Gora

Venera, Peña (1.813 m)

remove-icon
Luis Astola Fernández
Sarrera data
2016/12/10
Aldatze data
2016/12/10
2

Este llamativo pico se interpone en la ruta que asciende a Cuiña (1992 m) desde el puerto de Ancares. El sendero clásico tiende a evitarlo por la derecha (ladera W), privando al montañero de las jugosas panorámicas que ofrece su cima, especialmente hacia la vertiente leonesa y hacia el pequeño circo lacustre arropado en una terraza al pie de los picos Cuiña y Campanario (1901 m).

No hay que descartar el encuentro eventual con pacíficas manadas de cabras monteses (Capra pyrenaica), reintroducidas con fines cinegéticos en la Reserva Regional de Caza de los Ancares Leoneses, o el mutuo sobresalto provocado por la súbita aparición de algún grácil rebeco (Rupicapra rupicapra), comunes ambos en estas remotas alturas de la Cordillera Cantábrica; mucho más improbable resulta avistar algún ejemplar de oso pardo, a pesar de que la población de esta mítica especie, indicativa del estado de salud de un espacio natural, parece recuperarse en sus áreas de cría del sector cantábrico occidental, donde se unen los Ancares lucenses, el Bierzo leonés y los Concejos asturianos de Ibias y Degaña.

Suficientes alicientes, sin duda, para compensar el pequeño esfuerzo que supone, quizás más cómodamente a la vuelta de Cuiña, coronar la cima de Peña Venera (1813 m), denominado en algunas fuentes Pico Ancares. Imprescindible la visita a alguna de las localidades (Piornedo, Balouta, Suárbol, Pereda de Ancares...) que mejor han sabido conservar algunos rasgos de su esencia rural, entre los que llaman especialmente la atención las pintorescas pallozas, techadas con bálago de centeno.

Desde el Puerto de Ancares

El Puerto de Ancares une la comarca leonesa del Bierzo con la gallega de Os Ancares. A un lado de la carretera, en el alto del puerto (1682 m), nace el sendero que asciende hacia el cercano Mirador de Balouta y hacia el pico Miravalles (1966 m); al lado contrario, nuestro sendero traspone un pequeño promontorio y desciende a un amplio collado herboso (el verdadero puerto de Ancares, 1648 m), donde se alza un pequeño y maltratado refugio de acceso libre. De frente se presenta la figura imponente de Peña Venera (1813 m), con la fachada oriental buscando la vertical y la ladera occidental, por donde se escurre el sendero en dirección a Cuiña, algo más tendida.

Aunque poco evidentes, existen trazas de senda que ascienden a la cima por esta vertiente, sorteando las matas de brezo que tapizan el suelo; resulta más cómodo, no obstante, rodear el pico por la ladera W, sin perder el camino de Cuiña, hasta el collado abierto a los pies del pico Brañutín (1886 m) y superar desde aquí por marcada trocha (N-NE) la rampa final hasta Peña Venera (1813 m). En la cima llama la atención un trípode, visible desde lejos, que soporta desde hace bastantes años una cámara de fotos protegida por una sólida caja metálica, utilizada muy probablemente para al control de fauna silvestre.

La evidente continuación a Cuiña desde el collado remonta la arista de Brañutín y desciende al collado intermedio, antes de afrontar la empinada ladera hasta la cima (1,15).

Acceso: Puerto de Ancares (30 min)

Katalogoak

Irudiak

Track-ak

Iruzkinak