Gora

La Pelada (1.027 m)

remove-icon
Luis Astola Fernández
Sarrera data
2016/01/02
Aldatze data
2016/11/22
5

Cerrando el flanco meridional del Valle de Sotoscueva se alzan una serie de montañas de estructura peculiar que reciben popularmente el nombre de "conchas". Se trata de manifestaciones de un típico relieve en cuesta, que presentan hacia esta vertiente el frente abrupto y hacia el contrario la pendiente más tendida, hendidos a su vez por barrancos, o al menos por marcados collados, que los individualizan y les dan su forma característica. Estas "conchas" aparecen rematadas por las cimas de Bedón (1092 m), Picón (1051 m), Citorca (1037 m), Oricedo (983 m), Cornejo (954 m), el modesto pitón rocoso del Pico Cuerno (848 m) y La Pelada (1027 m); La Pelada sería pues la cota más elevada de la "concha" más occidental de Sotoscueva.

Es igualmente el punto culminante de un larguísimo farallón rocoso que se prolonga sin solución de continuidad a lo largo de casi 14 km, desde el Alto de la Concha (situado sobre la popular cueva y ermita de San Bernabé, en Ojo Guareña) hasta el fascinante enclave de Puentedey, en lo que constituye el primer escalón entre el valle de Valdeporres y las alturas de Dulla (1143 m). La Pelada marca además el límite SW del Monumento Natural de Ojo Guareña, incluído en la Red de Espacios Naturales Protegidos de la Junta de Castilla y León, y LIC de la Red Natura 2000.

Cima poco conocida y escasamente frecuentada, tres importantes rutas balizadas facilitan, no obstante, la aproximación y las posibilidades de coronarla. Por un lado, el GR-1, en su etapa entre Puentedey y Pedrosa de Valdeporres, alcanza a partir de Villamartín de Sotoscueva el amplio collado abierto entre La Pelada y Dulla, tramo coincidente con el PR-BU 33 "Senda de los Canales del Dulla", de la red de senderos de Ojo Guareña; pero especialmente el PRC-BU 32 "El Ventanón" permite conocer además este imponente arco natural de 30 metros de ancho y 20 de alto, formado por el hundimiento de un antiguo conducto subterráneo que desaguaba hacia Valdeporres en el río Engaña, afluente del Nela.

Desde Villamartín de Sotoscueva

La ficha del sendero PRC-BU 32 le asigna una duración de 2 horas y media, para casi 11 km de distancia, con inicio y final en el Alto Concha, accesible desde la Cueva y Ermita de San Bernabé por una carreterilla que conduce a Cornejo o al mismo Puentedey. Si no se quiere hacer el sendero completo, se puede iniciar la ruta en Villamartín de Sotoscueva (800 m), a donde llega un ramal de dicha carretera.

Al final del asfalto, en un ensanchamiento de la vía, aparecen las paletas del sendero balizado; para hacer un recorrido circular, proponemos seguir inicialmente la que toma dirección N, señalizada al Alto de la Concha, y abandonarla en la primera bifurcación, una vez dejadas atrás las casas, por un claro camino ascendente a la izquierda. Rebasado el encinar, se vuelven a retomar hacia la izquierda, por terreno despejado, las marcas del PR procedentes del Alto Concha, que conducen sin pérdida ligeramente al N del ancho collado abierto entre las alturas de Dulla y la cresta de La Pelada. Las flechas del sendero anuncian la cercanía del prodigioso arco de piedra conocido como El Ventanón, fin del sendero señalizado, al que se llega en breve por pisado camino.

Para continuar a La Pelada, un senderillo se introduce en el encinar, pero conviene evitar la tentación de progresar hacia la cumbre por la cresta, de piso incómodo y prácticamente impenetrable por la vegetación. Se impone avanzar en dirección NW, en paralelo a la línea de cresta y sin ganar altura, enlazando rastros por terreno de encinas algo enmarañado pero transitable, y esquivando en lo posible el lapiaz. Con una buena dosis de intuición nos situaremos aproximadamente en la vertical de la cima (los apenas 550 metros en línea recta desde el Ventanón pueden hacerse largos) y, con otra razonable ración de suerte, localizaremos una discreta hilera de hitos que enfilan directamente hacia la cresta cimera, aprovechando los sectores menos sucios entre un lapiaz poco desarrollado, pero incómodo.

No es sencillo determinar el punto exacto de la cima, que parece situarse en el extremo SW del tramo de cresta más elevado, coincidiendo con dos redondeados peñascos algo menos invadidos por los arbustos. Sin referencias evidentes y en un terreno poco transitable, que exige un pesado ejercicio de rastreo, el GPS puede resultar útil para fijar sin ningún género de dudas la ubicación de la cumbre.

Para evitar aventuras en el regreso, conviene orientarse nuevamente hacia el Ventanón y tomar allí el sendero balizado hasta el poste de señales anterior al collado con Dulla; llegando hasta el propio collado, se enlaza con las marcas del PR-BU 33 y del GR-1, que por una ancha pista descendente se presentan en Villamartín de Sotoscueva por su extremo SW, junto a su coqueta iglesia. Tiempo total, 2h 30 min.

Accesos: Villamartín de Sotoscueva 1h 15 min

Katalogoak

Irudiak

Track-ak

Iruzkinak