Gora

Roca Alta (1.435 m)

remove-icon
Josep Pérez Tomás
Sarrera data
2014/07/03
Aldatze data
2014/07/03
2

En la parte más oriental del Montsec, concretamente en Montsec de Rúbies, dos relevantes cotas sobresalen en este majestuoso y alargado macizo, Puig del Camí Ramader (1.647m) y Roca Alta (1.437m). Rodeadas de historia, pasos estratégicos y vertiginosas paredes en su vertiente meridional, las cuales parecen inexpugnables, como por ejemplo: Pas de les Eugues, Grau Ample, Pas de Nerill, Grau de Roca Alta o Esmolacalces. Este último paso, con vestigios aun muy visibles de la guerra civil, veremos un deposito de hormigón (Bassa de Durruti) la cual recogía y recoge el agua que rezuma entre la roca calcárea. Este depósito tiene una inscripción de ese pasado, no sé yo hasta qué punto puede ser de autentica veracidad, o si más no, fuese realizada posteriormente dicha inscripción. Dice así:

"26 Divisió, 120 Brigada Mixta, companyia d’ enginyers. CNT 1938 AIT. Durruti CNT."

Más en su alargado cordal también son aún visibles numerosas trincheras y algún pequeño bunker. Todo esto por un entorno casi “salvaje” donde la señalización en algunas canales es casi nula, las manos serán menester usar en puntuales situaciones, tramos “vírgenes” más seguramente tengamos que tirar de mapa y hacer prevalecer, como no, de nuestra intuición montañera.

Decir que la propuesta descrita puede ser acortada en horario y desnivel, si transitamos en vehículo hacia la pista del Montsec (Rúbies), estacionando en el inicio de las canales más habituales, o si por ejemplo no deseamos realizar la circular a las cumbres. Pero por otro lado, nos perderemos el encanto de transitar por pasos inverosímiles, más la antigua senda de Vilanova a la Ermita Mare de Déu del Puig de Meià, la cual nos ofrece una bella postal sobre Vilanova de Meià y su valle, más la soberbia perspectiva de los paredones meridionales de las cotas propuestas.

Desde Vilanova de Meià

Tras estacionar el vehículo en la población de Vilanova de Meià (602m.), remontamos la tranquila calle hacia la iglesia del pueblo, desde donde da inicio la antigua senda a la ermita (señalizado). Tras 26 minutos alcanzamos un collado, el Coll de Meià ( 891m) y divisamos un corral de ovejas (cabaña del Pansot); aquí tomamos la decisión de visitar la ermita o no. Si determinamos que sí, giramos a la derecha, hacia el arbolado de encinas donde una senda nos transporta en 10 minutos a la ermita Mare de Déu del Puig de Meià y Castell de Meià (922 m)(0,35). Privilegiada atalaya sobre la población, su verde valle, Sant Mamet, etc. y como no, de los paredones rojizos de Roca Alta, Roca dels Arcs y los tres “dientes” que conforman el Puig del Camí Ramader.

Retornamos al inicio de la senda, en este caso pista, la cual recorremos en corto descenso, arriba nos queda el corral. Tras unos minutos una curva sobrepasa un barranco (Riu Merler), proseguimos un poco más hasta visualizar un hito y una derruida pared de piedra a nuestra izq. momento de abandonar la pista. Proseguimos por esta senda, la cual se va difuminando al internarse en otro pequeño barranco, algunos hitos nos ayudaran. Si mas no es proseguir (N) barranco arriba, en este caso mejor por nuestra derecha, donde un poco más arriba toparemos con la pista del Montsec a Rúbies, sobre el pequeño vallecito donde se encuentra la Font de Paús, arriba divisamos el Pas de Nerill entre Roca Alta y la Roca dels Arcs (0,55). Proseguimos, ahora a la derecha descendiendo por la pista hasta dar a nuestra izquierda con una senda-pista que nos descenderá hasta los campos de Paús. La otra es; cruzar la pista y descender directamente hacia los campos visibles, campo a través, entre carrascas y romeros. Fuese como fuere, las dos opciones nos llevan a cruzar una pequeña torrentera (Barranc de Paús), seguidamente pasamos delante de una pequeña cabaña (Cabana de Paús) bien conservada. Cruzamos por los márgenes los campos hasta un gran ejemplar de Platanero, donde se encuentra la Font de Paús (890 m), arriba (N) el afamado Pas de Nerill.

Proseguimos por otro margen entre dos campos, atrás queda una gran roca y los campos, el fino cascajo es el dominante más las carrascas bojes y encinas. Los hitos y algo de traza nos ayudan a plantarnos bajo la roca firme, avanzamos hacia la derecha para elevarnos por el mejor paso, con todo, las manos las tendremos que usar. Sin más, superamos la grada rocosa y nos plantamos sobre el estratégico paso de Nerill (1.186m)(1,45). Amplias perspectivas sobre Boumort, Serra de Carreu, Cadí, Conca Dellà, etc.

La senda continua (WSW) hacia la visible muralla de la primera elevación de Roca Alta, la cual contornea primeramente hacia el NW y así poder traspasarla. Hoy voy a internarme por el feixant (vertiente meridional) soslayado sus altivos paredones, y mirando de encontrar un paso más directo a la cumbre. Así pues dejo la senda a mi derecha, más avanzo hacia el inicio del feixant. Terreno amplio pero de mal progresar, a causa de la vegetación, terreno empinado y un fino cascajo. De momento la propuesta es más bien ardua, ya que no hay posibilidad alguna de superar la brava muralla. Un poco antes de alcanzar la vertical de la cumbre (unos 150m), una empinada canal (diedro) donde se aposentan unas espesas encinas me ofrece una pequeña posibilidad de elevarnos (II). Trepamos por la roca calcárea, unos 5-6 m. posteriormente nos internamos en la canal, entre las espesas encinas, las cuales mos ayudan a elevarnos hasta el final de esta diedro (15m). Una vez superada la canal-diedro, divisamos que hacia arriba la vertical muralla es imposible el continuar, pero si divisamos, que desciendo un poco a la derecha (E), quizá pueda continuar en diagonal, por una aérea placa-repisa (II) donde en su final enlaza con otra oblicua canal con vegetación, más así poder alcanzar la arista cimera. Realizamos lo comentado, alcanzando la arista cimera con gran satisfacción. Ahora ya avanzamos por la arista cimera, por la cual divisamos diversas trincheras y más, más en pocos minutos alcanzamos el hito cimero de Roca Alta (2,30). Un amplio y dilatado panorama para recrear nuestra vista nos ofrece la cumbre.

Proseguimos (W) hacia la visible depresión, Graell d’Esmolacalces o Roca Alta (1.397m), desde donde da inicio una antigua senda la cual aún persisten vestigios de aquel sangriento pasado. La senda conserva tramos bien empedrados, la cual, revuelta a revuelta nos desciende hacia topar con la vertical pared de Roca Alta. Pero antes de esto divisamos una balsa de hormigón la cual recoge el agua que rezuma de una insurgencia entre la roca, más contiene la inscripción comentada en el prologo. Tras dejar atrás tramos muy empinados la senda topa con una pista por la cual acabamos de alcanzar un “collado” (Pla de la Gallina) desde donde se puede iniciar la actividad a esta cumbre. Delante un montículo, a la izquierda nace una senda por la cual descendemos hasta las inmediaciones de la Cabana del Nari y posteriormente la pista del Camí del Montsec. Ahora ya solo nos queda que enlazar por terreno conocido el retorno a Vilanova de Meià, a la cual llegamos después de cuatro horas de transitar por bellos y abruptos rincones, el que nos ofrece este siempre sorprendente.

Accesos: Villanova de Meià ( 2h 30 min ).

Katalogoak

Irudiak

Track-ak

Iruzkinak