Gora

Castillo, Sierra del (896 m)

remove-icon
Joseba Astola Fernandez
Sarrera data
2015/03/16
Aldatze data
2017/02/23
4



La Sierra del Castillo (896 m) se yergue al sur de la provincia de Salamanca, dentro de la Comarca de Sierra de Francia y el Parque Natural de las Batuecas-Sierra de Francia. Es una sierra pequeña al lado de montañas vecinas de mayor envergadura, como la inmediata Orconera (1.416 m.) y la Sierra de La Alberca, de la que es continuación.

Bien es cierto que, como ocurre en tantas otras montañas de esta zona peninsular, tan castigadas por los incendios en las últimas décadas, la profusión de cortafuegos ha provocado agresivas cicatrices en algunos puntos y afea algún tramo de la parte superior de la sierra. Sin embargo, su ubicación privilegiada, asomada a la comarca cacereña de Las Hurdes, la riqueza forestal y faunística que alberga en sus laderas, además de una silueta no exenta de elegancia, la otorgan suficiente personalidad como para no pasar desapercibida.

En cuanto a su denominación, ésta no parece estar del todo clara, siendo la genérica de Sierra del Castillo la más aceptada en los pueblos de alrededor. Algunos herguijueleños, no sin titubear, nos mencionaron nombres como Alto de la Mina o Cueva de la Mora, pero éstos parecen corresponder a determinados parajes de la sierra no alejados de la zona cimera. También en algunas publicaciones se hace mención a las Peñas del Horno, no habiéndose podido constatar tal denominación. Finalmente, la que figura en el mapa del I.G.N. (Risco del Aguila Castañera) parece ser un término totalmente ajeno a las gentes del entorno.
La ascensión a la Sierra del Castillo es sencilla y nos deparará un ameno caminar. Sin embargo, no podemos dejar de recomendar el combinar la misma con una caminata circular, de unos doce kilómetros de longitud aproximadamente, que rodea completamente toda la sierra gracias a un camino-pista de trazado horizontal en su mayor parte, exceptuando una bajada y posterior subida de poca importancia.

Desde Herguijuela de la sierra

Tanto para la subida como para efectuar la vuelta completa a la sierra, partiremos de Herguijuela de la Sierra (648 m.), bonita localidad recostada en la vertiente sureste de la montaña de Orconera. De la serena quietud de esta población quedó también prendado el mismísimo Miguel de Unamuno, quien le dedicó un pequeño poema. La plaza principal se encuentra presidida por un vistoso olmo alzado sobre un pedestal de piedra (podemos encontrar otro similar en la plaza del cercano y también bellísimo pueblo de Cepeda). Hoy, la vida transcurre en Herguijuela entre aromas de aceite, cereza y artesanía (feria anual). En un húmedo paraje no lejano del pueblo pervive aún la que está considerada como la haya más meridional de Europa, reliquia de otros tiempos y auténtico monumento natural a tanta riqueza. Un sendero balizado conduce hasta ella.

Metidos ya en vereda, y nunca mejor dicho, tomamos la que parte del extremo sur del pueblo, cerca de la Plaza del Olmo. Se trata del antiguo camino a Riomalo de Abajo (Cáceres) y a La Rebollosa (pedanía esta última perteneciente al municipio de Herguijuela que está considerada como la única alquería de características hurdanas de la provincia de Salamanca). Encontramos en el inicio un panel indicativo y explicativo de los senderos señalizados que de aquí parten (Fuente del Aguila, Fuente Mundo, Riomalo?). La hermosa y alfombrada vereda desciende suavemente delimitada por viejos muros para pasar algo después junto a una fuente y salir a la estrecha carreterilla que de Herguijuela baja a La Rebollosa por el precioso y poco transitado valle del arroyo Cabril. El contacto con el vial asfaltado se produce junto a unos gigantescos eucaliptos. Unos pocos metros por la carretera nos dejan en el llamado Portillejo (0,15), que no es sino el portillo que separa la Sierra del Castillo (izquierda, S.) de las caídas meridionales de la Orconera (derecha). Si bien podríamos comenzar el paseo en este punto, las sensaciones que aportan los viejos caminos añadirán riqueza a la excursión, por lo cual aconsejamos hacerlo desde Herguijuela.

Del Portillejo parten dos pistas hacia el S, que son en realidad principio y final de la ruta circular (no balizada) que rodea la sierra y que recomendamos sin ninguna duda. Si nuestra intención es simplemente ascender a la peña más alta tomaremos la primera pista que encontramos según lleguemos, es decir, la que transcurrirá por la vertiente oriental de la Sierra del Castillo. A su inicio encontramos una señal que indica la prohibición expresa de transitar por ella desde mediados de febrero hasta principios de agosto. No obstante nos encontramos en una zona donde vuelan en libertad (y, por tanto, nidifican) buitres leonados, águilas reales e incluso cigüeñas negras.

Recorremos la pista durante unos metros hasta encontrarnos a la derecha un cortafuegos que se lanza raudo a la conquista de la parte alta, siendo otra opción menos relajada. Unas decenas de metros más adelante (20 min.) se desgaja también a mano derecha el camino-pista que asciende hacia la parte superior de la sierra, y que no es otra sino la de servicio para acceder a la caseta de vigilancia forestal. Seguramente habremos observado desde el comienzo de la ruta esta construcción que se encuentra en lo alto de la sierra, a la derecha de la altiva peña que constituye el punto más elevado.

En un par de largas revueltas el pedregoso camino nos deja bajo la caseta (50´), habiendo aparecido unos metros antes el cortafuegos que constituía la opción directa. Afrontamos ahora el tramo menos atractivo de la jornada, al tener que transitar por un anchísimo cortafuegos que rotura buena parte del lomo de la sierra. Tras descender unas decenas de metros de desnivel volvemos a remontar. Un camino a la izquierda (vertiente E.) permite avanzar un tramo ajenos al cortafuego por un terreno más amable. De nuevo en la ancha cicatriz, otro breve descenso y posterior ascenso nos depositan a los pies de las peñas cimeras (1,10), en el punto donde muere el cortafuegos y comienza el tramo más salvaje y bonito de la jornada. La apariencia de las peñas y la vegetación pueden dar la sensación de que no será tarea fácil avanzar hacia la cima, pero no es así. En este punto, a la izquierda, parte una perceptible senda (hito ocasional) o traza de paso que nos aproximará a un colladito y transcurrirá por la base de los riscos (caminaremos siempre por la vertiente oriental de los mismos) por un terreno de piedra cuarcítica, revestida de verdes líquenes y algo resbaladiza si está mojada. Esta veredilla, trazada seguramente por las numerosas cabras salvajes que pueblan la zona y que es fácil que sorprendamos, nos aproxima al punto culminante, el cual alcanzaremos hacia la derecha tras una breve y sencilla trepada (1h.25´). Encontramos en la cumbre un trípode metálico de triangulación, relacionado con las labores forestales en la vigilancia de incendios, aunque se encuentra derribado en el suelo.

A pesar de la escasa altitud oteamos a vista de cigüeña negra numerosos parajes, destacando el profundo barranco del arroyo Cabril, al O. de nuestra posición, por donde transcurre la carreterilla entre Herguijuela y La Rebollosa. También es visible la localidad de Riomalo de Abajo, localidad que da inicio a Las Hurdes (Las Jurdes en el dialecto estremeñu), así como parte del caprichoso serpenteo que realiza el río Alagón a su entrada en tierras extremeñas. Más allá del cercano Pico de la Lenteja, la vista se pierde en las fragosidades de la célebre comarca cacereña.

La vuelta a la Sierra del Castillo y otros senderos

Podemos realizar el rodeo a la sierra en el sentido que nos plazca, sabiendo que los dos cabos del camino parten del Portillejo y están separados por apenas unos metros (junto al comienzo del que transcurre por la vertiente E. de la sierra encontramos señalización hacia La Rebollosa. El recorrido es factible en BTT, aunque en algunos tramos el estado de pista se ha asalvajado y puede ser algo incómoda. Si lo hacemos caminando disfrutaremos de la variedad que ofrecen ambas vertientes, destacando quizás la oeste, poblada por encinas y algunos alcornoques de porte descomunal, además de interesantes panorámicas del barranco del arroyo Cabril y de las bellas caídas de la Orconera. Tras un suave descenso realizamos el giro a la sierra por su parte meridional, con interesantes vistas hacia el cercano Alagón. La vertiente oriental, más húmeda y sombría, está repleta de madroñeras que lucen el sabroso fruto rojo con el otoño ya muy avanzado.

También es recomendable realizar íntegramente o en parte el sendero señalizado que desciende a La Rebollosa, un antiguo camino bien conservado que baja hasta lo más profundo del salvaje barranco del Cabril para pasar por un puente a la otra orilla y salir a la carretera, ya en las cercanías de la pedanía. Fue lugar de trasiego de gentes de una y otra provincia para intercambiar alimentos.

Accesos: Herguijuela de la Sierra (1h25min ); Circunvalar la sierra y ascensión (4h45min ).

Katalogoak

Irudiak

Track-ak

Iruzkinak