Gora

Grado, Pico de (1.517 m)

remove-icon
Luis Astola Fernández
Sarrera data
2016/06/10
Aldatze data
2016/06/11
6

El Sistema Central, conjunto de sierras formadas fundamentalmente por rocas de origen metamórfico (granitos, pizarras, cuarcitas, gneis, esquistos...), se prolonga hacia levante por la Sierra de Pela, alineación de naturaleza caliza que actúa a lo largo de más de 25 km como divisoria entre las cuencas de los ríos Duero y Tajo; más al este, por la Sierras de los Bulejos (Cabeza Alta, 1476 m), Sierra Gorda (La Atalaya, 1266 m) y Altos de Barahona (Rebollar, 1226 m), enlaza a partir de las altas tierras de Medinaceli (nudo divisorio de las cuencas del Duero, Tajo y Ebro) con la Sierra Ministra (1311 m), perteneciente ya al Sistema Ibérico.

El Pico de Grado (1517 m) adquiere importante presencia como primera cota de la Sierra de Pela por poniente, elevando bruscamente sus laderas más de 250 metros sobre el altiplano circundante. Presenta cierta estructura de muela, con una superficie amesetada defendida, sobre todo en sus caras W y SW, por una potente corona rocosa. A pesar de estar unida por elevados collados al resto de la sierra, es preciso volar en línea recta hacia el este durante casi siete km para encontrar una cota más alta dentro de la propia alineación montañosa, en este caso el Bordégal (1543 m), techo de la Sierra de Pela (aunque algunas fuentes atribuyen esta condición al Cabeza de la Sima, o Sima a secas (1548 m), cima situada en una zona amesetada al sur de la alineación de Pela, al otro lado del cauce del Bornova); ambas cimas, Grado y Bordégal, comparten además el interés añadido de aparecer libres de los eólicos que invaden el resto de los altos de Pela.

La localidad de referencia para el ascenso del Pico de Grado es Grado del Pico (precaución para no quedarse colgados del curioso bucle toponímico). Esta pedanía dependiente del municipio de Ayllón, situada en el vértice que forma Segovia con Soria y Guadalajara, mantiene aún cierta actividad ganadera, reliquia de los tiempos en los que los inmensos rebaños de ovejas de la Mesta recorrían la península a través de la red de vías pecuarias (cañadas reales, cordales, veredas, coladas...) que la trashumancia fue tejiendo y que, con mayor o menor fortuna, intentan sobrevivir hoy como caminos públicos; en la actualidad, los rebaños de ovejas merinas o churras realizan un nomadismo de muy corto alcance, desplazándose diariamente a los pastos desde sus corrales o tenadas y regresando a los mismos al atardecer.

En Grado del Pico merece la pena detenerse a contemplar la iglesia románica de San Pedro, con una torre monumental en la cabecera, una espléndida galería porticada de piedra ocre (aunque una reforma del siglo XVII cegó sus vanos), y una deliciosa colección de capiteles que adquieren relieve y casi movimiento a la luz rojiza del atardecer; a la misma hora en que los veraneantes, porque prácticamente no quedan vecinos, pasean por el camino de la Dehesa Boyal buscando la frescura del Manadero del Aguisejo.

Desde Grado del Pico

Desde la monumental iglesia de Grado (1270 m) hay que buscar la carretera SG-145 y seguirla en dirección al límite con Guadalajara, con el perfil aplanado del Pico de Grado sobre los campos ocres, hasta sobrepasar el km 19 (10 o 12 minutos, según la ruta elegida). Inmediatamente sale a la izquierda una pista que corre hacia el E, en paralelo a la carretera, y flanquea, tras dejar atrás la entrada a una remozada vivienda, un crestón rocoso, tras el que se define una escabrosa vaguada con ruinas de un antiguo corral. Hay que ascender por sendas de ganado, de manera un tanto abrupta, hasta ganar la parte alta del espolón, con las aspas de los primeros eólicos, cercanas,  en la cabecera del barranco (0,20).

Una vez en el contrafuerte la ruta no tiene misterios; hay que subir por lo más fácil, por terreno algo descompuesto con rastros de senda trabajada por las ovejas, soslayando por la izquierda las torres del parque eólico sin necesidad de acercarse a ellas, hasta alcanzar el extremo SE de la amplia meseta cimera (0,45). Por la chata cumbrera, cerca del borde de la vertiente segoviana, se adivinan trochas que conviene seguir para evitar alguna zona incómoda de lapiaz; pequeños abrigos de piedra seca diseminados aquí y allá, con la boca orientada al sol del mediodía, hablan del reciente pasado ganadero de la montaña, ya en franca regresión.

En el extremo más occidental de la muela, sobre un pequeño apilamiento de rocas, el vértice geodésico señala el punto más alto del Pico de Grado (1517 m), buen mirador hacia las alturas orientales de la Sierra de Ayllón; hacia el norte, al pie del Pico, el inhóspito y bello altiplano soriano exhibe su variada paleta de ocres y rojos.

Accesos: Grado del Pico (1h)

Katalogoak

Irudiak

Track-ak

Pico de Grado calendar-icon2018/05/30
distance-icon3,349 Km duration-icon00:49 elevation-gain-icon258 m elevation-loss-icon258 m calendar-icon2012/05/08
user-imageRoberto Gil Alonso 3,27 Kb.

Iruzkinak