Gora

Llauset, Cap de (2.869 m)

remove-icon
Josep Pérez Tomás
Sarrera data
2016/12/13
Aldatze data
2016/12/14
1

Vía Normal (F+)

Desde la presa del embalse de Llauset ( 2192 m ), el GR-11 bordea por la orilla izquierda el pantano dejando a la derecha el acceso al collado d' Angliós ( 2434 m ). Al aproximarnos a su cola, se gira al N para alcanzar la pequeña cubeta que aloja el ibón de Botornés ( 2225 m ) para continuar por el valle hasta una desviación ( 2.415 m ). A la derecha se llega en minutos al refugio del Cap de Llauset ( 2444 m )(1,30), inaugurado en 2016. Posee 30 plazas. A la izquierda se remonta (NW) la pendiente que nos separa de la collada de Vallibierna ( 2729 m ), al pie del Cap de Llauset ( 2869 m )(2,15).

Remontar la pendiente, inicialmente hacia la collada de los Bucardos ( 2.802 m ).  Luego girar a la derecha la canchalera y por repisas y corredores con mucha roca suelta remontar hasta la cumbre del Cap de Llauset ( 2869 m )(2,45)(F+).  

Cresta d' Angliós - Cap de Llauset (PD+)

La cresta d'Angliós podríamos considerarla como de fácil si obviamos el tramo aéreo de cresta (II+ roca de poco fiar) que conduce a la caótica cumbre Molars d'Anglios, la cual decir que se puede soslayar (S) -no fácilmente- por la vertiente de Angliós. La cresta hacia la Tuca Cap de Llauset ya es otra cosa, nos encontraremos con una cota intermedia -Tuca de l'Estany Negre 2785m.- donde elevarnos sobre su cota nos demandará una escalada de mucha fé (III+) con un ambiente muy aéreo, por suerte el granito es de buena calidad. Un incierto descenso entre un laberinto de bloques (II) a la amplia depresión o collado. Posteriormente la continuación hacia la pirámide final de Tuca Cap de Llauset, donde un tramo que comprende entre la cota más oriental (2866 m) y la verdadera cumbre, también afrontaremos pasos con un gran abismo sobre lajas inclinadas y bloques graníticos colgados ante un remarcado vacío (II+). Posteriormente el descender al Collado de Vallibierna por un inclinado terreno entre bloques, hierba y piedras sueltas, donde tampoco podremos relajarnos ni bajar la guardia (I) hasta casi el mismo collado de Vallibierna. En definitiva, afrontaremos una completa y larga actividad, donde también tomaremos duras decisiones ante un largo recorrido (4 Km) de cresta y cumbres, siempre ante un grandioso y espléndido decorado de estanys y grandes cumbres que dominan el amplio sector en el cual nos encontramos, simplemente ¡majestuoso!

Iniciamos la marcha a una altura considerable (2192m), en el embalse de Llauset. La señalización del GR-11 y la senda nos remontan a la collada d' Angliós (2434m)(0,25), buena atalaya para reparar en la cresta de Angliós y diseñar como alcanzamos de la mejor manera posible el inicio del cresterío, la doble cota del Molars d' Angliós (2723 m, 2733 m).

La pedregosa senda nos desciende hacia la amplia planicie o Valle de Angliós. A la izquierda nos queda el Ibón de l'Obaga. La senda desciende hacia el Ibón Gran, pero sin llegar a él, dejamos el GR-11 y nos aproximamos al refugio libre (2238 m). Descendemos por detrás del refugio, acercándonos al Ibón Gran, lo soslayamos a la izquierda hasta ver factible progresar por la fuerte pendiente, primeramente herbada ( no hace falta decir que es totalmente fuera de huella de paso ). Poco a poco la roca es más presente, bloques y lajas graníticas. Un espolón rocoso se endereza y proseguimos un poco a la derecha, donde damos vista a la brecha entre los dos Molars e, igualmente, la fuerte pendiente a superar para alcanzar dicha horcada.

Una diagonal inclinada desciende a la pendiente, y no queda otra que progresar penosamente hasta alcanzar la brecha entre los dos Molars (2770 m)(1,55). La mirada repasa el corto, pero agudo tramo de cresterío que nos separa de la cumbre. Por la derecha podríamos soslayar mejor, pero no fácilmente, ya que la roca no es de mucho fiar, es recortada, pero se encuentran bastantes cantos (II+) en un recorrido aéreo hacia Salenques. Tras dos pequeñas depresiones, más que nada subir y bajar lajas o bloques alcanzamos la cota llena de inestables bloques del Molars d' Angliós (2733m)(2,10). Conocido el cresterío regresamos igualmente por él a la depresión, desde donde remontamos fácilmente los metros que nos separan de la segunda cota de los Molars d' Angliós (2723m).

Descendemos a la depresión o collado (2650m)(2,40) lugar mucho más factible de alcanzar el cordal desde Angliós y retroceder (si se desea) hacia las cotas de los Molars. Ahora nos elevamos entre bloques medianos sobre el cordal. La pendiente es constante. Cercanos a la cumbre hay que usar las manos, pero sin alarmarse (I). También la cumbre se sustenta entre grandes bloques. Sin más se llega al Subirón Est (2797m)(3,00) y trasponiendo bloques y más bloques, en los que apoyaremos las manos en bastantes ocasiones si avanzamos sobre la misma y alargada arista. Entre algún tramo herbado alcanzamos la mayor depresión (2770m) y, luego, remontamos a toda cresta los metros finales hacia la cumbre, recortados por algunos bloques (II). Un tramo aéreo sobre lajas con caída a Salenques nos depositan sobre la cota del Pic Soubirón (2808m)(3,15). Esta cota nos regala aparte de lo ya descrito de una perspectiva perfecta y maravillosa de l'Estany Negre.

Descender la cumbre de Soubirón entre bloques y luego la pendiente entre bloques y zonas herbosas que nos acercan a la depresión del collado Soubirón (2743m)(3,25) dándonos diferentes perspectivas sobre el hermoso Ibón Negre. Otra pendiente rocosa, similar a lo pasado, y afrontaremos hacia la cumbre. Avanzamos sorteando o con ayuda de las manos los bloques y así superamos los metros que nos separan de alcanzar la misma cumbre, Tuca de Angliós o Pic de la Solana d'Anglos (2816m)(3,35).

Esta cumbre nos muestra l' Estany Cap de Llauset con su flamante refugio, la larga cresta de Roques Blanques con sus cumbres finalizando hasta la cumbre de Vallibierna, también el cercano Pico la Solana de Llauset y la Tuca Cap de Llauset.

Descender a la profunda depresión desde la cumbre d' Angliós, al principio es laborioso y bastante vertical, terreno inestable de bloques medianos. Es un buen desnivel perdido una vez alcanzamos el Collado de l'Estany Negre (2676m)(3,50) punto más bajo con diferencia del largo espinazo recorrido. Nos elevamos entre el roquedo, a la derecha el alargado Estany Negre cada vez queda más atrás, a la izquierda Cap de Llauset, delante no adivino aun lo que me espera. Superados unos metros entre bloques y lajas ya pronto hay que usar las manos, superados los primeros bloques que ocultan la cumbre, se muestra ante nosotros la máxima complicación del cresterío. La primera impresión es “toca retroceder” tan cerca y tan lejos, no serán más de 7-8 metros. Sí es vertical, pero una factible posibilidad, si iniciamos la escalada de izquierda a derecha para continuar recto a la cumbre. Vamos a ver, alcanzar la pequeña depresión es descender unas delicadas lajas inclinadas (II+) una vez en la depresión, otra mirada inquietante arriba, mucha fe en uno mismo, los cinco sentidos a flor de piel, una mano, un pie, otro y otro, más ves que la roca es buena, salgo de los más duro (III+) un corto tramo horizontal con mucho patio a ambos lados más (II+) unos bloques finales y divisamos lo que parece la cumbre. No hay hito alguno (2785m)(4,20). Miramos a la Tuca Cap de Llauset, aún no ha finalizado la escalada y tenemos que proseguir. Bloques y líquenes, es lo que hay, sorteamos a la izquierda, destrepamos a unas repisas herbadas con un gran patio, ahora un poco a la derecha, otro poco a la izquierda (II). La amplia depresión o collado esta unos metros más a nuestra izquierda y nos situamos ya abajo (2734m).

Proseguimos. La pirámide final Tuca Cap de Llauset está delante de nosotros. Ahora a nuestros pies tenemos otro esplendido ibón, Ibón de Cap de la Vall o Bucardos. La pirámide se deja querer, avanzamos con ayuda de las manos, algunos tramos herbados, vertiente Cap de Llauset, otro sostenido tramo de bloques (I+) y parece que alcanzamos la cumbre, pero se trata de la cota más oriental (2866m)(5,05). La cosa parece complicarse, cortas brechas, bloques suspendidos al vació, ambiente aéreo (II). La cumbre final parece intuirse, pero aún nos queda lejana, al poco, nos encontramos delante de un pasaje serio, una sección de lajas inclinadas hacia el ibón Cap de la Vall, se trata de colocarse sobre ellas, los pies entre adherencia y pequeñas fisuras, las manos a toda cresta (II+) más un gran patio existente no ayuda en nada, pero no queda otra que avanzar ( es el pasaje más técnico de este cresterío ).

Descendemos a una corta depresión, parece que la continuación es algo más tendida, dura poco, la cumbre se resiste, nuevo tramo de bloques y el posterior descenso a la depresión más profunda (2853m). El cresterío parece recortarse más si cabe, por suerte todo lo que nos queda no pasa de (II) así, tras otra corta depresión ahora si remontamos los metros finales que por fin nos depositan sobre la cumbre deseada, Tuca Cap de Llauset (2869m)(5,30).

Iniciaremos el descenso de esta cumbre hacia el Collado de Vallibierna por la que sería su vía normal, fácil pero expuesto y con bastante piedra suelta. Los primeros metros los deshacemos como si fuésemos hacia el Collado de los Bucardos, pero pronto veremos grandes cortados, momento de girar a la izquierda y mirar de enlazar entre repisas y corredores en forma de “Z”. Las piedras sueltas son numerosas, así que hay que prestar atención hasta alcanzar el canchal; aquí contactaremos con la pedregosa senda que se dirige al Collado de los Bucardos (2807m).

Giramos a la izquierda, hacia el visible y cercano collado de Vallibierna al cual llegamos al poco (2729m)(5,50). La senda GR-11 bastante concurrida nos desciende entre grandes bloques, nuevamente nos volvemos a reencontrar con los dos montañeros de Chequia, los dos ponen cara de asombro, se les ve que no esperaban verme ya regresando del periplo que les mostré en el mapa, un nuevo hasta pronto y proseguimos. Un poco más abajo topamos con la confluencia de sendas, la que se dirige a la cumbre de Vallibierna y la que proseguimos hasta las inmediaciones del nuevo refugio Cap de Llauset (2425m)(6,15). Descendemos dejando atrás el Ibón de Botornás, la senda desciende con decisión al encuentro de la de Llauset. Soslayando el embalse con subidas y bajas y volvemos a divisar la senda al collado de Angliós, más arriba aún la olvidada cumbre Pic dels Bous, así ponemos fin a una nueva actividad.

Accesos: Presa de Llauset( 2h 45 min ).

Katalogoak

Irudiak

Track-ak

Iruzkinak