Gora

Fred, Pico (1.539 m)

remove-icon
Joseba Astola Fernandez
Sarrera data
2014/04/23
Aldatze data
2014/04/23
1
Una vez pasado Tremp, en dirección a la Pobla de Segur, cuando estamos circulando junto a las aguas Pantà de Sant Antoni, llamaran nuestra atención unas paredes en forma de gradas. Son las paredes de la Serra de Pessonada, más propiamente llamadas Roc de Pessonada o Roca Roia.

La Serra de Pessonada constituye la continuación por el oeste de la Serra de Boumort, pero, a diferencia de ésta, se caracteriza por las vistosas paredes que caen hacia el sur, justo encima de la pequeña localidad de Pessonada.

En esta zona tuvieron lugar cruentos combates en el año 1.938, durante la Guerra Civil (Front de Pallars).
Ambos ejércitos ocupaban posiciones frente a frente en las dos montañas que rodean Pessonada: Sant Corneli (ejército republicano) y Serra de Pessonada-Rocalta (ejercito franquista), controlando así unos y otros los movimientos del contrario.
Varios son los tristes vestigios que se han conservado hasta nuestros días, como la cruz levantada en 1.939 en la cima de Sant Corneli, en memoria de los soldados franquistas caídos en combate. Cruz actualmente caída y abatida por el viento, o hay quien dice que por pura vergüenza...

En la montaña que describimos también encontraremos huellas de aquella época, como las numerosas y bien conservadas trincheras en las cercanías del vértice de Rocalta, o la inscripción grabada in situ por soldados franquistas en 1.938 en la pared de un corral desde donde controlaban la montaña de Sant Corneli, corral situado bajo la pared, justo antes de afrontar la cuesta final a la cúspide de Rocalta.

El Pico Fred, una loma sin demasiado misterio, es el punto más alto de este sector de la Serra Pessonada, y hasta él llegaremos. Sin embargo, resulta mucho más atractiva la altiva cima de Rocalta (1.489 m.), en la que se encuentra el vértice geodésico. Rocalta se desploma hacia el sur en una vertical pared, no excesivamente alta pero sí de gran belleza, asomándose al horizonte (Sant Corneli, Serra de Carréu, Montsec, Pirineo, Boumort...) desde su atrevida posición.
Ambas cimas, Pico Fred y Rocalta, están separadas por un breve colladito muy cercano a ésta última cima, razón por la cual, Rocalta posee muy poca prominencia, a pesar de que según estemos llegando a ella nos parezca lo contrario.

Iniciamos nuesta andadura en la parte alta de Pessonada, junto a la carretera, donde una senda nos indica el camino a la ermita románica de la Mare de Déu de la Plana, a la que se llega en poco más de 15 minutos. Situados justo bajo las paredes, marcas de pintura amarilla e hitos nos guiarán por los mejores pasos para superar, por inverosímil que parezca, la vertical pared que tenemos ante nosotros. Sin duda alguna, esta es la parte más espectacular y entretenida de la ascensión.

En un recorrido fácil y de gran belleza llegaremos a la parte alta de la sierra, la Portella, tras superar el llamado Pas dels Escalirons. Para hacerlo más cómodo han sido instaladas media docena de grapas en sendos pasos que se superan sin mayor contratiempo. Veremos en algún punto resto de escaleras de cemento, no obstante este camino es y ha sido utilizado desde tiempos atrás para transportar el ganado, para bajar algunos productos que se cultivaban en la parte alta de la montaña, además de para suministrar víveres y materiales al ejército franquista allí instalado durante la contienda civil.

Una vez en la Portella (1,00) abandonaremos la senda balizada, que realiza una travesía circular por la Serra, y giraremos a la derecha, caminando por una senda junto a los cortados, que llevaremos a la derecha. Nos toparemos con una pista que se dirige hacia la Serra de Boumort, pasando por el collado entre el Pico Fred y Rocalta. Sin embargo, mucho más ameno es continuar monte a través (senda, algún hito, terreno fácil) hacia la parte más alta. Al cabo de un rato daremos vista al vértice geodésico de Rocalta y a su preciosa pared. Antes de abordar la última rampa hacia la cima podemos acercarnos a ver el muro del corral donde se refugiaban los soldados franquistas (donde se encuentra la inscripción grabada).

Multitud de trincheras excavadas, con muro, nos llevarán junto al cortado a la cima de Rocalta (2h.), desde la cual veremos que la loma redonda del Pico Fred queda aún un poco más al E. No tenemos más que bajar al cercano collado, por el que pasa la pista citada anteriormente, y seguirla un poco más, hasta que nos desviemos a coronar la cima del Pico Fred, situada en una calvera rodeada de algún árbol y matorral.

Accesos: Pessonada (2h 20min ).

Katalogoak

Irudiak

Track-ak

Iruzkinak