Gora

Mola de la Vila (947 m)

remove-icon
Luis Astola Fernández
Sarrera data
2016/01/15
Aldatze data
2016/07/09
1

De los cuatro picos que cercan a Forcall, la Mola de la Vila o de Sant Marc (947 m), aun siendo la de menor altitud, es la de mayor presencia, quizás porque enmarca y cobija a sus pies, a pesar de la brecha abierta por el cauce del río Cantavella, el apretado caserío de esta hermosa localidad de la Comarca de Els Ports.

Siempre es un placer releer los jugosos comentarios que el gran Cavanilles (botánico, naturalista, geógrafo, teólogo,...) vierte en sus "Observaciones del Reyno de Valencia" (1795-1797). La villa de Forcall y su entorno debieron de causarle honda impresión, a juzgar por el número de páginas que dedica a su descripción; a propósito de la formación del singular rincón donde se asienta el pueblo, tres ríos entre cuatro molas, escribe:

"En este estado se hallan casi todos los montes de la comarca, esto es, compuestos de bancos calizos mas ó ménos horizontales que alternan con capas de marga. Asi pues me figuro que las esplanadas o muelas que coronan los montes perteneciéron algun dia á una sola mole, que las aguas abriéron en quatro cañadas principales, y que el sitio, donde al presente se ve la villa de Forcall, estuvo antiguamente muy alto, y tal vez de nivel con los elevados picos que la cercan."

En 2005, la Generalitat Valenciana aprobó la declaración del Paraje Natural Municipal Mola de la Vila, que protege un total de 129'7 ha de la montaña a partir de la cota 850 m, atendiendo a sus valores ecológicos, paisajísticos, científicos y recreativos, así como al "alto valor simbólico que este paraje tiene para los habitantes de Forcall". Se destaca su vegetación, fundamentalmente de encina (Quercus rotundifolia), con sabina albar (Juniperus thurifera), enebro (Juniperus oxicedrus) y boj (Buxus sempervirens), con presencia de serbal (Sorbus aria), arce de Montpellier (Acer monspessulanum) y quejigo o roble valenciano (Quercus faginea); como fauna más visible, cabra montés (Capra pyrenaica), buitres (Gyps fulvus) y otras rapaces diurnas y nocturnas.

Una pista, hormigonada a tramos, da servicio a las antenas que coronan la cima y facilita el acercamiento rodado al espacio protegido. Por suerte, existen interesantes itinerarios alternativos hasta el Peiró o Piló de Sant Marc y la propia cumbre, que procuran evitar  el contacto con la pista. Enlazando el PR-CV 322 "Mola de la Vila" con el PR-CV 217 "Xiva-Ortells-Forcall", se puede realizar una completa ruta circular de menos de tres horas de duración desde el propio Forcall. El callejeo por esta preciosa villa, que cuenta con interesantes rincones y monumentos (Plaça Major, Palau dels Osset-Miró, Palau dels Fort, Palau de les Escaletes, Forn de la Vila...), será el complemento perfecto a la excursión.

Desde Forcall

Tras cruzar el puente sobre el Caldés (670 m), seguir en ascenso la CV-124 en dirección a Todolella. Pronto aparecen en un recodo a la derecha las primeras balizas de los PR y un desvaído panel con información sobre los senderos señalizados de Forcall. En concreto la del PR-CV 322 anuncia 1h 38' al Piló de Sant Marc, 2h 04' hasta el enlace con el PR-CV 217 y 2h 28', el recorrido completo hasta Forcall. A 250 metros del panel, dirección Todolella, el sendero desciende al cauce casi siempre seco del Cantavella, sigue un tramo aguas arriba y lo cruza tras coincidir por primera vez con el "Camí de les Solanes Plans".

Abandona luego la pista y trepa entre bancales con almendros y muros de piedra seca, aprovechando un viejo camino empedrado; mediado invierno, estalla la flor rosa de los almendros. Hay que tocar en dos ocasiones más la pista que sube a las antenas, antes de abandonarla por un camino señalizado a la derecha. El sendero realiza un panorámico planeo, a la vista de la Saranyana y la Garumba sobre Forcall, y arriba a la Cova de la Carn, una hermosa balma cerrada con un muro, utilizada como corral.

Las cabras monteses no andan lejos, aunque es muy probable que escuches su voz de alarma, similar al grito de una rapaz, antes de descubrirlas vigilando desde una peña tus movimientos. Un último repecho por roca descompuesta nos deja finalmente en la pista cerca de las antenas, del vértice geodésico de la Generalitat Valenciana y del colorido Piló de Sant Marc, asomado a un impresionante balcón sobre el valle del río Bergantes, a 938 metros de altitud. El punto más elevado de la mola, que no aporta demasiado, se sitúa en realidad unos cuantos metros al NW, siguiendo las señales del PR y penetrando luego a la izquierda en el denso matorral de coscoja.

Si se quiere variar el descenso, seguir las flechas del PR que señalan hacia el PR-CV 217 y Forcall (3.380 m/49'). El sendero evoluciona en dirección N al borde del cortado antes de realizar un brusco descenso hacia el E, por una ladera que conserva aún el recuerdo de un incendio que asoló la comarca a mediados de los 90. El PR-CV 322 finaliza realmente cuando contacta con la pista por donde discurre el PR-CV 217 (Xiva-Ortells-Forcall), cuyas marcas hay que seguir por la orilla orográfica izquierda del Bergantes-Cantavella hasta Forcall.

Accesos: Forcall (1h 45 min)

Katalogoak

Irudiak

Track-ak

Iruzkinak