Gora

Puig Gros (323 m)

remove-icon
Hector Ugalde Rojo
Sarrera data
2014/12/20
Aldatze data
2014/12/20
3
El macizo granítico de L' Ardenya se encuentra surcado por multitud de pistas, carreteras de montaña, caminos y senderos que permiten planificar infinidad de diferentes itinerarios para llegar al mismo lugar y se hace difícil, dada la falta de una más precisa y exhaustiva cartografía , elegir la mejor opción. Muchos son los cerros que forman parte de este macizo, poco elevados pero que constituyen una auténtica barrera entre la costa y la llanura interior de la comarca de la Selva. 

El tráfico por estas montañas se hace pesado ya que, al hecho de andar mayormente por pistas con poca vegetación se debe añadir un constante sube y baja para ir de una a otra. Pero no todo es negativo ya que también se pueden encontrar alicientes. La constitución rocosa de los picos más característicos convierten a estos en magníficos miradores que, si tenemos la suerte de caminar en un día claro, nos dejarán extasiados. El catálogo de construcciones megalíticas es amplio en este sector. En esta propuesta se pasa por los menhires de es Terme Gros y el de las Arenas, aunque este último pasa desapercibido al encontrarse caído en el suelo. Los alrededores del puig Gros son ricos en puntos de interés de diversa índole. También esta zona es rica en cuevas así que los amantes de este tipo de cavidades también tendrán su ración de entretenimiento. Finalmente hay que hacer mención al poblado ibérico de plana Basarda, que también se visita en esta propuesta. Y para terminar un último comentario. Esta es un larga y exigente propuesta que une dos cumbres del listado de los 100 cumbres y que se puede catalogar como difícil teniendo en cuenta el desnivel acumulado, la falta de agua y la longitud del recorrido, en consecuencia mejor evitar los días calurosos. Las bajadas y subidas son constantes así que también hay que estar preparado físicamente. Por supuesto que hay otras alternativas. Se puede partir en dos trayectos diferentes que no tienen porqué superar los 6 kilómetros cada uno de ellos, pero tendremos que desplazarnos con el coche.

Desde Sant Amanç (Sant Feliu de Guixols)

Entraremos en la población de Sant Feliu de Guíxols ( 53 m ) por la carretera C-65 procedentes de la autovía con la misma numeración habiendo salido de esta por la salida 310 Ya en la población se cruzarán 2 rotondas. En la tercera hay que tomar la primera salida y seguir por la calle Francisco Campa y Viarnès. Se cruza otra rotonda y en la siguiente se sale por la primera salida a la carretera de San Amanç. En unos 1.300 metros aproximadamente llegamos al aparcamiento.

Comenzaremos caminando por asfalto en sentido noroeste en dirección al urbanización Casa Nova y la atravesaremos utilizando la calle Mirlo hasta llegar a la calle Rossinyol. Giraremos a la izquierda por esta calle y llegaremos al final de la urbanización y al final del asfalto, entrando en pista de tierra. Seguimos esta pista y llegamos a los Tres Camins y a un poste indicador. Seguiremos en dirección al coll del Escorpí. Este camino va siguiendo la montaña en sentido NW y luego gira en sentido SE y así llegamos bajo una línea eléctrica En este punto, sin llegar a pasar totalmente la línea, vemos una torre a la derecha con una inscripción que nos indica la dirección a seguir para ir a Pedralta. Giramos a la derecha y seguimos el sendero en esta dirección. El camino tiene señales de pintura azul. Así saldremos cerca del puig de Jofre. Aquí hay que hacer un comentario. Yo me dejé deslumbrar por señales de pintura azul, no leí el mapa y seguí por la izquierda, siguiendo el trazado de la línea eléctrica siempre por debajo de ésta, siguiendo las señales de pintura, iniciando primero una fuerte subida seguido de una fuerte bajada y rematando con otra fuerte subida. Si no se siguen las señales de pintura se debe seguir recto, cruzando el cortafuegos y seguir recto por el camino que nace al otro lado, justo enfrente del punto en el que nos encontramos. No sé decir qué opción es la más adecuada. El camino señalizado con pintura tiene fuertes desniveles. El camino que sigue recto acaba enlazando con carretera asfaltada. El caso es que por un lado o por el otro acabamos en el coll de Peralta y, unos metros más adelante, a la curiosa roca granítica que da nombre al lugar. Visitada esta se deshace el camino de nuevo en el coll y nos desviamos a la derecha en dirección a Romanyà de la Selva. Comienza un largo descenso que nos hace perder 214 metros de desnivel y nos lleva a las costas de Sant Baldiri.

Cuando ya hemos dejado de descender habrá que hacer una fuerte curva a la izquierda e iniciar un ascenso, en sentido SE, que nos hará volver a ganar altura hasta llegar a las proximidades de la plana Basarda. Dejaremos la pista por un sendero a nuestra izquierda que rodea un cerro en el que hay un antiguo poblado ibérico. Encontrar los restos no es complicado. El amigo "Amboto"tiene un artículo publicado muy interesante y de gran ayuda. Visitado el lugar, con las precauciones que recomienda aquel artículo, hay que deshacer el camino para seguir por la pista en dirección al coll de Boletus. Nos desviamos a la derecha en busca del primer objetivo del día, la cima del Montclar. Llegamos al coll de Montclar y encontramos un poste indicador que nos propone diferentes direcciones Tomamos el sendero que se dirige al Montclar. Para acceder hay que superar una pequeña dificultad en forma de pared granítica que si no está mojada no debe suponer ningún problema. Hecha la cima tenemos dos opciones para hacer el descenso.

Lo fácil es deshacer el camino hasta el coll de Boletus pero hay también la posibilidad de hacer otro recorrido consistente en seguir la cresta por el lado opuesto al usado para subir e ir a encontrar una especie de pilón de piedra que parece sea un vértice geodésico, posiblemente sea un hito de deslinde. Así, sin camino claro a partir de este punto, siempre en descenso y con ligera inclinación a nuestro izquierda, saldremos a una pista. Por la izquierda, en subida, nos dirigimos en dirección al coll de Montclar. Antes de llegar, sale otra pista que, bordeando el coll de Boletus por una cota inferior, termina encontrando la pista que baja de este collado. En esta ocasión optamos por ir al coll de Boletus y de allí ir a encontrar el coll de Sant Baldiri. En este coll, por la derecha y en pocos cientos de metros, llegaríamos a encontrar la ruinas ermita de Sant Baldiri. No fuimos ya que giramos a la izquierda en busca del coll de l'Escorpií. Por el camino se vuelve a pasar bajo una línea eléctrica Justo en este punto, por la derecha, nace un sendero que, en subida sostenida, nos lleva al monte de Sant Baldiri, sin mucho interés. Continuamos por la pista, dejando diferentes desvíos a la izquierda y llegamos a un punto en el que debemos dejar la pista y girar a la derecha para seguir por el PR. Se ve, pero no es fácil. Hay que ir al acecho. Así, por un sendero estrecho y muy entretenido, se llega al coll de l'Escorpí. Aquí primero nos desviaremos unas decenas de metros para visitar el menhir de es Terme Gros ( 375 m ). Se deshace el camino y seguimos en dirección al coll de la Creu de Barraquer. Antes sin embargo nos desviaremos por la cima del puig de les Cols. Excelente mirador, si el día es el adecuado. Volvemos al camino y finalmente salimos a carretera de montaña en el coll de la Creu de Barraquer. Si hasta ahora hemos tenido poca pista, a partir de ahí biene el remate final. Girando a la izquierda tenemos que hacer 500 metros por este terreno, en ligera subida primero y descenso después, hasta llegar a la altura de un depósito de agua. Dejamos la pista y seguimos por la izquierda, en descenso, utilizando otra pista, ahora más estrecha y en peor estado.

Termina cuando se junta de nuevo con la pista que dejamos en el depósito. Giramos a derecha y al poco abandonamos de nuevo la pista para empezar en suave descenso por una antigua pista que sale por la izquierda. Una fuerte curva a la izquierda y nos dirigimos al coll Romaguer y más adelante al coll de la Verge, en donde encontramos un poste indicador con la dirección a seguir para ir al puig Gros ( 323 m ), segundo objetivo del día. Remontamos por sendero hasta la cima y nos encontramos con un bosque de antenas de telecomunicaciones. Estas se olvidan rápidamente cuando nos damos cuenta de las vistas que esta cima nos regala, de nuevo si el día es el adecuado.

Para seguir el recorrido, de nuevo tenemos diferentes alternativas. La primera, como no, deshacer camino hasta el collado. Otra, en mi opinión más interesante, se utilizó un sendero que está en vías de extinción por falta de uso. Este nace entre las dos casetas que hay al final de la pista de acceso a las estaciones. Hay que seguir la valla del instalación de más a la izquierda. Este sendero, a pesar de la vegetación que lo cubre, es fácil de ver y seguir. Hay un par de pequeños hitos que nos ayudan a darnos cuenta de los puntos conflictivos. Cuando llegamos al segundo hito podemos elegir que hacer. Por no llevar el mapa adecuado no supe interpretar las diferentes posibilidades. Recto se puede ir también y se pasa al borde de la cueva del puig Gros, aunque parece que es un poco difícil de encontrar. El caso es que recto o por la izquierda se acaba conectando con el sendero que baja del collado de la Verge. Este PR nos deja en el plan de ses Mòdregues para dirigirnos a Sant Feliu de Guíxols.

Encontramos otro desvío en el que tomaremos dirección al valle de Mascanada. Al poco se debe dejar este sendero, que empieza a subir, para desviarnos a la derecha y seguir el sendero local que se dirige hacia el N. Hay una bifurcación en la que podemos elegir la opción que más interese ya que ambos caminos son buenos.El más precario, por la izquierda, es más salvaje y sombrío que el señalizado y pasa al lado de otra cueva, también difícil de encontrar. Finalmente los caminos se juntan y unos metros más adelante nos encontramos con la posibilidad de evitar un largo rodeo de la pista haciendo un atajo que se nos ofrece. Siguiendo en continua bajada dejamos a la espalda el camino de acceso a mas Assols y cruzamos una cadena. Unos metros más adelante encontramos un poste indicador. Seguimos por la izquierda, en ligero ascenso, en dirección a los Tres Caminos y, tras unas lazadas de la pista, salimos a la carretera a la altura de lugar al que tenemos el coche aparcado.

Accesos: Sant Amanç ( 2h ).

Katalogoak

Irudiak

Iruzkinak