Gora

Gallinova (1.687 m)

remove-icon
Marc Bota Alsina
Sarrera data
2014/05/22
Aldatze data
2014/05/22
3
Las sierras prepirenaicas también tienen su encanto. Lejos de las altas cotas, ofrecen una amplia perspectiva de las montañas principales. Precisamente esto es lo que se puede encontrar en la Sierra de Carreu, en la Conca de Tremp, buenas vistas hacia el Pirineo, montañas escarpadas y la tranquilidad que se respira en una zona poco poblada y fuera de los circuitos de masas. El ascenso al Gallinova ( 1.687 m ) ofrece todos estos ingredientes.

Gallinova, incluido en la lista de los 100 cumbres de la F.E.E.C. desde principios del 2013, es una cumbre solitaria y salvaje. Podríamos decir que sólo tiene un paso para acceder a su punto culminante y la ruta se puede enriquecer a base de hacer la vuelta por la parte inferior.

Como hecho destacable, pedimos mucha precaución en su ascenso y no querer subir de forma directa por cualquier lugar porque el terreno es escarpado y sucio de vegetación en muchos puntos y porque en la cresta hay una valla que sólo se puede cruzar por un punto.

Desde Abella de la Conca

DesdeAbella de la conca, subimos un buen tramo de pista, hasta la Casa Toà ( 1.205 m ), última casa antes de la Collada del Trumpfo ( 1.462 m ). Desde Casa Toà , punto de inicio de la caminata, se tiene una buena vista de la vertiente S. de la Serra de Carreu y Abella de la Conca.

El primer tramo sigue la pista, sin dificultades. Con los imponentes peñascos de la Serra de carreu haciendo de muralla natural. Poco a poco nos enfrentamos a la Collada del Triumpfo, cuello amplio entre el Gallinova ( derecha) y la Roca de Monteguida (izquierda ). Al llegar al cuello, se abre un nuevo campo de visión hacia la Conca de Tremp, el Pantano de Sant Antoni, Sant Corneli y el Montsec (al fondo ).

Dejamos el cuello y hacemos un flanqueo perdiendo algo de desnive , buscando la mejor vía de ascenso. Aquí es importante no precipitarse y querer subir directo porque el terreno es abrupto y cerrado por la vegetación. Hay trazas de camino y algunos hitos que hay que seguir. Así encontraremos el mejor punto para subir, una tartera estrecha y un poco incómoda pero accesible. Más arriba, la tartera se convierte en una subida mixta de rocas grandes y piedra pequeña y rota donde se debe extremar la precaución. Con constancia y sin prisas vamos ganando metros por este terreno tan desagradable, pero cada paso que damos es un paso menos que nos falta hasta la cima, y si todavía queremos darle un puntito más de emoción a la ruta, tenemos que encontrar el paso para cruzar la valla separa la cresta.

Desde el otro lado, tenemos unas vistas nuevas de los Cingles de Pessonada y las montañas nevadas del Pirineo. El camino hasta la cima es fácil , siguiendo la cresta, hasta el vértice de Gallinova ( 1.687 m ).
La Roca de Monteguida y la Collada de la Patata .

Accesos: Abella de la Conca (2h).

Katalogoak

Irudiak

Iruzkinak