Gora

Oterillo Tercero (1.387 m)

remove-icon
Luis Astola Fernández
Sarrera data
2014/10/11
Aldatze data
2016/04/08
1



El Parque Natural de Fuentes Carrionas y Fuente del Cobre-Montaña Palentina se articula a partir de las cuencas altas de dos importantes ríos castellanos, el Pisuerga y el Carrión, que se unen a la altura de la localidad palentina de Dueñas antes de engrosar, tras bañar la ciudad de Valladolid, el caudal del Duero. El Carrión tiene su origen al pie del sector Curavacas-Peña Prieta-Pico Lezna, que engloba las montañas más elevadas del Parque Natural y de la propia Cordillera Cantábrica (a excepción de los Picos de Europa). El Pisuerga, por su parte, nace oficialmente en la cueva de Fuente Cobre, en la cabecera del Valle de Redondos y en las laderas del Valdecebollas en su entronque con la Sierra de Peña Labra, en plena comarca palentina de la Pernía.

Si hubiera que elegir un punto fácilmente accesible para una primera toma de contacto con el paisaje de la comarca de la Pernía, éste sería el vértice del Oterillo Tercero (1383 m). Esta montaña de altitud relativamente modesta, situada en el centro del sector oriental de este maravilloso espacio natural, abarca en un ángulo de 360º los valles y las montañas que delimitan la cuenca alta del Pisuerga: Cueto de Comunales, Valdecebollas y el resto del cordal que limita con la comarca cántabra del Alto Campoo (Cotomañinos, Cuchillón y Tres Mares) hasta Peña Labra; Bistruey, Pico Lezna, Horca de Lores y el propio Curavacas cerrando el horizonte hacia poniente; y, hacia el sur, la sucesión de picos que componen la Sierra de la Peña, presididos por la rotunda mole de Peña Redonda; sin olvidar otras montañas más cercanas, menos elevadas pero también relevantes: el cordal que se desprende del Cueto de Comunales por la Peña de los Redondos, La Verdiana y Peña del Sol; Peña Abismo y sus satélites; Peña Ciquera, el Cotillar, Peña Maldrigo, Coto Redondo, el Cueto de Peña Horcada, Peña Tremaya...

Para completar las bondades panorámicas de esta humilde atalaya, destacamos un par de alicientes añadidos a la ruta desde Verdeña: por un lado, el extraordinario Bosque Fósil, un lugar geológico de importancia internacional, cuyo sendero perfectamente acondicionado utilizaremos en la ruta al Oterillo; y por otro, la presencia constante aunque invisible del oso, que quizás acaba de esconderse hace un momento, poco antes de aparecer nosotros, en el cercano robledal. En verano y con niños,la visita al centro de interpretación de la "Casa del Oso en la Montaña Palentina", ubicada en la casona donde nació a mediados del siglo XIX Matías Barrio y Mier, catedrático, diputado carlista y escritor, puede ser un perfecto complemento a la ruta planteada.

Desde Verdeña

Desde Cervera de Pisuerga, por la carretera C-607 en dirección a Potes por Piedrasluengas, tras pasar Vañes y el puente sobre el embalse de Requejada, se toma a la derecha la desviación hacia Herreruela de Castillería; en el primer cruce a la izquierda, por Estalaya, se asciende a la cuidada aldea de Verdeña.

Desde el parking habilitado a la entrada del pueblo (1170 m), con paneles del Parque Natural con información sobre el Bosque Fósil, el sendero señalizado como PR asciende por las calles de Verdeña y abandona las casas en dirección E; la señalización es muy clara en todo momento y sugiere un recorrido, siempre cómodo, en sentido horario.

Tras un tramo a través del robledal, se alcanza en terreno más abierto el desmonte originado por una prospección minera que dejó al descubierto, de manera casual, el fascinante panel de arenisca con la impronta del paleobosque del periodo Carbonífero (más de 300 millones de años); desde el vallado protector construido sobre el talud, resulta emocionante contemplar las huellas dejadas sobre el fondo del mar por las Sigillarias y los Cordaites, arrasados por una corriente marina producida por el hundimiento de una franja costera cubierta de bosque, y muy instructivo seguir las explicaciones de los abundantes paneles colocados para explicar la historia de este auténtico bosque fósil.

Una vez rebasado este sugerente túnel del tiempo, el sendero pasa junto al mirador de la Pernía y desciende en dirección a un amplio collado ocupado por prados de siega; para alcanzar el Oterillo Tercero, se abandona provisionalmente el camino balizado y, tras cruzar las campas y la alambrada que las cerca, conviene dirigirse hacia el collado abierto entre las dos visibles cotas calizas que se alzan sobre la pradera, pisando un impreciso sendero que a veces se pierde entre la vegetación. Una vez sobre el collado, comprobamos que el vértice geodésico se sitúa algo más al interior, sobre una cresta rocosa próxima; siguiendo brevemente el senderillo por terreno herboso, se trepa luego sin dificultad al punto más elevado del Oterillo Tercero (1383 m).

Aunque se puede bajar por otros caminos, resulta agradable volver al punto donde se abandonó el sendero balizado para completar, por camino sombreado y prácticamente llano, el circuito de regreso a Verdeña (menos de 2 h en total).

Accesos: Verdeña (1 h)

Material complementario

pdf-icon
1.374 kB
2018/03/11

Katalogoak

Irudiak

Track-ak

Iruzkinak