Gora

Cabezo de Santa Ana (1.303 m)

remove-icon
Joseba Astola Fernandez
Sarrera data
2016/12/19
Aldatze data
2016/12/23
1

La localidad turolense de Ejulve (1113 m) desparrama su pintoresco caserío hacia el mediodía, protegido del gélido cierzo que suele azotar la desnuda paramera en la que se asienta. Son esos mismos vientos los que curan pacientemente los afamados jamones que han dotado al pueblo de cierta fama. 

Aunque pertenece a la comarca turolense de Andorra-Sierra de Arcos desde comienzos del presente siglo, la tradicional forma de vida de los ejulvinos ha recogido rasgos propios de otras tres singulares comarcas de Teruel a las que se puede acceder por carretera desde el pueblo: Cuencas Mineras, Bajo Aragón y  el Maestrazgo. En referencia a esta última, hay que señalar que el término municipal del pueblo está englobado dentro del Parque Cultural del Maestrazgo.

El Cabezo de Santa Ana (1303 m), junto con el más característico Cabezo Budo (1319 m), elevan sus redondeadas siluetas al sur de la localidad, constituyendo las últimas elevaciones de importancia de las Sierra de Ejulve, que es, a su vez, una prolongación de la de San Just y la de Majalinos, pertenecientes todas ellas al Sistema Ibérico.

Desde Ejulve, por la Ermita de Santa Ana

La Ermita de Santa Ana es visible desde cualquier ventanal de Ejulve, apostada en la ladera noroccidental del cabezo al que da nombre. Si bien podemos comenzar la andadura desde el remozado lavadero, situado en la parte baja del pueblo, puede ser una idea más que recomendable dejar el vehículo junto a la carretera principal, con el objetivo de comenzar la ruta deambulando calle abajo por la acogedora población, en la que destacan algunos edificios como el ayuntamiento, la iglesia de Santa María la Mayor, la de San Pascual y la Ermita de San Pedro, en una colina coronada por una cruz, sobre la localidad.

Es también más que recomendable disfrutar de la piedra seca en los antiguos corrales situados en la parte más septentrional de Ejulve, para ascender seguidamente hasta el repetidor (1137 m) que domina el pueblo, desde donde se obtiene una singular perspectiva del mismo que no se aprecia si se está de paso por la carretera. El abigarrado caserío se desparrama ladera abajo, presidido por el cerro de Majalinos (1601 m), que se alza detrás como telón de fondo, altivo aunque desafortunado por la parafernalia de antenas que lo coronan.

Sea cual sea la opción elegida, alcanzamos el restaurado lavadero, situado bajo la población, de donde parte una ancha y característica franja herbosa flanqueada por tierras de cultivo hacia la visible Ermita de Santa Ana. Antes de alcanzar el templo, una serie de sendas trilladas por el paso de las ovejas nos ayudan a alcanzar la carreterilla de acceso al edificio religioso. La sobriedad y sencillez de la ermita nos permite ver, a través de una ventanilla, el altar, presidido por una imagen de Santa Ana, patrona de las gentes ejulvinas. Aunque su origen se remonta al siglo XV, la iglesia ha sufrido diversas ampliaciones y reformas posteriores, llegando a ser habitada incluso por un ermitaño durante una parte del siglo XX.

Dejando atrás el edificio, continuamos hacia la visible y cercana caseta de captación de agua,  que surte del líquido elemento a Ejulve, pasando seguidamente junto a un corral en ruinas, para ascender definitivamente a la parte alta por una vaguada, superando varios aterrazamientos de piedra seca en regular estado de conservación.

Sin senda definida pero sin ninguna dificultad, atravesamos parajes entre pequeños juníperos (sabinas) y chaparras entre las que crece el espliego. Algunos afloramientos de caliza dotan de cierta gracia a un paisaje, de por sí, bastante austero. Dirigiéndonos al punto más elevado, alcanzamos la aplanada cima, desde la que no es visible la población de Ejulve.

Dada la sencillez de la excursión, lo más recomendable es descender al Collado de la Cruz (1199 m) y regresar desde allí plácidamente hasta el pueblo por el paraje de la Fuente Serrano, o acometer la ascensión del más atractivo Cabezo Budo, alargando la ruta a nuestro parecer.

Acceso: Ejulve (50 min)

Katalogoak

Irudiak

Track-ak

Iruzkinak