Gora

L´ Argimon (477 m)

remove-icon
Marc Bota Alsina
remove-icon
Hector Ugalde Rojo
Sarrera data
2014/05/13
Aldatze data
2014/05/13
4
Itinerario circular que forma parte de la Ruta de las 10 Ermitas. En este caso subiremos a la ermita de L' Argimon ( 477 m ).

L' Argimon, o Puig de Sant Simó destaca por tener en su sobre el santuario de la Virgen de Argimon. Esta cumbre no puede presumir de altura, pero sí de vistas, por lo que figura en el listado del reto de los 100 cumbres. Desde la azotea del santuario, habilitado como mirador, se abarca toda la llanura Selva, desde Girona capital hasta el mar, en Blanes. También podemos disfrutar del Montseny, con toda su majestuosidad.

Desde Santa Coloma de Farners

El punto de partida de la ruta es el Parque de San Salvador, en Santa Coloma de Farners ( 142 m ). Salimos en dirección NW, por la pista que sube a Farners. A 300 metros del inicio de la ruta, dejamos la pista de Farners y giramos a la izquierda por el camino marcado con letreros de color amarillo. Se llega, entonces, a la Capilla de Sant Pere Petit, construida en el año 1732 paraque protegiera las cosechas de la Plana.

Enlazando diferentes caminos seguiremos subiendo. Después de la casa del Rieral, el camino vuelve a subir, pasando junto a la masía de Can Pere Llarg, enlanzando más adelante con la pista que viene de L' Esparra, que es el acceso en coche a la ermita.

A pocos metros de subir por la pista se puede tomar un sendero a la derecha que permite recortar bastante hasta L' Argimon o Puig de Sant Simó ( 477 m ).

Abandonamos la cumbre de L' Argimon y seguimos la ruta de las 10 ermitas hasta Farners, siguiendo las marcas blancas que discurren sobre la cresta. Pasamos por delante de la pista que lleva a Can Gornals y nos aproximamos al Castell de Farners. Más adelanteempezamos a bajar pasando junto a la Torre d'en Planas y la Casilla hasta la pista que lleva hasta la ermita de Farners, que podemos visitar, y al castillo.

Voy bajando por la pista de Farners y paso por el lado de la Roca dels 10 cèntims . Dicen que si proporcionando cabezazos a esta roca, caen monedas. Por si acaso, será mejor no probar... Para bajar a Santa Coloma, cojemos un camino que sale a la izquierda de la pista y está marcada con puntos rojos. Es un camino que baja directo y permite ahorrar mucha vuelta, topando con la pista a la altura de una cruz de hierro.

Desde la urbanización Can Fornaca de Riudarenes

La ruta elegida para hacer la cumbre se ha diseñado con el fin de evitar en lo posible la gran cantidad de pistas existentes, pero esto no siempre ha sido posible. Aún así salió una propuesta muy interesante. De manera calculada y prevista se utilizaron tres cortes de terreno en los que no hay camino visible y se tuvo que transitar entre vegetación más o menos densa para enlazar con cortes de camino más humanizados. También encontramos otro corte, este imprevisto. Un desprendimiento se llevó un trozo de pista que hacía difícil llegar al Molí de Dalt. Hay alternativa explicada en el recorrido. Si no se quiere complicar la vida lo mejor es elegir la alternativa. También pensamos que no tiene sentido subir al urbanización abandonando la pista principal ya que el tramo de subida fuera camino y entre vegetación que tuvimos que superar nos supuso mucho esfuerzo y una buena dosis de paciencia. Mejor seguir por la pista, tal y como se explica también más abajo. La riera de Esparra tiene un punto que nos pareció muy bonito e interesante para disfrutar en verano. Justo cuando cruzamos esta riera la primera vez, el plan al que se encuentra el depósito de hormigón, hay unas rocas llanas de granito que permiten tumbarse.

Comenzaremos a caminar siguiendo la calle de la Retama ( 330 m ) hasta encontrar el primer desvío a la derecha, al NW, no asfaltado, y saldremos a una explanada. Vemos una pista, en desuso, que comienza una suave bajada en sentido NW Seguimos por esta pista de la que tan solo queda practicable un sendero que aguanta precario entre la vegetación hasta que finalmente se pierde. Continuaremos en descenso, sin camino, procurando llevar siempre orientación N hasta que, bajando un pequeño margen, salimos a una pista, ya en buenas condiciones. Nos incorporamos y la seguimos por la izquierda, en sentido SO hasta cruzar el Sot Negro, momento en el que giramos 180º para tomar orientación N. primero y poco a poco ir girando en sentido NW, habiendo dejado a la izquierda un desvío que no lleva a ninguna parte.

Más adelante giramos a la derecha siguiendo por la pista principal y comenzaremos un descenso pronunciado. Justo cuando la pista se hace más llana hace un fuerte giro a la izquierda y continúa con un suave descenso, paralela al Sot Negro, que tendremos a la derecha, hundido en el valle. Finalmente la pista vuelve a superar un torrente y toma orientación E. Aquí tenemos que tomar decisiones. El camino señalizado en el mapa del I.C.C. es difícil de encontrar, a su comienzo. Nosotros optamos por seguir por la pista y buscar la mejor manera de enlazar caminos.

Opción I.C.C. Justo superar el torrente y al poco de andar por la pista tenemos que localizar un sendero, bastante estrecho y empinado, que entre vegetación (algún zarza también) supera el margen de la izquierda. Ya arriba, seguir en sentido N hasta encontrar el sendero que gira a la derecha en sentido en que ya es bastante claro y se intuye bien.

La opción aconsejada. Seguir recto por la pista. Con el mapa en la mano ir contando las aguas tributarias del Sot Negro. Tendremos que pasar tres vados. Antes de cruzar la cuarta tendremos que girar a la izquierda para dejar de forma perpendicular la pista y adentrarnos, sin camino definido, en la vegetación, tomando orientación NW La zona es plantada de eucalipto así que no es complicada de transitar. Así encontraremos una traza transitable que nos llevará a una pista que seguiremos por la izquierda, en sentido S. primero y W. después. Esta pista se nota más transitada y de forma sencilla nos lleva a otra pista mucho más ancha y transitada.

Nos incorporamos a esta nueva pista y la seguimos por la derecha, en descenso, y en sentido N. Dejamos apenas incorporarnos otra pista a la derecha para seguir por la pista principal, en descenso, para girar más adelante y por la misma pista, en sentido en, a la vista ya del arroyo del Esparra. La seguiremos hasta cruzarla y salir a un plan con un depósito de agua de hormigón y un campo con una antigua plantación de abetos. Si seguimos unos metros arroyo llegaremos a un lugar muy bonito e interesante. El camino vuelta el depósito y continúa bordeando el campo por pista en buen estado.

Dejar recto una pista que se dirige a un campo y la pista por la que seguimos comienza una subida. Al poco de subir dejaremos la pista y seguiremos por la derecha por otra que continúa en sentido NE primero, N. después y NW finalmente y que, tras cruzar otra pista precaria, nos deja en una nueva pista. La seguimos por la derecha en sentido en dirección al Argimon. En poco tiempo dejamos la pista y tomamos un sendero señalizado con pintura blanca que nos puertos a un cuello y un cruce de caminos. Nos encontramos ya en un sector de la ruta de las 10 ermitas. Seguiremos indicaciones del Argimon y llegaremos a la cima y en el santuario de la Virgen de Argimon, la azotea es un magnífico mirador. La cima se llama también de Sant Simó.

Habiendo disfrutado de las vistas y hechas las fotografías de rigor, desharemos camino hasta volver al poste indicador que antes hemos dejado a la izquierda. Ahora bajaremos por la derecha, en sentido en, para salir en la zona habilitada como aparcamiento. No seguiremos el descenso por la pista que nace ya que seguiremos un sendero que los amantes de los fuertes descensos en BTT han condicionado. Iremos diente atajo, evitando la pista, hasta salir a un depósito de agua de los bomberos. Volveremos a cruzar la pista y seguiremos haciendo atajo por el sendero pero tendremos que ir con cuenta. Este sendero se va alejando poco a poco de nuestro camino así que llegará un momento en que tendremos que abandonar. Esto será cuando vemos una pista a nuestra derecha, en sentido S. Iremos a buscar esta pista transitando, fácil, por terreno abierto pero sin camino y, justo cruzar el Sot del Muerto, nos incorporamos a la pista.

Seguimos por la derecha en sentido S. Cuando esta gira al W. dejamos un desvío a la izquierda ya que seguiremos por la pista principal. Cruzamos otro torrente y la pista gira en sentido S. Ahora tenemos que dejar la pista y girara al E. por otra pista con el paso cerrado con una cadena. Esta pista nos va bajando, en sentido S., en dirección al Molí de Dalt. Antes encontraremos un desvío que requiere una explicación. El saco deja la pista principal y sigue por la izquierda, en sentido E. Esta opción es factible, pero hoy por hoy, y supongo que para nunca más, es complicada ya que, justo a la vista del molino, una riada ha hecho un deslizamiento que se ha llevado la pista. Para superar este escollo a superar un terreno complicado de zarzas. No es nada, se trata de 3 o 4 metros y ya hay una pequeña traza hecha, pero resulta un poco farragoso. También hay que bajar un margen de unos tres metros de altura fuerza vertical y incomodo. En lugar de llegar hasta el molino es Mejor seguir recto por la pista principal ya que igualmente llega al molino y es menos complicado, aunque un poco más largo.

Desde el Molí Dalt seguiremos la pista que va en sentido S a cruzar el arroyo del Esparra. Esto será complicado si baja mucha agua. Al poco encontramos un desvío. Seguimos recto por la pista que parece más precaria y que sigue el arroyo del Esparra. Cruzaremos de nuevo el Sot Negro e iremos en dirección a Can Fornell. No llegaremos ya que antes giraremos en sentido NE para ir subiendo por pista en muy buen estado, en dirección a la espalda del Asno. Seguiremos siempre por la pista principal no haciendo caso de ningún desvío que nos encontramos hasta llegar a la cota 260 aproximadamente. Aquí la pista hace una curva a la izquierda en un punto al que vemos una pista precaria justo en frente. Aquí aconsejamos seguir por la pista y pasar por debajo de la línea eléctrica.

Nosotros seguimos recto por la pista precaria y finalmente tendremos que superar un trozo de bosque muy sucio. Nos encontramos en el mismo terreno que hemos utilizado al comienzo de la caminata. Lo que pasa pero es que esta vez el bosque es mucho más sucio, y acumulamos cansancio. Para superar este trozo hay que hacer acopio de paciencia y esforzarnos mucho. Como siempre, se hace, pero si no te gusta caminar abriendo traza mejor seguir por la pista. Por un lado o por el otro llega a la urbanización y al lugar al que se ha aparcado.

Accesos: Santa Coloma de Farners ( 1h 30 min ); Urbanización Can Fornaca de Riudarenes ( 1h 30 min ).

Katalogoak

Irudiak

Iruzkinak