Gora

Codonyac, Tossal de (1.419 m)

remove-icon
Joseba Astola Fernandez
Sarrera data
2014/04/22
Aldatze data
2014/04/22
1
El Tossal de Codonyac es el punto culminante de la pequeña Serra de Gurp. Situada en la comarca del Pallars Jussà cerca de Tremp, esta serreta forma parte de un largo cordal que separa las cuencas de los ríos Noguera Pallaresa (al E.) y Noguera Ribagorçana (al W.) alcanzando en el Pui de Lleràs (1692 m.) la máxima elevación de estos cordales. El Pui de Lleràs es una cima perteneciente al listado dels Cent Cims fácilmente alcanzable utilizando la ruta que aquí describimos.

Pero el que nos ocupa, el Tossal de Codonyac, aunque más modesta en altitud que el Lleràs, es una montaña ciertamente peculiar, con personalidad propia debida en parte a la singularidad de la que la dotan las paredes de conglomerado que la componen. Este tipo de roca ha creado un relieve vistoso que hace que el Tossal de Codonyac y Lo Pico-Xic (fiel escudero de 1.401 m.) sean dos siluetas fácilmente reconocibles desde los alrededores. Especialmente importante es la asomada que desde ambas cimas caen hacia La Terreta (W).

El topónimo Codonyac pudiera deberse a un error tipográfico en los mapas, siendo más certero lingüísticamente el término Codonyar en una posible referencia a la existencia de algún membrillar (codony=membrillo) en tiempos pasados… No en vano, ya existen otras localizaciones geográficas que hacen referencia a este árbol frutal, como es el caso de La Codonyera (Matarranya).
En cualquier caso estas dudas toponímicas son meras hipótesis que no han podido ser aclaradas. Lo único cierto es que en Gurp, como no ocurre con el reconocido Pico-Xic, resulta extraña la denominación Tossal de Codonyac-Codonyar para esta montaña. Sus habitantes se refieren a la zona cimera con el nombre genérico de Roques del Codó, que en realidad parece corresponder a otro paraje cercano situado en la Serra.

Para afrontar la ascensión nos situamos en Gurp, pequeña población enmarcada en una bella ubicación bajo paredes de conglomerado. Junto al lavadero encontramos una señal que indica la dirección a las Roques del Codó y al Pui de Llaràs (indica 3h 50´para este último). Tomamos la calleja ascendente y pronto la senda nos deposita bajo la pared. Nos encontramos en Els Corrals de Gurp, singular enclave de antiguos corrales adosados a la pared que crean un paraje de gran belleza. La senda señalizada nos lleva por debajo de las paredes, sobre alguna de las cuales podemos ver algunas vías de escalada equipadas. Vamos girando, de manera que nos situamos sobre un profundo barranco. Tenemos al fondo el Tossal de Codonyac (izda.) y la graciosa punta de Lo Pico-Xic a su derecha.

Senda y barranco terminan por unirse, en un tramo en el que el viejo camino se apoya en un muro de piedra seca para ir por encima del arroyo. Poco más adelante caminamos por el anchísimo y normalmente seco cauce pedregoso del barranco hasta que, enseguida, la senda (bien señalizada desde Gurp con franjas de pintura amarilla) deja el barranco y comienza a ascender por su margen izquierda adentrándose en un pinar muy deteriorado por la Thaumetopoea pityocampa o procesionaria. Más adelante cruzamos el lecho del barranco otra vez y comenzamos a ascender hacia el Tossal. El viejo camino se ensancha y aparecen rodadas de algún vehículo. Así, desembocamos en una pista, donde una señal indica que para ir al Pui de Lleràs deberíamos proseguir pista arriba hacia la derecha.

Estamos situados bajo nuestro objetivo, del que una empinada rampa nos separa, y proponemos aquí dos opciones para alcanzar la cima: por una parte, podemos continuar por la pista hacia el Lleràs hasta situarnos debajo del característico collado herboso entre el Codonyac y Lo Pico-Xic. Una vez aquí, dado que la ascensión directa a la cercana cima no parece una opción fácil, lo mejor es faldear la montaña caminando unas decenas de metros sobre el conglomerado, aun mejor si lo hacemos además bajo la segunda línea de bojes que podemos observar. Después solo resta girar a la derecha y habremos llegado arriba.
La otra opción consiste en, una vez alcanzada la pista, abandonar las balizas descendiendo apenas unas decenas de metros hacia la izquierda para, seguidamente, tomar un empinado brazo que pasa junto a un grupo de encinas y que asciende de manera decidida hacia la cima, llevando debajo a la derecha, en paralelo, un característico cauce seco y pedregoso.

Ambas opciones confluyen en los últimos metros, donde las sendas del ganado nos depositan en la panorámica cima, poblada por algunos bojes y carente de señal identificativa alguna, aunque la evidencia no plantee dudas al respecto. Además de otras sierras del Pallars Jussà, el Montsec, etc., destaca la visión hacia la Serra de Sant Girvàs, Turbón y todas las sierras prepirenaicas del oriente oscense. Podemos divisar también el largo cordal que culmina en el Pui de Lleràs, donde una caseta de vigilancia señala la cima, así como las curiosas paredes que el conglomerado ha creado bajo Lo Pico-Xic.

Acercarnos hacia esta graciosa punta a trepar y merodear por sus alrededores completa una excursión ya de por sí entretenida y bella. Es también una buena sugerencia recorrer el sendero que une las poblaciones de Gurp y Santa Engràcia. Si ya de por sí vistosa es la ubicación de Gurp, más espectacular resulta incluso la de esta última población. Las personas más insaciables tienen la opción de realizar una larga circular con comienzo y fin en Gurp, visitando el Tossal de Codonyac, Lo Pico-Xic y Pui de Lleràs, para descender a Santa Engràcia (parece existir camino) y volver a Gurp por la citada senda.

Accesos: Gurp (1h 45 min).

Katalogoak

Irudiak

Track-ak

Iruzkinak