Gora

Cantos, Corral de (1.421 m)

remove-icon
Txomin Uriarte
Sarrera data
2015/12/17
Aldatze data
2016/12/01
2

El Sistema de los Montes de Toledo es un concepto geográfico amplio que engloba el conjunto de montañas extendidas en dirección W-E desde la sierra de San Mamed, en Portugal, hasta la meseta manchega. Divide a la Mancha en dos cuencas hidrográficas: la septentrional drenada por el Tajo y la meridional regada por el Guadiana.

Pero lo que se entiende habitualmente por "Montes de Toledo" es sólo una parte, la más oriental de todo este sistema, la que desde el siglo XII hasta la desamortización del XIX perteneció a la ciudad de Toledo en concepto de "montes propios".

Por una serie de motivos históricos es uno de los grandes espacios europeos con alto y extensivo grado de conservación de valores naturales, sobre todo, en cuanto a fauna de rapaces y mamíferos. Pero este espacio no ha tenido ninguna protección formal hasta que la intención de las autoridades militares de convertir en polígono de tiro la finca de Cabañeros, encendió las luces de alarma, y condujo a que fuese finalmente declarado Parque Nacional en 1995.

Los Montes de Toledo, propiamente dichos, están compuestos por dos grandes bloques: al N las sierras de Sevillejo, el Castañar y los Yébenes (en las que están los techos de las provincias de Toledo: el Rocigalgo 1.449 m y de Ciudad Real: el Amor 1.380 m); y al S las sierras del Chorito, Pocito y la Calderina, ya de menor altitud.

Cerca del Rocigalgo, al N del Parque de Cabañeros, hay una hermosa montaña sin mallas cinegéticas, el Corral de Cantos, que rebasa los 1.400 m. Su aproximación se hace desde la localidad de Navahermosa, yendo por la carretera del camping hasta la ermita del Milagro, donde hay buen aparcamiento y fuente de agua potable.

Desde Navahermosa

Se sale de la ermita del Milagro (840 m) por la ancha pista carrozable en sentido SSE. A los 3 km llegamos al collado de la Madroña (1.010 m) (0,30), encima del pueblo de Hontanar. Allí dejamos la pista, que sigue en dirección S y por la que luego volveremos al bajar del monte. De momento tiramos a la izquierda, en dirección SE, subiendo por la arista de la cara NW de la Sombrerera, para hacer esta otra cumbre, aunque luego tengamos que regresar a la pista. Es un terreno despejado y al final trepamos fácilmente por pequeñas murallas calizas en la cara N de la Sombrerera.

Llegamos a la cumbre de la Sombrerera (1.390 m) (1,25), con su vértice geodésico, sus antenas y su caseta de servicio. Vemos en frente, al SW, nuestro Corral de Cantos. Seguimos el cordal en dirección S y puntuamos otra cumbre, más alta pero cuyo nombre ignoramos (1.403 m) (1,50). Seguimos en la misma dirección S y bajamos 100 m hasta volver a situarnos en la pista que traíamos (1.305 m).

La pista va haciendo una curva larga a la derecha, atraviesa el arroyo de los Trevejiles, cerca de su nacimiento, y sube hasta el collado de la cara E del Corral de Cantos. Allí se abandona la pista y se llega en seguida a la campa cimera. El vértice geodésico del Corral de Cantos (1.421 m) (2,50) está encima de un circo rodeado de rocas. Cerca se ven las dos cumbres grandes de estas sierras: al W el cerro de Rocigalgo (1.449 m) y al SE el Alanillos, por nombre completo, el risco de Alanillas Altas (1.443 m).

La vuelta la hacemos siguiendo toda la pista que hemos recorrido a trozos en la subida. Va bordeando toda la vertiente W de la cuerda de Sombrerera, hasta que lleguemos a la ermita del Milagro, en hora y media larga.

ACCESOS:  Navahermosa, por Sombrerera ( 2 h 50 min)

Katalogoak

Irudiak

Track-ak

Iruzkinak

  • item-iconRafael Bartolomé
    2016.eko abenduak 1a

    He calculado la prominencia con el collado (1.269m) que la separa de Alanillas Altas. He usado la cima Sur que da el IGN 1m más alta (1.422m) que la que tiene el vértice.