Gora

Tozal del Mallo (1.909 m)

remove-icon
Javier Urrutia
Sarrera data
2014/11/17
Aldatze data
2014/11/17
1
Este topónimo que da nombre a uno de los grandes monumentos naturales del parque nacional de Ordesa y Monte Perdido designa también una desconocida cumbre que se eleve violentamente sobre la margen izquierda del río Caldarés. Para observarla hay que prestar atención en la subida por la carretera de acceso al balneario de Panticosa pues se eleva justamente sobre la parte más angosta y abrupta del desfiladero. Es desde la vertiente contraria, desde la zona de otra cumbre muy desconocida, la Peña Cuchiblanga ( 2.023 m ), desde donde se puede examinar esta elevación, una pirámide apuntada enquistada entre los barrancos Piniecho ( o Foratula o barranco Fondo, según la cartografía ) y Poco Bueno o barranco dero Mallo.

Aunque no existe sendero hasta la cumbre, no hay más que dos opciones para alcanzarla desde el cauce del Caldarés y es recorrer los angostos barrancos que entallan la cumbre, por el N., el barranco Foratula ( o Piniecho ), por el S., el barranco Poco Bueno. Ambos son de naturaleza diferente, pero conducen en los meses de invierno, fuertes avalanchas que se desfondan en el cauce del gélido cauce del río. Mientras en el barranco Foratula aparece excabado sobre pizarras y constituye el desagüe del ibón de Piniecho, el barranco Poco Bueno es de naturaleza calcárea. Su cuenca superior es un cono de superficie más reducida que se encajona extremadamene más abajo. Existe una surgencia kárstica por encima que puede aportar un caudal importante a esa sección del cañón en períodos de acumulación de nieve y lluvias. El resto del año la circulación es probablemente subterránea salvo una fracción ridícula que supone las aguas de escorrentía superficial. Sin embargo, estos pequeños regueros pueden constituir la verdadera dificultad de la ascensión, ya que hay que remontar tres cascadas que, mojadas, se vuelven resbaladizas y delicadas de superar. El barranco Foratula es técnicamente más sencillo, aunque no desemboca directamente en el collado del Tozal ( 1.875 m ), y al ser el desague natural del ibón y de la cuenca de Piniecho, puede arrojar volúmenes importantes de agua durante los períodos de lluvia incluso en verano. En ambos casos, se deberá evitar transitar estos desfiladeros con riesgo de tormenta eminente, después de los aguaceros y, evidentemente, en ningún caso en invierno y primavera.

Señalar que muchos mapas, haciendose eco unos de otros, señalan un inexistente sendero que se eleva sobre la orilla izquierda del barranco Poco Bueno. El terreno no admite ese imaginario trazado hacia el Ibón de Piniecho.

Desde la Presa del río Caldarés (T5)

En el Km. 5,700 de la carretera que sube a los Baños de Panticosa, aparcar a la derecha ( 1.290 m ) y tomar un camino que desciende a una pequeña presa ( 1.275 m ). Por una escalera de gato, acceder a lo alto de la barrera de hormigón que se interpone en el cauce y cruzarla hasta el extremo opuesto saltanto un pasamanos. Destrepar el muro para situarnos en el lecho pedregoso del río y seguirlo durante unos pocos metros para abandonarlo al localizar a la derecha un canchal de pizarras que asciende sobre la orilla izquierda hasta dar con un sendero horizontal que parte a la izquierda. Esta senda mantiene prácticamente la altitud y se desarrolla (N) entre matorral de boj finalizando encima de la cascada que se desfonda sobre el cauce del Caldarés ( 1.462 m ).

Remontamos ahora el barranco Poco Bueno. Inicialmente dejaremos el torrente a nuestra izquierda, buscando terreno herboso y bosque para avanzar. Más arriba deberemos cruzarlo y pasar a la orilla contraria. El mayor caudal viene de la parte derecha, con la cual el caudal se reduce a un flujo residual con tiempo más o menos seco. Nos aproximamos entonces a la primera y mayor de las cascadas. Según este más o menos mojada podemos tener dificultades para superarla. Puede realizarse por la derecha y efectuar una travesía sobre placas pulidas hacia la izquierda o, por el lado opuesto según las condiciones específicas que encontremos y que varían de una temporada a otra. Por encima, el cauce se encajona aún más y aparece un nuevo resalte vertical de unos 5 m. que se supera por el lado izquierdo. Vencido este paraje se llega a un nuevo obstáculo en la parte más angosta del cañón, esta vez de un par de metros y que se supera en oposición.

Ahora el barranco se ensancha mostrando el cono superior. Girando a la izquierda por terreno cómodo se alcanza el collado del Tozal del Mallo ( 1.875 m ), formado una campa rodeada por pinos. Subir al W. por el bosque y coronar en unos minutos la cumbre del Tozal del Mallo ( 1.909 m ). Se puede mejorar la panorámica reducida del punto más elevado, perdido altura unos metros hacia el W., donde se ofrece una balconada más despejada desde donde se puede ver Panticosa y el balneario.

El descenso puede realizarse por el barranco opuesto. Para entrar en el mismo, hay que volver al collado e incluso remontar unos metros el interfluvio para luego desviarse a la izquierda entre pinos y localizar algun punto idóneo donde acceder al cauce pedregoso del curso. En este caso deberemos destrepar un par de resaltes importantes antes de alcanzar el cauce del Caldarés. Luego tendremos que resolver el problema de cruzar el río y acceder a la carretera sobre el Km. 7,000, a la derecha de la primera "S" de ka carretera de acceso a Baños de Panticosa.

Accesos: Presa río Caldarés ( 2h 30 min ).

Katalogoak

Irudiak

Track-ak

Iruzkinak