Gora

Mayor, Peña (1.869 m)

remove-icon
Luis Astola Fernández
Sarrera data
2016/08/07
Aldatze data
2016/08/08
5

 

Peña Mayor (1869 m) marca el final por el W del sistema Sierra del Brezo/Sierra de Peña, alineación montañosa que se extiende de E a W, sin solución de continuidad a lo largo de 30 km, entre Cervera de Pisuerga y el cauce del río Carrión, en Velilla. El sistema Brezo-Peña adquiere especial relevancia al alzar su fachada caliza directamente sobre el altiplano palentino, cerrando por el norte la inmensa llanura de la Meseta Septentrional, que no perderá su horizontalidad hasta volver a elevarse en el Sistema Central, más de 200 km al sur en línea recta.

El tramo comprendido entre Cervera, al E, y el Collado Miranda (1611 m), al W, suele denominarse como Sierra de Peña, y cuenta con cimas tan destacadas, y populares en algunos casos, como Almonga (1519 m), Pico de las Cruces (1566 m), Peña Horacada (1818 m) o la gigante Peña Redonda (1996 m), techo del sector.

A partir del citado Collado Miranda (1611 m) hacia el oeste la alineación toma el nombre de Sierra del Brezo, y en ella se distinguen dos zonas bien diferenciadas en cuanto a las rocas que las componen. A grandes rasgos, una alineación de composición caliza delimita el frente meridional, con alturas como Peña Grande (1709 m), Peña Mediana (1667 m), Cueto (1951 m), Peña del Fraile (2001 m), techo del conjunto, y Peña Mayor (1869 m); sensiblemente paralela al cordal calizo se desarrolla otra alineación, en este caso de materiales cuarcíticos y silíceos, donde destacan Cueto Palomo (1866 m), Cerro Valdeaves (1861 m), la Peña (1846 m) y La Taramada (1734 m).

Algunas fuentes, con buena lógica descriptiva, parecen denominar Sierra del Brezo exclusivamente a este sector cuarcítico, donde prospera dicho arbusto en abundancia, y Sierra de Peña a la totalidad del frente calizo entre Velilla y Cervera, a cuyos pies precisamente se extiende una amplia comarca donde la mayoría de los nombres de los pueblos reivindican su adscripción serrana: Castrejón de la Peña, Villaverde de la Peña, Santibáñez de la Peña o el redundante Traspeña de la Peña...

En el extremo occidental de la sierra existen dos cimas muy cercanas con la misma denominación de Peña Mayor. Parece lógico pensar que un nombre con tan pocos recovecos aparentes corresponda precisamente a la más elevada de las dos, es decir, a la situada más a poniente: Peña Mayor (1869 m).

José María Bardasco ("Recorrepicos"), montañero guardense y referencia en la divulgación de la Montaña palentina, sugiere que en la zona diferencian las dos cotas por su ubicación: "Peña Mayor, como el Fraile, tiene dos cumbres. Aquí llamamos a ésta “La de Velilla” -1869 m-, y a la que queda más al Sureste, “La de Guardo” -1835 m-". Mientras no dispongamos de datos más concluyentes, optaremos por denominar a la más baja como Peña Mayor Oriental (1835 m).

Desde Velilla del Río Carrión (Colonia del Brezo)

Velilla del Río Carrión es tristemente conocida por su Central Térmica, que produce electricidad a partir de la combustión de carbón, con el inevitable impacto ambiental que genera dicha actividad. Menos mediática, pero mucho más sugerente, es la Fuente de la Reana, un prodigioso manantial intermitente que el historiador Plinio el Viejo identificó en su "Naturalis Historiae" (una auténtica enciclopedia que recoge los conocimientos del siglo I) como las Fuentes Tamáricas ("Fontes Tamarici"), atribuyéndole inquietantes virtudes proféticas:

"En Cantabria Las Fuentes Tamáricas sirven de augurio. Son tres, distantes entre sí ocho pies. Se juntan en un solo lecho, llevando cada una gran caudal. Suelen estar en seco durante doce días y, a veces, hasta veinte, sin que surja de ellas una sola gota de agua, mientras que una fuente contigua sigue brotando sin interrupción con abundancia. Es de mal agüero intentar verlas cuando no corren, como le sucedió poco ha al legado Larcio Licinio, quien, después de su pretura, fue a verlas cuando no corrían, y murió a los siete días."

Tras visitar la fuente (preferentemente cuando tenga agua, por aquello de los augurios), hay que seguir la carretera de los embalses (P-210) hacia Cervera de Pisuerga durante algo más de 2 km hasta la Colonia de la Sierra del Brezo; pasados los barracones que se utilizan como albergue, se encuentra el aparcamiento de la Senda del Pinar Natural de Velilla, inicio de la ruta (1150 m).

La senda acondicionada por el Parque Natural de Fuentes Carrionas y Fuente Cobre – Montaña Palentina realiza un corto y agradable recorrido circular por el interior del pinar natural. Alcanzado el punto más alejado del inicio, hay que abandonar la senda y continuar el claro camino ascendente por un hermoso bosque mixto de pinos, hayas y robles. Hay algún tramo empinado antes de salir del arbolado y alcanzar el despejado Collado del Pinar (1535 m) (1,00), a los pies de las blancas paredes septentrionales de Peña Mayor (1869 m).

Una trocha poco marcada a media ladera une el collado del Pinar con el Pradil de Diego, el lejano portillo abierto entre las dos cimas de Peña Mayor, pero mucho más cercano a la oriental. Para localizarla, es recomendable ascender directamente por la ladera norte de Peña Mayor (1869 m), trazando a la vez una ligera diagonal a la izquierda, con el fin de evitar los sucesivos cortados y canales que caen al norte, progresando por incómodas terrazas al pie de los escarpes de la peña. El tramo hasta que la huella se afianza no tiene dificultad, pero se hace largo y trabajoso; conforme se gana altura va mejorando la panorámica hacia los perfiles de la sierra del Brezo.

Una vez en el herboso collado del Pradil de Diego (1764 m)(2,00), damos la espalda a la cota oriental de Peña Mayor (1835 m), a donde se puede subir en 10 minutos, y enfilamos por la ancha cresta hacia la cima. Una pequeña grada que se salva sin dificultad (hay un pequeño cobijo bajo una roca) da paso a la última rampa por la que se gana el promontorio herboso de Peña Mayor (1869 m)(2,25). Cima de amplísimos horizontes, para disfrutar un largo rato, si el tiempo y los insectos voladores lo permiten.

El descenso abrupto y empinado por la amplia cresta occidental, de cara a la blanca pirámide de Peña Lampa (1804 m), se hace largo y castiga las rodillas; de vez en cuando conviene levantar la cabeza para localizar el siguiente hito en la extensa ladera pedregosa. Al final hay que prestar atención y efectuar un flanqueo hacia la izquierda para evitar el imponente cortado sobre dos inmensos socavones dejados por una cantera ya inactiva. Los senderos que cruzan la inestable ladera acaban (3,15) entre las inquietantes ruinas de las instalaciones de la cantera (ubicadas en un lugar inverosímil), de donde se extrajo la piedra para la construcción, en 1960, de la presa que cierra el Embalse de Compuerto.

Hay que perder aún bastante altura por el pinar, utilizando empinados senderos, y orientarse al norte para alcanzar, después de un descenso interminable, la senda balizada del Pinar de Velilla y el aparcamiento cercano a la Colonia del Brezo, donde iniciamos la ruta (4,00).

Acceso: Velilla del Río Carrión / Colonia del Brezo (2h 25min)

 

Material complementario

 

Katalogoak

Irudiak

Iruzkinak