegetación, tal y como hemos comentado al inicio. Una posibilidad es coger un sendero que sale a derecha del collado (W) y seguirlo entre el bosque hasta alcanzar el cordal que une la Punta de Tres Obispos (1.229 m) con la Punta del Cabezón (1.107 m). Antes de comenzar el descenso hacia la cabecera del Barranco Artaso, se gira a la izquierda (E) para progresar, por terreno enmarañado, hasta la cima (1.229 m)(2,15).

Otra opción es seguir el P.R.-HU-97 hacia Agüero (SE) y, poco antes del desvío hacia el collado occidental de la Punta del Rey (baliza)(1.140 m), continuar por la derecha (W) hacia la cumbre. En este caso podemos aprovechar el cauce de un pequeño barranquillo como guía.

Por si alguien quiere probar, desde el collado occidental de la Punta del Rey (1.171 m) también parece factible seguir la cuerda (W) hasta la Punta de Tres Obispos (1.229 m), o mejor a nivel algo inferior, en flanqueo por la vertiente S., ya que parece estar más limpia de vegetación.

Desde Agüero

En Agüero (720 m), ascendemos por sus empinadas calles hacia la zona alta de la población y bordeamos los Mallos por la vertiente occidental, siguiendo un sendero que transcurre pegado a la base de estas magníficas formaciones de conglomerado. Al alcanzar un rellano (740 m), cerca de una caseta, se continúa por la izquierda camino de Villalangua y se entra en la Foz de Pituelo, un bonito tramo en balcón sobre el Barranco de Castillo Mango o de La Rabosera, según mapas. El sendero deja atrás la Cueva de Al-Foraz, atraviesa un estrecho paso entre peñascos y desciende suavemente hacia el Barranco para cruzarlo más adelante (724 m)(0,50).

Ya en la otra orilla, ascendemos hacia el Solano Jiménez donde encontramos una antigua edificación (840 m) y seguimos ganando altura, atajando las revueltas de una pista, hasta alcanzar una segunda construcción (920 m). La ruta progresa entonces hacia el N. encaramándose al cordal de Solano Blasico (989 m), donde gira al W., flanquea después el Cerro Salcerola (1.146 m) y llega al Collado Picha, punto en el que se juntan varias pistas (1.079 m)(2,05).

Avanzando de frente (N)(Indicador a Villalangua), se traspone el collado occidental de la Punta del Rey (1.171 m) para descender seguidamente a la Collada Rasiello (1.123 m)(2,40). Lugares desde los que se alcanza la cima según las opciones señaladas anteriormente (1.229 m)(3,10).

Accesos: Villalangua (2h 15 min); Agüero (3h 10 min ).

Katalogoak

Irudiak

Iruzkinak