Gora

Sant Benet (1.149 m)

remove-icon
Luis Astola Fernández
Sarrera data
2014/04/30
Aldatze data
2016/10/17
2

 

Las máximas altitudes del Massis de Guilleries se concentran en torno al recóndito pueblo de Osor (340 m). Al sur de la localidad se elevan las sombrías y empinadas laderas de Sant Miquel de Solterra (1203 m), techo del macizo, cubiertas por densos bosque de hayas, robles y castaños; por el oeste y por el norte de Osor, a su vez, se despliega en forma de media luna un extenso cordal donde se alzan consecutivamente el Turó de Faig Verd (1187 m), Coll de Querós (881 m), La Coma o Turó del Coll (1145 m), Puig de Sant Benet (1149 m), Coll de Nafré (617 m), Puig de Sant Gregori (1094 m) y Puigdefrou (841 m).

Entre ambos sistemas montañosos se encajona la Riera d'Osor, en su accidentado recorrido hasta desaguar en el Ter, así como la tortuosa carretera GI-542 entre Anglés, ya en el valle de este último río, y Sant Hilari Sacalm. La dedicación eminentemente forestal de este montañoso territorio hace honor al nombre de la comarca gironina en la que se enclava, que no es otro que La Selva.

El Puig de Sant Benet (1149 m) se incluye en el Llistat dels 100 Cims de la FEEC. Como el resto de cimas mencionadas en la alineación de la que forma parte, presenta un perfil alomado no especialmente llamativo, y la explotación de sus recursos forestales ha llenado sus laderas de pistas que han facilitado cierta proliferación aparentemente incontrolada de construcciones unifamiliares (Urb. El Coll). Aun así, el ascenso a su cima por un agradable sendero alternativo a la pista resulta gratificante, así como la extensa panorámica que ofrece, no tanto desde su punto culminante como desde los alrededores de la ermita del Coll.

Desde el santuario de la Mare de Deu del Coll (Osor)

Este complejo religioso, distante 6 km de Osor a través del coll de Nafré, aparece documentado desde 1184; templo románico, de nave única, ábside semicircular y airosa espadaña, es un edificio sencillo y con poca ornamentación, pero de proporciones muy armoniosas. Tanto la imagen de la titular como el frontal del altar son reproducciones de los originales del s.XII, que se exponen en el Museo Episcopal de Vic; interesantes y coloridas vidrieras modernas de Domènec Fita. Su entorno ofrece vistas interesantes, especialmente hacia el Pantá de Susqueda, custodiado por la característica proa del Far y su cinglera, las cingleras de Collsacabra, el Pla de Fàbregues y la afilada Agullola de Rupit, meta de escaladores, y los Cingles de Tavertet.

Aunque se puede ascender a Sant Benet por la monótona pista que serpentea por la ladera enlazando valladas edificaciones, resulta mucho más entretenido seguir desde la ermita (825 m) las marcas blancas y amarillas del PR-C 222 (Camí Ral de Sant Benet al Far), que discurren por un bonito y bien resuelto sendero, trazado no hace muchos años, que asciende sin excesivos esfuerzos, cruzando la pista en alguna ocasión, hasta la cruz metálica que corona la cima de Sant Benet (1149 m).

Accesos: Santuario de la Mare de Deu del Coll (45 min)

Katalogoak

Irudiak

Iruzkinak