Gora

Batans, Penya (2.890 m)

remove-icon
Javier Urrutia
Sarrera data
2015/01/02
Aldatze data
2019/06/17
1



A la memoria de Itziar Lazurtegi, su última montaña...

El macizo de los Batanes es el más elevado de la margen izquierda del valle del río Caldarés ( Panticosa ), superando ligeramente los 2.900 metros de altitud. Sin embargo, esta montaña no resulta tan frecuentada como los Picos del Infierno, Garmo Negro o Argualas, que se levantan sobre la vertiente opuesta. Aquellas cumbres son tresmiles, no presentan dificultades reseñables para ser coronadas y se pueden superar en un tiempo relativamente corto partiendo de los Baños de Panticosa ( 1.637 m ). Todo ello hace que esas montañas, de tresmiles accesibles, constituyan un gérmen del montañismo, un terreno donde iniciarse, y además idóneo, un lugar donde coleccionar las primeras experiencias a altitudes superiores a los tresmil metros.

Los Batanes son varias cumbres. Tradicionalmente se consideran tres elevaciones orientadas en un eje NW-SE. La cota oriental o NW es la más baja ( 2.875 m ), pero es la única cuyo acceso es sencillo de tal modo que se puede visitar, incluso, en un bello itinerario de esquí de travesía circular desde Baños Panticosa para descender por la cuenca de Bramatuero al Ibón de Bachimaña, volviendo luego por el GR-11 a las instalaciones balnearias. El Diente Central ( 2.885 m ) es más atrevido. Su vía normal presenta ya un pequeño paraje de dificultad media, para terminar coronando el pico por su curioso cortante oblícuo. La cima SE occidental es el llamado Pico de los Batanes ( 2.909 m ). Su vía normal, aunque de escalada elemental (II), impone prudencia. Hasta aquí lo conocido.

Sin embargo, un análisis más exhaustivo del terreno, no reflejado en la cartografía oficial 1:25.000 del IGN, revela otros detalles y cotas interesantes que no se contemplan en otras referencias a estas montañas.

El macizo de los Batanes se compone, en realidad en dos grupos de cumbres, entre el collado de Xuans ( 2.766 m ) y el Cuello de los Batanes ( 2.783 m ). El grupo occidental es el ya descrito, a veces denominado "Dientes de Batanes". Además de las tres cimas normalmente identificadas, existe un cuarto diente sobre la arista S que desciende hacia el Cuello de Lavaza ( 2.712 m ). Hacia levante despunta un segundo grupo de cumbres, que el mapa de la editorial Prames identifica como Peña Batans. Este grupo cotas no resulta, a diferencia del anterior, visible desde el valle de Tena. Donato Molina lo define, de manera precisa, como "Los Batanes Ocultos". El mapa del IGN 1:25.000 no dibuja convenientemente las curvas de nivel, no identificando las tres cotas que componen este grupo. Tampoco llega a señalar correctamente el punto más elevado, sino que marca una cumbre menor.

La cartografía 1:5.000 si que permite distinguir este submacizo y revelar las tres puntas que lo componen. De W a E: Punta Occidental ( 2.886 m ), Canino de Batanes o La Torre ( 2.890 m ), que ocupando una posición central y destacada es la más elevada, y la Punta Sur ( 2.883 m ). Esta última, aunque es la más baja, es la que señalan como cumbre principal la cartografía del IGN con una cota 2.893 m. Estas cotas raramente han podido ser ascendidas. Una de las cuales, la trágica punta occidental, ha experimentado cambios estructurales relevantes en los últimos años a raíz de una importante cadena de desprendimientos en su cara N. Posiblemente, y a juzgar por el análisis fotográfico y el estudio que hemos realizado sobre el terreno, el fenómeno se originó durante el año 2013, abriendo una posibilidad de escalada factible por ese lado pero sobre terreno sumamente peligroso.

Enseñamos aquí las vías de acceso a cada una de las tres puntas, todas ellas aéreas.

Aproximación desde Baños de Panticosa

Desde Baños de Panticosa ( 1.637 m ) saliendo por el GR-11 en dirección a Bujaruelo, ascendemos por la senda, que entre arbolado conduce a la majada del Serrato ( 1.950 m ). Aquí se abandona el sendero balizado de gran recorrido para continuar hacia los ibones de Lavaza. La senda supera en zig-zag una ladera barrida por los aludes hasta desembocar en la tubería ( 2.200 m ) que enlaza los embalses de Bachimaña y Brazato. Tras cruzar la canalización, la senda, aún patente, continúa hacia la izquierda pasando por encima de una desmoronada caseta de hormigón y el para-avalachas. Luego se esfuma y penetra en una ladera de rocas y hierba, en ocasiones puro canchal, donde el itinerario se sigue prestando atención a los hitos. Arriba se alcanza un rellano ( 2.482 m ) al pie de los Ibones de Serrato. Se cruza entre los dos ibones y se deja a la izquierda el cercano Cerro Gascón ( 2.519 m ) para continuar a la derecha en la siguiente y amplia depresión. Continuando la marcha penetramos en la cuenca pedregosa de Lavaza ( 2.538 m ), donde comenzamos a enfilar en dirección N siguiendo los hitos.

Poco más arriba se da con el caos pedregoso bajo la cordillera de los Batanes. Se observarán marcas blancas y negras que ayudan a encontrar el itinerario hacia el Collado de Xuans ( 2.766 m ), pero nosotros deberemos remontar el pedregal, conformado por bloques estables de gran tamaño, con objeto de dirigirnos a la chimenea situada a la izquierda, entre la cumbre occidental ( 2.875 m ) y el Diente Central ( 2.885 m ). Este corredor, no impone dificultades, y permite alcanzar la brecha ( 2.840 m ) que da paso a la alta cuenca de Bramatuero.

Ahora deberemos descender unos metros hacia esa cubeta (N) y comenzar a rodear los dientes clásicos ( hitos ), comenzando por el Central y, finalmente, por el oriental o Pico de los Batanes ( 2.909 m ), que es el más elevado del conjunto. Con ello podremos llegar a la brecha ( 2.832 m ) que separa los dos grupos de cumbres, con el Pico de los Batanes ( 2.909 m ), al W, y Penya Batans ( 2.890 m ) al E.

Cumbre principal o Canino de Batanes (PD) y Cima S. (F+)

Se identifica desde la brecha por ser la gran torre que se eleva en lo alto del conjunto.

Para alcanzar esta cima deberemos descender unos metros hacia el pedregal de la base y remontar hacia la derecha por pendientes pedregosas a buscar el lado contrario de la torre; es decir, su arista E, por donde se desarrolla su vía normal de acceso.

Al llegar al pie de la cumbre, nos situamos en una brecha ( 2.870 m ) que la conecta con la cima S. En este punto se aborda la escalada, corta y en buena roca. Escalar una chimenea vertical (II+) para situarse debajo del compacto bloque cimero. Hay que efectuar una aérea travesía hacia la derecha apoyados en una cornisa constituida por tres grandes bloques (II) para ganar el extremo opuesto. Luego girar a la izquierda y seguir el filo fácil hasta la pequeña cima de Peña Batans ( 2.890 m )(PD).

Destrepando a la brecha ( 2.870 m ), subimos a la cota S, que es la que los mapas marcan erróneamente como la más elevada y con cota 2.893 m. Hay que recorrer un breve tramo de arista cortante apoyados en una repisa en el flanco derecho (II) antes de alcanzar la cumbre ( 2.889 m )(F+). Impresionante y original panorámica de las otras dos cumbres.

Cumbre Occidental, Arista W. (AD) y Cara N. (PD)

Desde la brecha occidental ( 2.823 m ) podemos observar la primera punta del grupo ( 2.886 m ). Tras una horcada aparece la cota más destacada, la torre o canino de Batanes ( 2.890 m ). Podemos abordar esta punta escalando la arista. Al principio no se presentan dificultades reseñables (II) hasta que se debe bordear un agudo gendarme por el flanco izquierdo (III-) para dar con una brecha ( 2.865 m ) donde se monta reunión para poder abordar la siguiente sección del cresterío. Se trata de un gendarme muy vertical que se escala aprovechando una fisura abierta hasta salir a su cima, ligeramente por debajo de la cumbre. El resto es terreno sencillo pero se atraviesan unos bloques blanquecinos parcialmente desmoronados tras el desprendimiento, ganando entonces la cumbre de la Punta Occidental ( 2.886 m )(AD).

La cara N era un bloque macizo hasta el importante desprendimiento que arrojando varias toneladas de material a la cuenca pedregosa de Bramatuero esculpió una marcada cicatriz de color blanquecino debido al deslizamiento y rodadura de los bloques. Los líquenes no se han llegado a formar sobre estas rocas y el escombro se distribuye a lo largo de la pulida rampa por la que se ha precipitado el material. La vía de acceso que remonta esa rampa y penetra en la concavidad resultante del movimiento es muy peligrosa y aún inestable aunque la dificultad no supera el segundo grado. Los bloques superiores constituyen una amenaza seria contra la seguridad y resultó fatídico en la exploración de esta vía de acceso para nuestra querida compañera Itziar. No resultando una vía de acceso segura no se aconseja como itinerario en el estado actual de las cosas.

Accesos: Baños de Panticosa ( 4h ).

Katalogoak

Irudiak

Iruzkinak