Gora

Penyagalera (1.035 m)

remove-icon
Luis Astola Fernández
Sarrera data
2016/02/23
Aldatze data
2016/02/24
2

El macizo de los Puertos de Tortosa y Beceite, Els Ports, Puertos de Beceite o Ports de Beseit, se reparte entre tres provincias de otras tantas comunidades autónomas: Tarragona (Catalunya), Castellón (Comunidad Valenciana) y Teruel (Aragón).

El sector catalán está protegido desde el año 2001 bajo la denominación de Parc Natural dels Ports, con una extensión de 35000 ha pertenecientes a las comarcas de Terra Alta, Baix Ebre y Montsià. La Comunitat Valenciana, por su parte, creó en 2006 el Parc Natural de la Tinença de Benifassà, que protege 5000 ha de la zona montañosa que le toca en suerte.

Por el contrario, la Diputación General de Aragón aún no ha encontrado las condiciones favorables necesarias para declarar parque natural el sector aragonés del macizo, lo que supondría la protección efectiva, al margen de límites administrativos, de la totalidad de este formidable espacio natural.

El sector turolense del macizo, a falta de una figura de protección de rango autonómico, cuenta con el reconocimiento internacional de la Red Natura 2000 de la UE, con una ZEPA (Zona de Especial Protección para las Aves) denominada Puertos de Beceite (14777 ha, repartidas entre los municipios de Valderrobres, Beceite y Peñarroya de Tastavins), y hasta cuatro LIC (Lugar de Importancia Comunitaria): Puertos de Beceite (4631 ha, por su interés botánico y faunístico), Ports de Beseit (10157 ha, por su riqueza paisajística, de flora y de fauna) y los Ríos Algars y Matarranya (por su condición de corredor fluvial y refugio de flora y fauna).

Desde 1966 los Puertos de Beceite son Reserva Nacional de Caza, propiciada por la abundante presencia de Capra pyrenaica.

Comarca de Matarranya/Matarraña

Precisamente el último río mencionado es el que da nombre a la Comarca de Matarranya/Matarraña, a la que pertenecen los Puertos de Beceite. Además de la montaña, este singular territorio aragonés comparte desde el siglo XII con las vecinas comunidades catalana y valenciana incluso el idioma, a raiz de la repoblación, tras la conquista cristiana, de las tierras que habían ocupado los árabes desde el siglo VIII, efectuada con habitantes naturales de las comarcas leridanas del Pallars y de la Ribagorza.

Posiblemente sean los ríos que nacen en las alturas del macizo y socavan sus laderas occidentales lo más característico de este sector aragonés de Los Puertos. El Matarranya y sus tributarios Ulldemó, Algars, Pena y Tastavins son ríos de marcado carácter estacional, que dependen de las lluvias y del deshielo para engordar su habitualmente exiguo caudal; son refugio de una rica vegetación y de una interesante fauna, indicadora de la calidad de las aguas en su curso alto: nutria, mirlo acuático, trucha común o cangrejo autóctono. Les Gúbies del Parrissal, el Barranc del Regatxol, el Salt del Tastavins o Les Pesqueres son preciosos enclaves, suficientemente conocidos y ampliamente concurridos, sobre todo en verano, periodo en el que los cursos de agua de la zona llegan a padecer cierta masificación.

Las máximas altitudes de esta Comarca del Matarranya se levantan sobre la línea que une Teruel con sus vecinas Tarragona y Castellón: son el Tossal d'Encanadé (1393 m) y el Tossal dels Tres Reis (1345 m), vértice de unión de las tres comunidades colindantes.

Penyagalera (1035 m) es una montaña de relieve espectacular, que alza sus acantilados de conglomerado rojizo entre los ríos Algars y Ulldemó; aragonesa por sus cuatro costados, pues hunde su ladera oriental en las aguas del Algars, cuyo cauce actúa de límite entre Aragón y Catalunya. Con cierta estructura de muela, la verticalidad de sus flancos contrasta con la superficie amesetada de su plataforma superior; los restos de alguna ruinosa construcción (Maset de Blas) y algunos viejos muros sugieren que antaño llegó incluso a estar cultivada.

 Desde Beceite/Beseit

Desde la parte alta de Beceite sale hacia el este una carreterilla asfaltada en dirección a Las Pesqueras del Ulldemó (Les Pesqueres), un espacio natural donde el río se entretiene en formar pozas y remansos muy concurridos en temporada estival. A tres km del pueblo, un poste de señales a la izquierda de la pista marca el inicio del PR-TE 151, que es la ruta más recomendable para ascender a Penyagalera; enfrente hay espacio para aparcar algunos vehículos. Entre finales de junio y mediados de septiembre, ante la masiva afluencia de visitantes, una caseta de control regula el acceso rodado y cobra una tasa que autoriza a aparcar en los pequeños espacios habilitados a lo largo de la pista.

Por tanto, en verano quizás haya que añadir a la ruta montañera el recorrido a pie desde Beceite hasta el inicio del PR, y viceversa (1h 15min en total); es posible, no obstante, evitar un buen trecho de asfalto si se toma, a poco de salir del pueblo, un áspero sendero que recorre la pedregosa cresta de la derecha (Els Comellassos) y desciende luego a una cerrada curva de la pista, a poco más de 500 metros del poste señalizador.

Desde la flecha de inicio del PR-TE 151 (560 m), el camino desciende al cauce del Ulldemó y lo cruza por un vado, saltando sobre las piedras. Al otro lado, las marcas amarillas y blancas (hay también estrellas azules de la ruta Estels del Sud, que coinciden hasta la cima) se introducen entre los pinos y ascienden suavemente, sin anticipar de momento el prodigioso trazado del camino que vamos a recorrer para ascender a la meseta cimera de Penyagalera.

Según vamos ganando altura, nos acercamos a la aparentemente inaccesible muralla de conglomerados, que no deja intuir ningún paso evidente para superarla; pero el extraordinario sendero consigue salvar de manera inteligente e incluso cómoda, con la sabiduría de los viejos caminos, los obstáculos que se le van presentando. Con el esfuerzo justo para vencer el desnivel, manteniendo una anchura que sugiere el tránsito de caballerías en épocas pretéritas, el camino gana el extremo meridional de la meseta cimera.

Hay que recorrer aún un buen tramo prácticamente llano, con la empinada ladera siempre a la derecha, y a la vista del lejano pilón geodésico que señala el punto más elevado de la montaña; las ruinas del Maset de Blas dominan la proa de la Peña de Migdia (1012 m), que se proyecta al norte sobre el encajonado curso del Algar, y preceden al breve repecho pedregoso que culmina en la cima de Penyagalera.

Para el descenso, seguir desde el vértice las marcas azules de la Estels del Sud en dirección SW, descendiendo de manera abrupta por un espolón de roca hasta el Coll de Pelele (899 m), que conserva restos de viejos bancales invadidos por la vegetación. Las marcas azules se desviarán a la izquierda, para descender por la Vall de la Madera al cauce del Algars, en busca del final de etapa en el lejano Arnes (495 m), en lo que puede ser una larga ruta de ascenso alternativo a Penyagalera por el trazado de la Estels del Sud.

En el collado, por el contrario, hay que remontar la ladera de enfrente (SE) y localizar luego entre pinos y muros arruinados, en un tramo algo confuso en el que debemos prestar atención, un sendero con marcas de pintura verde. Seguirlo a la derecha, llaneando un rato entre los árboles, hasta que el terreno se abre a la vertiente del Ulldemó, entre una afilada cresta de lajas a la izquierda y unas moles de conglomerado rojizo a la derecha. Arranca en este punto (hito) una traza que desciende por una empinada losa, que resulta incómoda y resbaladiza por la gravilla suelta; finalmente, el sendero se afianza al introducirse en el bosque y desciende largamente en busca del cauce del Ulldemó y de la pista de Las Pesqueras, una vez cruzado el río.

La pista, sin asfaltar, sigue por la orilla izquierda, algo elevada sobre el cauce, y atraviesa hermosos parajes donde el río, alternativamente, se remansa o se encajona, al pie de los impresionantes farallones del Racó de Sant Antoni; resulta especialmente atractivo el tramo que rodea un afilado espolón rocoso bajo el que se cobijan las Covas de Bertrol.

Nos separan 3,5 km del poste que marca el inicio del PR, punto final de esta apasionante ruta (3h 45min, en total; con inicio y final en Beceite, 5h).

Accesos: La Pesquera, poste del PR-TE 151 (1h 30min); Beceite/Beseit (2h 10min)

Katalogoak

Irudiak

Iruzkinak