Gora

Cuervo, Peña del (1.235 m)

remove-icon
Luis Astola Fernández
Sarrera data
2015/07/03
Aldatze data
2016/05/18
2



La modesta Sierra del Cerro es una estribación SW de la Sierra de Béjar-Candelario, unida a la Peña Negra (1635 m) a través del Puerto de Béjar, paso de la A-66 (Autovía de la Plata) y de la N-630, que comunican la Meseta con tierras extremeñas; la propia sierra actúa como línea divisoria entre las comunidades de Castilla y León y Extremadura. Sierra de perfil alomado y laderas suaves, algo más pronunciadas hacia el E, sobre Baños de Montemayor y el Embalse de Baños, presenta una espléndida cubierta forestal, especialmente en la umbría, con predominio del castaño en las zonas bajas y el roble marojo alcanzando incluso la línea de cumbres.

Aunque la referencia visual la constituye la despejada cima del Buitre (1226 m), coronada por un vértice geodésico, el techo de la sierra es la Peña del Cuervo (1235 m), un apilamiento de berruecos, altivo y vistoso en la distancia corta, que emerge sobre el marojal lo suficiente para convertirse en un magnífico mirador sobre las tierras circundantes; una cima solitaria y con mucho encanto, a pesar de su modestia. Señalar que la reseña del IGN sobre el Vértice Geodésico denominado Buitre pudiera llevar a confusión, pues lo ubica "...a unos 1000 m al SW de la Peña del Cuervo, unos metros más elevado que tiene una caseta con antena". El dato evidentemente es erróneo, pues las antenas se encuentran al E del Buitre, en una cota sensiblemente más baja (1209 m) y sin interés montañero.

En la cima de la Peña del Cuervo se unen los términos municipales de Baños de Montemayor (Cáceres) y los salmantinos de Peñacaballera, El Cerro y Montemayor del Río (del río Cuerpo de Hombre, que recorre su término en su errático discurrir hacia el Alagón desde las fuentes de Hoya Moros); esta última villa fue declarada Conjunto Histórico-Artístico por su núcleo medieval y especialmente por su Castillo del Paraíso (s.XIII), que merecen una visita. Probablemente desde cualquiera de estas localidades hay accesos, con mayor o menor dificultad, a las cimas de la sierra, pero la falta de información sobre la zona obliga a improvisar una ruta de reconocimiento por el acceso que nos ha parecido más sencillo, desde la Charca de la Cruz, cercana a El Cerro.

Desde la Charca de la Cruz

Valdelamatanza es una pequeña localidad dependiente del municipio de El Cerro, del que dista 10 km. El topónimo parece hacer referencia inequívoca a alguna sangrienta batalla ocurrida en tiempos nebulosos, quizás a principios del siglo VIII, en lo que hubiera supuesto la derrota definitiva a manos de los árabes del último monarca visigodo de Toledo, Don Rodrigo, que según esta teoría habría salido ileso de la Batalla de Guadalete y se habría refugiado posteriormente en las Hurdes; aunque, más probablemente, la legendaria matanza fuera protagonizada por las tropas de Almanzor en alguna de las dos incursiones (aceifas) del guerrero árabe documentadas históricamente contra Salamanca y Baños de Ledesma en el año 977, siendo Ramiro III monarca del Reino de León.

Al margen de consideraciones históricas, Valdelamatanza y El Cerro están enlazados por una carreterilla que arranca a 500 metros de esta última población, a la izquierda de la CV-12 en dirección a Lagunilla (El Cerro está a 7 km de la A-66, tomando en Puerto de Béjar la salida hacia Peñacaballera). A 2 km de El Cerro en dirección a Valdelamatanza se encuentra una extensa balsa artificial, la Charca de la Cruz (1091 m), inicio de la ruta. Continuando por la carretera alrededor de 400 m, surge a la izquierda una pista ligeramente ascendente, que enseguida atraviesa una portela con paso canadiense; la pista, con escaso desnivel, va rodeando por la izquierda entre praderas de uso ganadero la despejada loma del Buitre (1226 m), visible en todo momento. En 20 minutos se deja a la izquierda un amplio abrevadero, donde algunas semiborradas marcas de pintura verde y blanca indican la confluencia con un antiguo sendero local procedente de El Cerro en dirección al Buitre, en una ruta algo más larga pero probablemente más entretenida que la nuestra. El ascenso opcional desde aquí a la cima del Buitre supone no más de 10 minutos.

La ruta a la Peña del Cuervo (1235 m) prosigue por la pista, que no es otra que la que da servicio a las antenas ubicadas en una cota cercana; sin necesidad de llegar a ellas, se desciende brevemente a una vaguada herbosa y se continúa el ancho camino que se introduce en el marojal que tapiza las laderas del Cuervo; a poco de iniciar el ascenso, hay que elegir entre trasponer (por debajo) una portela metálica (derecha) que cierra un terreno vallado, o rodearlo y abandonar luego la pista, por terreno boscoso y con la referencia del vallado siempre a la derecha. Tirando de intuición y siguiendo rastros de senderos, no es difícil alcanzar la cresta arbolada, donde aparece una primera cota rocosa, con la Peña del Cuervo ya a la vista, cercana pero de aspecto inaccesible por esta vertiente; los problemas se diluyen sin embargo rodeando el cabezo rocoso por la derecha, en sentido contrario a las agujas del reloj, lo que permite enlazar pasillos herbosos que conducen sin ninguna dificultad al pie del inofensivo berrocal cimero, que se ataca finalmente por el norte sin necesidad de apoyar las manos. Preciosa atalaya con vistas hacia la sierra de Béjar y su piedemonte, con la localidad de Hervás al otro lado del embalse de Baños.

Accesos: El Cerro-Charca de la Cruz (50 min )

Katalogoak

Irudiak

Track-ak

Iruzkinak