Gora

Palomo, Cueto (1.866 m)

remove-icon
Luis Astola Fernández
Sarrera data
2016/10/22
Aldatze data
2018/08/23
1

Escondido tras la contundente fachada caliza que exhibe la Sierra del Brezo sobre el altiplano de la meseta norte palentina, se desarrolla un sistema de cordales donde predominan las cuarcitas y las rocas silíceas. El cordal principal, que corre en dirección E-W, más o menos paralelo a la cresta del Fraile (2001 m), presenta una sucesión de lomas que, a pesar de su perfil redondeado, alcanzan altitudes relativamente importantes: Cueto Palomo (1866 m), Cerro Valdeaves (1861 m), La Peña (1846 m)... Las laderas que no han sido repobladas con pinos aparecen alfombradas de brezos que, presumiblemente, son los que prestan el nombre a la sierra.

Ambos sectores, el calizo y el silíceo, se enlazan a través de elevados collados por donde transitan las pistas que, sobre todo en la vertiente septentrional, permiten el aprovechamiento forestal del espacio, además de otros usos, preferentemente recreativos, que no parecen contar con una regulación demasiado restrictiva.

A partir del cordal principal, el macizo pierde altura progresivamente hacia el norte, hasta hundir los pies en las aguas de los embalses de Compuerto y de Camporredondo, sobre el río Carrión, que marcan el límite septentrional de la Sierra del Brezo. Cueto Palomo (1866 m), techo del sector, se sitúa en el extremo más oriental del cordal, dominando el collado Miranda (1611 m), donde, de manera convencional, se ha determinado que la Sierra del Brezo pase a denominarse Sierra de la Peña.

Los puntos de referencia más destacados para el acceso a las cimas del sector se sitúan en el Santuario del Brezo (1425 m) y el collado Cristo Sierra (1626 m), donde se ubica una ermita-refugio de libre uso, accesible desde el santuario por una pista transitable a todo tipo de vehículos.

Desde el Santuario de Nuestra Señora del Brezo

Una vez más el Santuario del Brezo (1425 m), al que llega una buena carretera desde Aviñante de la Peña (3,6 km), es el punto de inicio elegido para esta propuesta circular que permite recorrer íntegramente el cordal principal del sector silíceo del Brezo; la previsible monotonía del recorrido, que se realiza casi en su totalidad a través de pistas y cortafuegos, se ve compensada con creces por las amplísimas y cambiantes panorámicas que ofrece sobre una vasta porción de la Montaña palentina.

Desde la explanada aledaña al Brezo, con amplio espacio para aparcar, tomar el camino que rebasa la fuente y asciende cómodamente al collado (1517 m) entre Peña Robla (1667 m) y el Pico de Doña María (1781 m)(0,12). Enlazamos en este punto con la pista procedente de las curvas anteriores al Brezo y la seguimos en suave ascenso (W) hasta el collado donde se ubican el refugio y la ermita de Cristo Sierra (1626 m), abiertos y en aceptable estado(0,40).

El collado de Cristo Sierra, accesible a todo tipo de vehículos, constituye una importante encrucijada de caminos: al SW, una pista se dirige al pie de las graveras que forman la umbría de Cueto (1951 m) y Peña el Fraile (2001 m), permitiendo el ascenso más frecuentado a ambas cimas; otro carretil se desliza al W por el arroyo de la Cueva hasta la recóndita aldea de Valcobero, que muestra signos de recuperación tras un periodo en el que llegó a quedarse sin vecinos; peor fortuna corrió el despoblado de Valsurbio, al que se dirige la vía que remonta primero (NW-N) al collado de la Cruz de Valsurbio, para descender luego a esta remota aldea, vacía desde los años 60 y completamente arruinada; finalmente, la estrada procedente del E es la que hemos seguido para acceder a Cristo Sierra desde el Brezo.

Haciendo caso omiso de todas estas opciones, debemos tomar, bajo una zona de mesas entre los pinos, el descarnado y empinado cortafuegos que trepa recto (NE) en dirección al cordal, hasta alcanzar la amplia pista que lo cruza a media ladera, procedente del collado Cruz de Valsurbio. Seguimos prácticamente a pie llano (E) hasta el collado (1692 m) abierto entre la cota de Valsurbio (1754 m) y el Pico de Doña María (1781 m); en este collado se bifurcan las dos rutas señalizadas coincidentes con el trazado de la estrada: las balizas de madera de la "Ruta turística de bicicleta de montaña por las Cuencas Mineras de Castilla y León" (Ruta 1, entre Barruelo de Santullán, en la Montaña Palentina, y Balboa, en los Ancares leoneses, 400 km en 13 etapas; etapa Triollo-Guardo, 30,8 km) descienden a la vertiente norte hacia Camporredondo y Triollo; los mojones de hormigón de la R-1, azulejados con el escudo de Santibáñez de la Peña, que parecen marcar una ruta por los límites de su término municipal, continúan planeando por la pista que rodea al sur las lomas del cordal, en busca del Collado Miranda.

En el collado optamos por ascender a plena loma un feo tramo de cortafuegos y continuar luego, entre brezos que no llegan a dificultar la marcha, hasta las cuarcitas que señalan la cota del Pico de Doña María (1781 m)(1,15). Tras un breve descenso al cercano cuello, seguimos por el cortafuegos que, a pleno cordal, se acerca a escasos metros del vértice de Rincada (1843 m) (1,30), vuelve a resbalar a otro collado y se encarama finalmente sobre las intrascendentes lomas del Reguilón (1825 m) y El Viejo (1857 m), simples antecimas de Cueto Palomo (1866 m), techo del sistema (2,10) y vértice de unión de los términos municipales de Santibáñez de la Peña, Cervera de Pisuerga y Velilla del Río Carrión.

La cima de Cueto Palomo, habitada por una pequeña antena y su caseta, es un canchal de oscura cuarcita sin excesivos atractivos, pero de dilatada panorámica hacia el frente Espigüete-Curavacas, por el norte; hacia los dientes de sierra que escoltan a Peña Redonda (1996 m), por el este; y hacia el conjunto de la Sierra del Brezo y la alta meseta palentina, por el resto de orientaciones.

Para el regreso, retrocedemos por el cordal hasta tomar un empinado cortafuegos o mejor, poco más adelante, una buena pista, que se lanza en prolongado descenso (E) hasta el collado Miranda (1611 m)(2,40), reconocible por unos grandes bloques de mármol acarreados desde la cercana cantera; en la encrucijada de pistas, elegimos la que se desliza al SW que, larga y monótona, nos devuelve al punto de partida en el santuario del Brezo (3,30).

Acceso: Santuario de Nuestra Señora del Brezo (2h 10min)

Katalogoak

Irudiak

Iruzkinak