Gora

Bordaxar (850 m)

remove-icon
Rafael Bartolomé
Sarrera data
2017/01/01
Aldatze data
2017/01/01
13

Se trata de la cumbre más oriental de los Altos de Yeltz, y que según los mapas actuales del IGN sería la más elevada con 856m, pero es fácil de comprobar con GPS que no mide tanto y que, tal como indica el mapa del SITNA, es un poco más baja que la cota que denominamos Txaparre ( 852 m ).

El collado Sur ( 774 m ) es el que permite la ruta más corta y directa a la cima. Es el que separa la cumbre del Irulegi ( 893 m ) y es al que se puede acceder desde Lakidain o Idoate, si bien los itinerarios balizados lo harán por el Potxe de Idoate ( 716 m ), al Sur de la cima principal.

Desde Lakidain (T1)

Se trata de tomar en Lakidain ( 653 m ) la pista del cementerio al E, dejando a la izquierda la de una urbanización de chalets. Tras salir a una loma herbosa despejada las rodadas nos acercan al collado ( 774 m ), donde conectamos con el balizaje. Por la izquierda (N) remontamos el camino, siguiendo el GR-220, hasta un punto donde se aprecia la salida de un camino más sucio a la derecha. Se trata de un cortafuegos que asciende y luego gira a la derecha (SE), para acabar bajo una gran palomera en un clarito que es la cima ( 850 m ). Aquí tres personas con 3 dispositivos GPS diferentes obtuvimos 1 m menos de altura que en Txaparre ( 852 m ), aunque hay que tener en cuenta que en ambas no hay una visión clara del cielo. Queda la duda de cuál se lleva la mayor prominencia al ser más alta, pero lo que está claro es que esta cota no mide 5 m más, ya que parecen estar a una altura bastante similar.

Retorno por Irulegi y el museo natural al aire libre (T1)

Para el descenso se recomienda ascender lógicamente a Irulegi ( 893 m ) y, tras disfrutar del castillo y el panorama, continuar el descenso hasta el Potxe de Idoate ( 716 m ). Unos metros antes de salir a la pista del collado, apreciamos a la derecha un panel informativo y una pintura violeta y blanca, junto a la misteriosa señal circular de una bruja. Por este sendero, bien desbrozado, pasaremos por los tocones de los árboles en los que se han elaborado varias esculturas policromadas, bastante curiosas, predominando las figuras animales, aunque las más conocidas son las setas sonrientes, que harán las delicias de los niños. Tras pasar junto al "árbol de las hadas", tronco agujereado y marchito por el que parece que en cualquier momento podrían salir volando los duendes otros seres mitológicos, se prosigue hasta retornar al pueblo de Lakidain.

Accesos: Lakidain ( 25 min ).

Katalogoak

Irudiak

Iruzkinak