Gora

Sant Marc de Brocà (1.613 m)

remove-icon
Marc Bota Alsina
remove-icon
Hector Ugalde Rojo
Sarrera data
2014/05/27
Aldatze data
2016/09/22
1

El IGN y el ICC dan ligeramente más elevada una cota al W-NW de la ermita y vértice (283084001) de Sant Marc de Brocà.

Desde Bagà

Dejamos el coche en Bagà (796 m) y nos encaminamos hacia el Santuario de Paller con una buena vista del Comabona. Pronto dejamos la pista y tomamos un camino que sale a la izquierda y, sin problemas, llegamos al Santuario de Paller (1000 m). Si se quiere una ruta alternativa un poco más corta que la propuesta, se puede llegar hasta aquí con el coche por pista asfaltada

Pasado el santuario, el camino más suave en su inicio empezará a subir con decisión por unas terrazas bien marcadas y se acerca a la pared por un sendero realmente bonito. Al reencontrarnos con la pista, nos aparece el gran protagonista de la zona, el Pedraforca, y muy pronto ganamos un poco de perspectiva y también aparecerá el Cadí. Estamos ya muy cerca de la cima, cuando se suaviza el desnivel, avanzamos por zonas más abiertas y nos acercamos al punto culminante por la ancha cresta y distinguimos la ermita que corona la cima de Sant Marc de Brocà (1611 m). La capilla se encuentra en pésimo estado de conservación y a su lado se encuentra el vértice geodésico.

Nos despedimos de la cima y comenzamos el descenso. La bajada tiene algún tramo directo y sigue un camino marcado con franjas de PR. Sin embargo hay que estar muy atento porque se pierden las señales con mucha facilidad. Una vez en la ermita de Sant Martín de Brocà (990 m), sin embargo, el camino se hace mucho más evidente. Seguimos la pista ancha y monótona encarados hacia el Cadí y nos desviamos por un sendero que nos permite descansar de la pista, llegando, así, al final de la ruta.

Desde L' Estret

Desde Guardiola de Berguedà (724 m) se toma la B-402 hasta el km 4,300 y desviarse al Camping de l'Espelt (807 m). Antes de su entrada, tomar a la izquierda la pista que se dirige a la mina de Petróleo de Riutort hasta L' Estret (978 m). La pista posee un firme aceptable. Se trata de un espectacular paso entre afiladas crestas que parecen el espinazo de un dinosaurio en el costado occidental de la montaña de Sant Marc de Brocà (1613 m).

Empezamos a caminar en sentido NW por la pista señalizada con un cartel de pista cerrada a 2,5 kilómetros y que hace subida, ya desde el principio. Dejaremos recto la pista por la que transitábamos y que en 3,5 kilómetros lleva a la Rectoria. A partir de este momento, no hay nada más que seguir siempre la pista principal, en constante subida, sin hacer caso de ningún otro desvío, hasta llegar al Pla de l' Arca (1344 m). Antes habremos atravesado una barrera que cierra el paso a vehículos. Al poco de atravesar esta barrera veremos que las señales de pintura amarilla que hemos ido viendo dejan la pista y suben en el bosque por la derecha. No es menester seguirlas. Cuando estamos en el pla de l' Arca tenemos tres opciones para continuar el trayecto. De entrada, la pista que se desvía a la derecha la dejaremos correr. La pista de hierba que sigue recto es la que en este caso seguimos pero tenemos otras opciones, si no se quiere seguir por la pista. Un poco más a la izquierda de la pista más evidente sigue un rastro (también se ve un banco de hierro) de camino que va subiendo paralelo a la pista principal, siguiendo un torrente seco. También más a la izquierda todavía nace otra pista que gira a la izquierda y gana unos metros de altura para ir a buscar un sendero que recorre a media altura la umbría del Pla de l' Arca. Los tres caminos se acaban encontrando antes de la Collada Grossa, punto al que hemos llegado (1495 m).

En el collado encontramos un cartel que nos indica el camino a seguir para dirigirnos a la cima, en 35 minutos, según el dichoso cartel, y lo cierto es que lo clava. Ya todo el camino está señalizado. Señales de PR hasta la cima y más abajo. Ya lo explicaremos. De momento, si el día es el adecuado, toca disfrutar de las excelentes vistas de la cima. No serán lejanas ya que todas las cumbres que nos rodean son más altas, pero todas lucen majestuosas. Ruinas y vértice geodésico (1613 m).

Para bajar hay que seguir en el mismo sentido de la marcha según hemos hecho la subida y seguir las señales de pintura. En muchas reseñas había leído que las señales de pintura eran difíciles de seguir pero aquellas reseñas seguro que son antiguas. Ahora la pintura lo inunda todo. Alguien encontró una buena oferta de pintura azul. El caso es que con tanta pintura es imposible perderse. Se baja muy derecho en varios tramos. Aún así es muy divertido y a ratos el paisaje es muy bonito. Y llegamos abajo, en una extensa llanura, el Pla del Castell (1214 m). Podemos seguir por la pista pero es mejor por el atajo, indicado en un palo señalizador. Yo no supe encontrar la pintura, pero el destino es bastante evidente: bajar a la casa que se ve abajo cuando el terreno se inclina. Si encuentra las señales del camino, mejor. Si no, no hay problema. Cuando estamos en el lado de la casa encontramos el camino que dura poco. Rápido lo dejamos para girar a la izquierda, en sentido E. Para incorporarse a la pista señalizada de nuevo con pintura de PR.

Seguimos la pista unos cuantos cientos de metros hasta que ésta hace una fuerte curva. Justo en el eje de la curva encontramos dos nuevas pistas. La que nos interesa es la de más a la izquierda, la llana. Así, sin perder altura, vamos siguiendo la curva de nivel para ir a encontrar el clot de Llevadús y cruzar el torrent de la Pomerassa. Sin posibilidad de pérdida vamos siguiendo la ladera de la montaña y llegamos al Collet de la Font d' Espunya. Más adelante el camino se complica un poco y se hace un poco perdedor. Tenemos que ir al acecho y tratar de dejar el sendero a la altura de la Baga de l' Espunya, ya cuando el camino comienza a ganar de nuevo altura. Hay una pequeña meta.

Perdemos unos pocos metros de altura ya que bajamos a una especie de camino como de cemento, gris y sin vegetación. Encontramos otro pequeño hito y seguimos en descenso en sentido SE ya por camino algo más evidente. No nos confiamos ya que de nuevo debemos girar, ahora en sentido N para encontrar, ya sí, la traza clara de sendero que nos lleva, sin más obstáculos, a la pista que hemos utilizado para empezar a andar, ya con el punto de inicio a la vista.

Información adicional



Accesos: Bagà (2h 45min); L' Estret (2h)

Katalogoak

Irudiak

Iruzkinak