Gora

Comaminyana (2.628 m)

remove-icon
Josep Pérez Tomás
Sarrera data
2016/09/17
Aldatze data
2016/09/18
1

Desde Caldes de Boí (PD-)

Estacionados en las inmediaciones de la embotelladora de agua Caldes de Boí (1410 m) Tras cruzar la palanca de madera sobre el río Noguera de Tor y penetrar en la espesura del bosque. Pronto traspasamos otra palanca de madera, esta sobre el barranco de La Montanyeta, un cartel indicador nos avisa que es momento de dejar la senda que compartíamos “camins de l’Aigua” y sin compasión remontarnos revuelta tras revuelta entre la espesura del bosque y, a la derecha del barranco, divisando grandes ejemplares de abetos, más como la naturaleza cambiante nos obsequia con una bella carta de colores otoñales. Tras un duro tramo, arriba la pendiente da paso a un rellano herbado (1785 m) al fondo se nos muestran un par de cumbres, Pic del Clot d’Espós y Munyidor con un tímido rayo de sol, único y corto momento que apareció, las nubes pronto cubrieron el que podía haber sido un esplendido y radiante cielo azul. La senda desciende al encuentro del barranco de la Montanyeta y tras cruzarlo remontarse nuevamente, al poco ya divisamos la cabaña pastoril situada en Pletiu dels Coms (1860 m)(0,45). Un marcado barranco al sur entre el arbolado es el próximo objetivo, el cual nos depositara sobre otro esplendido valle, el valle colgado de la Coma de Comaminyana.

Dejamos la dirección W (valle de la Montanyeta) descendemos nuevamente a su barranco y así remontarnos a la derecha del Comaminyana y a la izquierda de Malls d’Estallobago, entre pinos y algo de traza más algunos hitos. Unas revueltas nos depositan sobre el valle colgado de Comaminyana desde donde damos vista ahora sí de la primera cumbre de la actividad, L’Aüt o Tossal de la Centella. También divisamos el cordal a Pic d’Erill el cual desde aquí no enseña sus afilados “dientes”. Proseguimos a la derecha de la amplia llanura y barranco, hitos, en dirección al marcado collado del Coll de l’ Amurriador (2278 m) a la izquierda de la cumbre según miramos. Bordeamos una corta canchalera y remontamos una dura pendiente entre algo de traza, a la derecha se cierra la amplia cabecera del valle de Comaminyana y pico de mismo nombre, conjuntándose con Agulles y Tuc del Mont, así alcanzamos un bello mirador del valle, debajo de Roques Blanques, Coll de l’Amurriador (1,35). Una esplendida ventana sobre los pueblos de Boí, Taüll, Cap de les Raspes Roies, Pica de Cerví, pistas d’esquí de Boí-Taüll o la misma Vall de Sant Nicolau por nombrar lo más relevante. Una traza más marcada nos eleva hacia la cumbre, la pendiente es fuerte de verdad y parece que no acabemos de llegar nunca a la cumbre, tras resoplar de verdad alcanzamos la primera cumbre, L' Aüt (2532 m)(2,00).

Tras dar unos pasos, pronto hay que afrontar la primera complicación, una placa rocosa a modo de losa de unos cinco metros, con presas invertidas. El terreno es abrupto, la vista se agudiza, hay que mirar bien como lo destrepamos, diviso una presa longitudinalmente a la placa que para los pies puede ir bien, de manos ya no vamos tan sobrados (II) la exposición es acusada. Cruzamos la placa por la presa de pies de derecha a izquierda, así nos deja en una pequeña repisa con algo de hierba, realizamos lo mismo ahora de izquierda a derecha pero sin alargarnos tanto, la tensión y el grado bajan, unos metros más y salimos del mal paso.

La continuación es espectacular, arista con severas caídas hacia las dos vertientes pero de ahí no pasa, avanzamos entre lastras y atentos, llegamos a la depresión de El Colladó ( 2432 m ) la verticalidad de la roca nos corta el poder proseguir sin cuerda.  La vertiente d’ Erill ofrece una posibilidad aunque no sencilla. Se trata de realizar una “Z” unos cuatro metros en diagonal al SE hasta un resalte rocoso, descender dicho resalte (II) expuesto girando al W, el cual nos deposita debajo de la pared y sobre una fina línea herbada a modo de pasillo con mucha exposición dada su verticalidad (si estuviese mojado lo descartaríamos) la cual soslaya la muralla rocosa y nos deposita en la depresión, el Colladó (2432 m)(2,35).

Otro tramo de fácil cordal nos acerca a la cumbre del Pic d’ Erill ( 2.514 m ) , pero antes, otra depresión de similar profundidad como la pasada nos vuelve a cortar el paso pero se puede superar sin grandes dificultades. Espectacular pero con unos buenos cantos (II-) dejamos atrás los 6-7 metros rocosos los cuales nos depositan en la depresión, más ahora remontamos la pendiente de roca blanquecina a modo de fino cascajo la cual nos acerca a la cumbre, Pic d’Erill (2514 m)(2,45). Atrás hemos dejado las máximas complicaciones de toda la actividad, aunque alguna pequeña sorpresa queda, pero sin alarmarse. La cumbre de l’Aüt recibe al montañero y contemplamos el amplio panorama.

Después de las dificultades pasadas, avanzar este tramo de cordal es casi como al día y la noche, un terreno amplio y de fácil progresar. La morfología rocosa nos muestra diferentes tonos, ahora poco a poco son más rojizos, sobre todo según divisamos el Pic d' Obacs ( 2635 m ).

Una brecha la soslayamos a la izquierda y recuperamos el fácil cordal, abajo a la derecha el valle de Comaminyana, la cumbre es cercana, más también divisamos la cumbre d’Obacs la cual parece que sostiene tres hitos, así, sin complicación alguna alcanzamos la cumbre, Pic de Comaminyana (2628)(3,15).

A la vista queda un bello y nuevo pequeño circo (Clots de Bretillo o Bertillo) los cuales todos son tributarios de la Muntanyeta, al N Agulles del Mont y la cumbre principal, Tuc del Mont (2536 m) situado en posición central dentro del valle de la Montanyeta. También divisamos parte del cordal a recorrer hasta Pic Roi de Fenerui.

Accesos: Caldes de Boí ( 3h 15 min).

Katalogoak

Irudiak

Track-ak

Iruzkinak