Gora

Morrano, Pic de (2.812 m)

remove-icon
Josep Pérez Tomás
Sarrera data
2014/02/15
Aldatze data
2014/02/15
1
Anque no es la ruta más directa planteamos un itinerario circular más completo donde se alcanzan las cumbres del Pic Dellui ( 2.800 m ), el Pic de Nariolo ( 2.857 m ) y el Pic Morrano ( 2.812 m ).

Desde e Pantá de Sallente

Iniciamos en la presa del Pantá de Sallente( 1.760 m ), la siempre dura senda de Pigolo, ganando los primeros 300 m. de desnivel hasta el mismo carrilet. Las vacas acampan a sus anchas, sin saber muy bien por dónde empezar su labor de cada año, esta semana por fin han podido subir a la montaña, unas tres semanas más tarde de lo habitual.

Atrás dejamos el Estany Gento ( 2.164 m ) y el teleférico, avanzamos por la empedrada senda G.R. que nos eleva al próximo estany, el Tort ( 2.290 m )(1,15). Este aún conserva sus grandes témpanos flotando a la deriva. Ahora no queda otra que seguir la transitada senda que nos bordea en sucesivos sube y baja la cuenca lacustre de Tort hasta la intersección de sendas, la del Collado Dellui y la de Subenuix. Un gran nevero ocupa aún la senda al collado de Dellui, cuando se termina, dejo la senda a mi derecha y prosigo elevándome por terreno muy empinado y glevado hacia la cresta, entre el collado y la cumbre de Dellui (2.565m)(2,30). La cresta ofrece una bonita perspectiva de la vertiente y circo de Dellui, más su estany, más un magnifico cordal de grandes cumbres en el horizonte. Una amplia cresta casi hasta su final, donde se quiere recortar un poco entre grandes bloques a modo de defensa, como queriendo recordarnos que se trata de una cumbre “2800”, así, sin más pisamos su cumbre, la cual es formada de grandes bloques graníticos: Pic Dellui ( 2.800 m )(3,00). La cumbre nos ofrece una esplendida visión a 360º a modo de recompensa por nuestro esfuerzo.

Descendemos hacia el collado que separa el Pic Dellui ( 2.800 m ) del Pic de Nariolo (2.857 m) con una bonita perspectiva del rocoso circo de Morrano, donde casi es ocupado por el Estany Major de Morrano, aún bien helado. Ahora nos elevamos pegados al cresterío, mirando de sortear un gran nevero casi a toda cresta. La cresta conforme nos acercamos a la cumbre se presume recortada y aérea, pero soslayando bloques por el E. o trepándolos (I) alcanzamos esta importante cumbre de Nariolo ( 2.857 m )(3,45). Que decir, si Dellui nos deleito esta no se queda atrás en nada si no más bien que aún son más espectaculares, y claro diferentes también.

Continuamos la marcha, descendiendo a la próxima depresión (W), que aún que parezca el collado de Morrano no es así, ya que el verdadero collado aún no lo divisamos. Entre roquedo y terreno arenoso por la erosión del granito alcanzamos dicha depresión (2.730m). Una grande y diferente visión nos ofrece este collado del esplendido circo de Morrano. Ahora nos elevamos hacia el saliente puntiagudo a modo de cima, pero sin alcanzarlo, sino más bien soslayándolo (S) ya que si lo alcanzamos tocará volver a descenderlo (a mi me paso) ya que la vertiente que no vemos es cortada a cuchillo sobre el collado de Morrano. Así alcanzamos una depresión a modo de collado donde lo mejor para descender, es alargarnos hacia nuestra izquierda y una vez a la altura del collado trazar una diagonal hacia él (2.633m)(4,15). Otra diferente y espectacular visión, el circo de la Ribereta con su bucólico estany, más a nuestra derecha el gran e impresionante cortado granítico que hemos soslayado por el S.. Ahora sí, ahora ya podemos elevarnos hacia la cota deseada, a la cual he dado un rodeo esplendido, pero también agotador. Está pendiente ya hace resoplar más de lo habitual, paso a paso nos acercamos a su cumbre ( 2.812)(4,45). Es una gran losa granítica.

Recargadas las “pilas” vamos a descender por este diferente y esplendido circo lacustre de Salado, (Circ de Cogomella) para contactar con la senda GR-11-20 cercanos al Collado de Font Sobirana (2.446m.). Descendemos pues, para realizar lo propuesto no es otra que dirigirnos al “centro” del circo, mirando de encontrar el mejor paso, entre constantes sube-baja donde más abajo algún hito podemos localizar. Así, el primer estany con el cual contactamos, Estany de Reguera (2.430 m), ya recuperamos una senda, la cual nos ira transportando a los siguientes estanys. Mucho hielo les queda aún a estos estanys este año, así pasamos a tocar del Estany de Grenui (2.450 m), donde la senda nos lleva a descender al Estany de Morera (2.373m) y hacia su represa, alcanzando la senda G.R. (5,30). El Collado de Font Sobirana cercano esta, pero toca elevarnos hacia él, la senda nos ofrece a vista de pájaro una esplendida visión del Estany Tapat el cual tenemos debajo. Si miramos atrás, visualizaremos la cota y circo por el cual acabamos de transitar, simplemente esplendido, así llegamos al Collado de Font Sobirana (2.446m)( 5,45).

Aquí podemos tomar la decisión de ascender el Pic de l' Espada (2.549m) donde solo son cien metros de desnivel a ganar y, luego un vertical descenso de casi 900 m. nos baja directos a la misma presa de Sallente. Este descenso no es fácil ni recomendable, más, cuando más cerca estemos del embalse, ya que es muy empinado y recortado, de aquí salió toda la piedra-escombrera que sustenta la presa de Sallente, en voladuras diarias, por lo que hay que ser consciente de donde nos metemos. Sí que es directo, pero también muy agotador. Dicho lo dicho, remontamos este centenar de metros y alcanzamos el hito cimero de esta humilde pero espectacular cota, la cual en invierno es recorrida en esquí de travesía. Muy buenas las perspectivas que nos ofrece; Valle de Riqüerna y cumbres que lo circundan, pero sobre todo la vista se desplaza hacia las “cercanas” y majestuosas cotas del sector, Subenuix, Peguera, Saburó, Mainera, Montsent, etc., etc. Soberbio.

Vamos a descender hacia el visible embalse, los primeros metros son de muy mal avanzar a causa de un cascajo mediano, el cual se pisa muy malamente, añadiéndole una verticalidad acusada, así vamos descendiendo cercanos al margen derecho de la “cicatriz” canal ocupada por un nevero. Luego se combina con algo herbado y arbustos de altura donde el pie lo agradece al poder apoyar algo mejor. La carretera que bordea el embalse la vemos, pero solo la vemos, ya que nos queda quizá lo más duro de lo que llevamos descendido. Con algunos pinos vamos topando y el terreno se empina cada vez más, cuesta mantener el equilibrio, desciendo unos metros por el centro de la canal, aprovechando unos cortos neveros, el momento más “agradable” del descenso, ya que pronto tenemos que salir de él. Cada vez hay más arbolado y parece que la cosa sea para mejor, pero no, no es para mejor si no que empeora. La razón lo comentado más arriba, este arbolado fue replantado al finalizar las voladuras, para “reparar” el daño visual al cual quedo la ladera. ¿ Qué encontraremos? pues cortados de sobre 10 m. uno tras otro a modo de grandes escalones, por los cuales es bastante difícil descender. Yo personalmente ya lo sabía, más aún que estuve trabajando en esos tiempos en Estany Gento dos años. Pero lo que no sabía es que estos cortados los habían “capado” ósea incomunicados, para que nadie pudiese subir con vehículo alguno, y casi ni a pie. Bien, al primero que llego de frente no puede ser, me desplazo un poco a la izquierda y no lo veo claro, ahora a la derecha y tampoco, pero me decido por este, equilibrios y magia, llego al segundo, más de lo más, el tercero ya me cuesta un poco más. El cuarto aprovecho el arbolado para descender y con un poco más alcanzar la carretera del embalse. La alternativa mejor que evita los resaltes es descender el lomo S. (Pala de Polvorós) y remontar la pista en busca del vehículo. Ya solo me queda que cruzar la presa en busca del inicio de esta larga actividad (1.760 m )(7,30).

Accesos: Pantá de Sallente (4h 45 min ).

Katalogoak

Irudiak

Iruzkinak