Gora

Tossa del Braibal (2.657 m)

remove-icon
Hector Ugalde Rojo
Sarrera data
2014/08/14
Aldatze data
2014/08/14
1
Andorra siempre es un destino especial, sobre todo cuando se habla de hacer montaña. La esbeltez de sus cumbres son un reclamo por todo montañero que se precie. Esta vez no hablamos de una cumbre con mucho renombre puesto que queda empequeñecida por todas las cumbres que la rodean pero esto no le resta entidad puesto que desdela cima recibiremos toda una lección geográfica. Es el punto central de un círculo formado por todo un remolino de montañas a cada cual más espectacular.
Esta vez nohemos cavilado mucho para plantear el recorrido. Con el mapa en la mano y desconociendo el terreno, la cordura aconseja seguir caminos existentes y en esta ocasión no son demasiados. La zona en la que se encuentra esta cumbre, a pesar de estar cerca de la capital de Andorra, es de complicado acceso y solitaria. La cosa cambia al valle de Madriu.

Este valle, patrimonio de la humanidad desde el año 2004, sí que soporta muchos visitantes en verano puesto que el GR-7/GR-11 dan mucho juego y los parajes por los cuales transita son encantadores. El recorrido elegido está señalizado casi en su totalidad. Tan solo el tramo comprendido entre el Cap de les Agols y el estany Forcat carecen de señalización y a veces el camino es inexistente, pero el tránsito es evidente. La cosa se complica algo más entre este estany y el de Illa. Aquí si que se debe usar la orientación y el mapa, o el G.P.S., como en nuestro caso. Tampoco debe suponer ninguna dificultad llegar al estany d' Illa puesto que el terreno es abierto y sin obstáculos.

Desde el área de recreo de la Font de la Closa

Una vez estamos en Andorra la Vella hemos de seguir por la carretera C.G.2, carretera de l'Obac, hasta una rotonda en la cual ya vemos un cartel de dirección que nos indica que hemos de salir de la rotonda por la primera salida, en dirección a Engolasters. Después de diversas curvas y de superar un buen desnivel se pasa junto al bello campanario románico de Sant Miquel d'Engolasters (tiene una bella fotografía, sobre todo de bajada). Pasado Sant Miquel nos faltarán unos 200 metros para llegar a otra curva en la que dejaremos la carretera para seguir por la derecha, ahora per asfalto descompuesto, hasta llegar, en unos 100 metros, a la zona de picnic del camino font de la Closa ( 1.488 m ).

Justo al final de la zona de picnic, bordeando el espacio dedicado a parque infantil nace el sendero, señalizado con círculos de pintura amarilla (que nos acompañarán hasta la cumbre), que se enfila decididamente a encontrar el GR-11. Cuando enlacemos, lo seguiremos unos pocos metros en sentido ascendente para llegar al coll Jovell ( 1.779 m ), importante cruce de caminos. En este punto seguimos por el camino de más a la izquierda y más pendiente, dejando así en primer lugar el GR-11, que nos bajaría a los cortals de Ràmio, y también otro sendero con el círculo amarillo que nos ha acompañado hasta ahora. Este último es el que usaremos por volver.

Así pues vamos por el camino que parece carecer de señalización. Al poco encontramos que vuelven los círculos amarillos y el camino vuelve a enfilarse, alternando entre camino claro y bloques de piedras. En ningún momento debemos tener problemas al seguir las señales puesto que son muy claras. De vez en cuando es interesante salir al filo de la montaña puesto que las vistas hacia el valle de Madriu y las cumbres de la frontera con territorio nacional son espectaculares. Así, tras sobrepasar un montón de puntos amarillos salimos del bosque y alcanzamos el punto en el cual nos podemos acercar a la font de Coniol, ya con la cumbre objetivo del día a la vista, casi a tocar, pero todavía restará un último esfuerzo pora conquistarla. Para hacerlo hará falta continuar tal y como hemos hecho hasta ahora: seguir los puntos amarillos, por terreno herboso y de fácil tránsito, hasta acabar en las rocas que sustentan la cima de la Tossa del Braibal ( 2.657 m ).

Para seguir con la propuesta hace falta hacer más de lo mismo: Seguir los puntos amarillos. Esta vez en el mismo sentido de la marcha, SW, siguiendo la carena en busca de la siguiente cumbre del día, el Cap de les Agols ( 2.648 m ). Ahora los puntos son más difíciles de encontrar y el camino se hace un poco perdedor pero nada que con calma no se pueda superar. El camino y los puntos están, pero si no se ven no hay problema, de lo que se trata es de seguir la carena. Más adelante encontramos otro punto conflictivo. El Caser dels Pans. Aquí cabría seguir por la loma, pero los puntos amarillos y el camino indican que se debe perder desnivel. Si hasta ahora el puntos y el camino eran difíciles de encontrar, ahora la cosa se complica mucho más. Desconozco la viabilidad o no de transitar por la carena puesto que seguimos el camino pintado. Así perderemos unos 25 metros de desnivel para hacer un flanqueo de unos 200 metros para subir de nuevo en vertical a la carena. Aun cuando no lo parezca, seguimos el camino pintado, pero las señales nos pasaron desapercibidas en muchos lugares. De hecho en el punto en el que salimos de nuevo a la carena hay una roca con una flecha indicando la bajada. En este punto nos dimos cuenta que quizás el camino estuviera señalizado en el sentido contrario al que lo hicimos nosotros.

Ya de nuevo en la carena los puntos amarillos se hacen más evidentes, cuando ya no son necesarios puesto que la carena nos sirve de referencia. Siguiéndola llegamos a la cumbre del cap de les Agols y más allá bajamos a un collado, en el cual encontramos un poste indicador. Seguimos con nuestra idea y seguimos la carena en dirección al estany Blau. Al poco encontramos una roca indicando dos direcciones. A la derecha se baja al estany Blau. Aquí podemos optar por coger este desvio y acortar el recorrido en muchos kilómetros y reducir mucho el desnivel. Nosotros no estábamos por la labor y tiramos derecho para enfilar una nueva subida entre rocas. Nuestro destino ahora era el estany d' Illa, muy lejos de nuestra posición, así que hay que hacercamino en dirección a los estanys de Gargantillar y Forcat. De lo que se trata es de ir sin perder ni ganar altura, viendo a nuestra derecha y abajo, el estany Blau. Así se conecta con camino que nos baja directo a los estanques indicados.

A la salida de aguas del estany Forcat perdemos todo rastro de camino. El mapa indica uno que baja a encontrar el GR-11 más al S. de la cabaña de los Estanys y que si lo usáramos nos ahorraría camino, pero ya he comentado que nuestro destino era llegar al estany d' Illa. Así, en un momento dado, y sin camino claro, hace falta girar en sentido N. y mucho más adelante en sentido E. Siempre sin camino pero de forma fácil y por terreno sin complicaciones llegamos al estany Rodó y vemos el refugio d'Illa. Por simple sentido de orientación llegamos al refugio libre (no hay servicio de bar ni de nada). Encima del refugio está el estanque, artificial, de Illa. Muy grande. Para volver se acaban los problemas de señalización. Todo GR-11 hasta el refugio, también libre, de Fontverd. Por el camino iremos dejando todo un reguero de cabañas y refugios libres. Recorreremos todo el valle de Madriu, espectacular pero muy largo. Pasaremos de nuevo por el desvio que ahora, desde nuestra posición, sube al estany Blau y nos acordaremos. Finalmente llegamos al refugio de Fontverd, bien pasando por su puerta y fuente o bien unos metros por delante ( hay dos caminos para llegar). Seguimos abajo y unos centenares de metros más allá del refugio encontramos un poste indicador y una bifurcación del camino. los dos son buenos. La diferencia está en el desnivel. El G.R. baja a los cortals de Ràmio y allá se desvía por subir al coll Jovell. El camino que no es G.R. vuelve a recuperar los puntos amarillos y planea, con un par de repechones, al mismo collado. Cuando llegamos, tan solo nos falta deshacer el camino por volver al coche.

Accesos: Font de la Closa ( 3h ).

Katalogoak

Irudiak

Iruzkinak