Gora

Fusters (1.295 m)

remove-icon
Luis Astola Fernández
Sarrera data
2017/02/01
Aldatze data
2018/04/03
1

Las máximas alturas del término municipal de Morella se registran en la moleta de Fusters (1295 m), coronada por un vértice geodésico que el IGN denomina como Fustés, y llamada El Moletó en la cartografía del ICV; se integra dentro de una alineación montañosa conocida como Serra de la Vallivana, en referencia al popular santuario de la Virgen de Vallivana, patrona de Morella, que se ubica en su extremo más oriental. La sierra se enmarca en un vastísimo territorio, prácticamente inhabitado en la actualidad, que se extiende a caballo de las comarcas de Els Ports y Alt Maestrat entre las preciosas localidades de Morella, Catí, Benassal y Ares del Maestrat.

Fusters es una montaña extensa y de perfiles poco llamativos, casi imperceptible salvo desde las cotas de similar altitud que la rodean a cierta distancia: Regatxol (1259 m), Tossal Gros (1255 m), Alt de la Nevera (1286 m),... A grandes rasgos adopta una estructura de muela o mola, una amplísima superficie amesetada, con varias cotas casi gemelas, defendida en todo su perímetro por una sencilla barrera rocosa que, reforzada por una vetusta y débil alambrada, parece actuar aún como eficaz cierre ganadero. Salvo en el breve repecho final, presenta laderas de pendientes moderadas, surcadas por vaguadas y barrancos intermitentes que, en su vertiente septentrional, alimentan las fuentes que alumbran al río Bergantes, el único curso de agua de la Comunidad Valenciana que tributa al Ebro.

Grandes manchas forestales, compuestas en su mayor parte de encinas, quejigos y sabinas, tapizan las vaguadas y las laderas de umbría de la montaña, sirviendo de contrapunto a los extensos pastizales que mantienen aún una cabaña ganadera (ovejas y cabras, vacas y yeguas) de cierta entidad, articulada a partir de los numerosos masos diseminados por su amplia superficie; la comarca de Els Ports, como sus vecinas del Alt Maestrat, el Matarranya y el Maestrazgo turolense, produce sabrosos y reputados quesos artesanos.

Paisaje sobrio y sereno, donde ancestrales muros de piedra seca, obra del sabio trabajo de los antiguos habitantes de los masos, dibujan un lienzo delicioso adaptándose a los pliegues del terreno y siguiendo fielmente las curvas de nivel.

Desde la Vega dels Llivis

La Vega dels Llivis se extiende al S de Morella, al pie de las montañas de Fusters (1295 m) y Moixacre (1275 m), en una llana terraza surcada por el barranco de Torre Segura y salpicada de masías que se distribuyen para su aprovechamiento agrícola, forestal y ganadero las 2800 ha de terreno de la planicie. Hasta 22 masos de sólidos muros puntean la vega y las laderas de los montes que se prolongan al oeste, formando la Dena dels Llivis, una de las doce denas (agrupaciones de masías, con recia raigambre histórica) que componen el término de Morella; la Dena dels Llivis, que cuenta incluso con capital en el fortificado Mas de Torre Querol (s.XV-XVI), linda con las de Coll i Moll, Muixacre y la Vespa, y con los términos de Castellfort, Cinctorres y Ares del Maestrat.

En el km 53 de la carretera N-232 (Morella-Port de Querol) se inicia una pista asfaltada, señalizada como Camí de la Vega dels Llivis, que enlaza a través del valle con la CV-12 (Morella-Ares); recorridos 3,8 km, frente a una baliza del Camino de Santiago (Castellón-Bajo Aragonés) arranca una pista que un panel de madera identifica como la Colada de Muixacre (987 m), una de las 37 vías pecuarias (cañadas, cordeles, coladas y veredas o assagadors) catalogadas en el término de Morella.

La pista llanea hasta las inmediaciones del Mas de Moia (0,10), donde los perros se alborotan al detectar nuestra presencia, y continúa en ascenso, con firme pedregoso no apto para vehículos convencionales, dejando las construcciones a la derecha. Ascendemos por un contrafuerte de la montaña, a la vista del Moixacre (1275 m), del que nos separa una hermosa y profunda vaguada arbolada. Sin demasiadas fatigas llegamos al lomo de la sierra (0,45), bajo un doble mogote rocoso (1264 m) que acoge, abierto a todos los vientos, el Mas de Moixacre, la masía más elevada del término de Morella.

Poco más adelante, desde la encrucijada de pistas del collado inmediato (0,55), damos vista (E-SE) a la cota doble del Fusters (1295 m), que se presenta como una plataforma herbosa con un discreto anillo de roca en su tramo superior. Dejamos atrás por la loma una pequeña balsa de agua y ascendemos sin sendero la rampa final, para introducirnos por un pasillo entre las dos cotas, que salva la alambrada y nos sitúa en la amplia meseta cimera. Un pequeño pinar señala el punto más elevado de la moleta; nos dirigimos hacia él por terreno herboso. Un casi anecdótico penacho calizo fuertemente karstificado, que sustenta la señal geodésica, remata la cumbre de Fusters (1295 m) y rompe la uniformidad de la planicie cimera.

Acceso: Camí de la Vega dels Llivis, km 3,8 (1h 10min)

Katalogoak

Irudiak

Track-ak

Iruzkinak