Gora

Peña, Alto de la (1.369 m)

remove-icon
Luis Astola Fernández
Sarrera data
2015/11/01
Aldatze data
2016/06/06
4



Cima discreta de la Sierra de la Bodera, con cierto valor simbólico al marcar el hipotético final por oriente del Sistema Central en su importante ramal de la Sierra de Alto Rey, antes de diluirse en un paisaje de lomas insignificantes que enmarcan el corredor del Henares y el valle por el que discurre, ya remansado, un joven río Tajo. Apenas unos kilómetros hacia levante, la Sierra Ministra (1311 m), que en realidad hace de puente entre la Ibérica y la Central a través de la Sierra de Pela (1540 m) y de la divisoria Duero-Tajo, o los sorprendentes relieves invertidos del Alto Tajo, formarían ya parte del Sistema Ibérico.

La suave vertiente sur de la Sierra de la Bodera es un inmenso jaral de tránsito dificultoso fuera de las pistas y de los escasos senderos, que van desapareciendo ante la ausencia de ganado y hasta de personas que los utilicen; la ladera norte, suavemente tendida hacia los llanos de Atienza, aparece cubierta en gran parte por un impenetrable bosque de roble marojo que trepa incluso hasta el lomo cimero.

Territorio en cualquier caso inhóspito, humanamente desertizado, de clima extremo con veranos asfixiantes e inviernos que marcan a menudo las temperaturas mínimas de la península (160 días de helada al año), pero con un patrimonio histórico y artístico impresionante: Atienza, Campisábalos, Albendiego, Galve, Palazuelos, Carabias o el propio Sigüenza, cuya visita justifica y complementa sobradamente un paseo por estas humildes sierras castellano-manchegas.

Desde La Bodera

Desde la parte alta (E) de esta localidad de aire tristón y algo desangelado (1124 m) parte una pista hormigonada en dirección a dos visibles depósitos de agua; una vez sobrepasados, se alcanza una explanada con alguna vivienda aislada, junto al alto de la carretera de acceso al pueblo (GU-122), donde también se podría haber iniciado la marcha.

A partir de este punto, el ancho camino, ruta clásica por el sur a La Bodera (1408 m), se orienta al N y asciende sin apenas desnivel entre las jaras. Ya en el cordal, sería posible alcanzar La Bodera continuando brevemente de frente entre los marojos, hasta localizar a la izquierda un hito que señala el inicio de un camino ascendente hasta la voluminosa señal geodésica que corona la cima.

Para alcanzar el Alto de la Peña, por contra, se sigue a la derecha (SE) una visible pista que recorre el lomo del cordal oriental de la sierra hasta las proximidades de una primera cota significativa, el Alto del Mojón Blanco (1353 m). Hay que perder altura hacia el sur por la cuerda, aún por terreno cómodo, hasta un collado con algún marojo escapado de la boscosa vertiente norte; a partir de este punto, el terreno se vuelve más escabroso y la ruta más entretenida, con una débil huella que va buscando los pasos menos incómodos a través del crestón de cuarcitas.

Aunque la cima del Alto de la Peña (1369 m) parece localizarse al principio de la cresta, merece la pena recorrer ésta hasta la cota final (1368 m), para despedir definitivamente este ramal del Sistema Central, que parece hacer un último esfuerzo por encresparse antes de desaparecer sin demasiada gloria sobre los trigales castellanos.

Accesos: La Bodera (1h 20min )

Katalogoak

Irudiak

Track-ak

Iruzkinak