Gora

Pa de Sucre (2.860 m)

remove-icon
Josep Pérez Tomás
Sarrera data
2014/03/06
Aldatze data
2014/03/06
1
Típico recorrido en arista en la Serra de Tumeneia, la cual se encuentra a caballo de l’ Aran y Boí. A modo de alargada espina dorsal, inicia su andadura muy cercana al Estany de Monges y, prolongándose hasta la Brecha Peyta y macizo de Besiberris. Profundas brechas, paredes tenebrosas o afiladas espadas, son su carta de presentación. Si hay un cresterío que pueda hacerle sombra, al mismísimo cresterío de Besiberris, pero con menos fama, que no prestigio, no es otro que la cresta de Tumeneia-Harlé.

Tras la dura aproximación al Coll d' Harlé (2.728m), iniciaremos la escalada esta cumbre y la Punta d' Harlé ( 2.885 m ), ambas de mucho renombre en el colectivo montañero, rodeadas de “espadas en alto” como, por ejemplo, el casi inexpugnable Mussol de Tumeneia (2.832m), una altiva, soberbia y blanquecina aguja, o más bien, una gran y vertical torre que cuelga al SW de Pa de Sucre.

Por cierto, nombrada esta figura tan singular, indicar que nos encontramos en un entorno único. El Románico de Boí-Taüll de patrimonio mundial) es todo un paradigma, su estilo arquitectónico inconfundible, sus torre-campanario cuadradas e integradas absolutamente en el entorno. Esos maestros-constructores lombardos que el señor feudal d’ Erill contrato venían del norte de Italia . Pero viendo de las “Torres-Agujas-Pilares” de las cuales estamos rodeados en este salvaje-caótico entorno, tal vez pudieran haber encontrado más cerca... Otro ilustrísimo arquitecto, una de sus obras más emblemática (Pedrera de Gaudí), la inspiración le vino visitando l'Argenteria en Congost de Collegats, simplemente no deja de ser anecdótico.

Desde Cavallers (PD+)

Tras estacionar en la última curva de la carretera a la presa (1.736m) remontamos los pocos metros que nos separan de ella y así avanzar por la empedrada y un poco cansina senda que bordea dicho embalse. Sin haber ganado mucho desnivel nos encontramos tras media hora larga de marcha en el Planell de Riumalo; varias opciones tenemos para alcanzar el Estany Cloto. La más larga pero a la postre más “cómoda” es seguir la senda que llevamos hasta casi las inmediaciones del refugio Ventosa i Calvell y, enlazar con la senda a los Estanys de Tumeneia. La otra es, el barranco de Malavesina (itinerario a Besiberri N.) y posteriormente sobre cota 2.550 m pasamos a la otra vertiente, y así remontarnos hacia el Pas dels Isards (2.746m). Otra más es, remontarnos directos al Estany Cloto por el margen izquierdo de la torrentera. No hace falta decir que su progresión es salvaje totalmente, muy empinado, y hasta que no salgamos de la zona rocosa-boscosa es intuir el mejor paso, más por mucho que miremos, seguro que en pequeñas complicaciones nos metemos, al gusto.

Casi al final de la pleta de Riumalo (Les Llastres) abandonamos la perfecta senda y dirijo mis pasos a cruzar el río y la morrena, hacia la visible cascada de la torrentera que cae desde Estany Cloto. En cortos escarpes rocosos usaremos las manos, la alta hierba dificulta el avance, los pinos, rododendros, nerets, etc. a veces nos separaremos bastante de la torrentera, así, con más pena que gloria salimos del duro tramo boscoso. Ahora la pradera alpina y sin obstáculos remarcables, da paso a que la progresión mejore, más ya divisamos allá arriba perfectamente los objetivos. Seguimos progresando cercanos a la torrentera, donde los grandes bloques graníticos ya se nos muestran, esto hace que el agua no la veamos, y elevándonos entre ellos alcanzamos el Estany Cloto (2.333m)(1,45).

Impresionante la visión que tenemos de Pa de Sucre ( 2.860 m ), Harlé ( 2.885 m ) en cambio, un gran contrafuerte impide visualizar su también altiva silueta. Hacia la izquierda hay que proseguir, traspasamos un tramo de bloques en una diagonal a la base de la muralla, muralla rocosa que cierra la cubeta del estany Cloto, la cual precede al roquedo superior. Un estrecho corredor herbado nos da la posibilidad de elevarnos, en fuerte pendiente y así progresar sobre la parte superior. Ahora, en diagonal a la derecha, por la fuerte pendiente herbosa, hace que el pie no trabaje bien, donde una caída nos lanzaría directos al estany, vamos acercándonos al caótico roquedo, donde la tierra poco a poco desapareció y solo la roca desnuda sobrevive. Entramos en la cubeta superior donde grandes neveros quedan este año, el señor Mussol, altivo e impasible contempla mi penosa progresión entre un mar de caóticos bloques, más un gendarme es guardián perpetuo del Coll d’Harlé, donde al poco y resoplando alcanzamos (2.728m)(2,35).

Con la mirada esta abstraída en la impresionante silueta del Mussol de Tumeneia, observamos un entorno donde mires donde mires todo parece estar en “pie de guerra”, son espadas en alto. La trepada hacia la depresión del Mussol, no es muy difícil, si no nos embarcamos, terreno expuesto, en un principio se trata de realizar una amplia “Z” a modo de terrazas, donde su graduación no tiene que sobrepasar el (II). En su inicio no visualizamos hito alguno, más arriba topamos con una instalación de rápel. Una amplia lastra nos eleva a la depresión, antes la mirada enfoca al cielo, para admirar tan altiva “construcción” Mussol (2.832m). Una fina línea recorre su vertical vertiente (E)(6a).

Ahora si visualizamos hitos, los cuales nos conducen a superarnos unos metros por el cresterío (II) dando vista de la espectacular vertiente NW. más el estrecho corredor herbado por el cual tenemos que proseguir. Dos posibles itinerarios (II+), el más corto y a la postre directo a la cresta, la cual hay que reseguir hasta una brecha es; continuar hasta su final este empinado corredor herbado, un hito colocado, más la continuación son 15 m. de trepada en placa de buena calidad, alternado el (II) así alcanzamos un saliente a tocar de la cresta, donde hemos colocado una vaga y maillón para rápelar o asegurar.

Creo que esta es la mejor opción. La otra es; a medio corredor se ve factible ascender por una placa-vira (II) unos 8-9 m. donde alcanzamos el cresterío a la derecha, la continuación del cresterío afrontaremos un paso de dos-tres metros de (III) donde en su final encuentro una vieja instalación de rápel. Continuando otros 5-6 metros en travesía alcanzamos el saliente comentado, ambiente muy aéreo y como no, expuesto, más estamos en la parte umbría de la pared. Ahora la continuación ya es común (II) reseguimos, entre agudos bloques un poco a toda cresta, para descender a una brecha (2-3m.), punto donde ahora sí, nos pasamos a la vertiente SE. Este tramo a modo de travesía, más “tendido” nos llevara hasta la cumbre. Pero tampoco hay que bajar la guardia, sobre terrazas y el abismo avanzamos (I+), ayudándonos de las manos, más los hitos nos darán confianza, para alcanzar la cumbre deseada, Pa de Sucre (2.864m)(PD+)(3,30).

Accesos: Cavallers ( 3h 30 min ).

Katalogoak

Irudiak

Track-ak

Iruzkinak