Gora

Ortegícar (963 m)

remove-icon
Txomin Uriarte
Sarrera data
2017/04/06
Aldatze data
2017/04/06
1

La sierra de Ortegícar es una de las pequeñas sierras que se encuentran entre la serranía de Ronda y la de Antequera, entre los pueblos de Serrato, Ardales, Teba y Cañete el Real. Es una de las sierras más desconocidas de Málaga y ha empezado a ser visitada por las magníficas posibilidades que tiene para escalar, en una roca caliza compacta que ofrece en abundancia placas y techos.

En realidad es una meseta compuesta de canchos, lapiaz y dolinas y se hace bastante penoso transitar por arriba, sobre todo en primavera, debido al crecimiento de las matas arbustivas. Sin embargo, siguiendo los filos de las rocas se pueden realizar agradables travesías.

Tiene dos cumbres principales, que no se elevan gran cosa sobre la meseta cimera. Al SW está el cerro del Escribano, 959 m, en cuya pared  S se encuentran las vías de escalada más largas y de más graduación. Se accede a ellas desde el cortijo de los Rompedizos. Un poco más alto es el techo de la sierra, el cerro Ortegícar de 963 m, al NE del Escribano, en el centro de la meseta. A él nos dirigimos.

El acceso más sencillo parre de la carretera MA 5400, que va de El Burgo a Serrato. A la altura del km 15 tomamos una pista a la derecha que baja a la zona conocida como los Romerales. Luego hay que elegir la pista que bordea toda la cara S de la sierra, dejando a la derecha unas extensas fincas con sus correspondientes cortijos. La pista está en buenas condiciones e incluso hay algunos trozos en los que subsiste el viejo asfaltado.

Vamos a subir por un itinerario más bonito y luego bajaremos por otro más sencillo, que podemos considerar como la vía normal. Tengo que avisar que no hay ningún sendero y que todo se hace monte a través.  Aparcamos a la altura de una zona de paredes verticales con techos rojos, en las que hay clavado abundante equipamiento de escalada, un poco antes del sector  denominado las Caras de Moronta, por el cortijo que hay más abajo.

Desde el sector de Moronta

Salimos de la pista-carretera (800 m) y aprovechamos para probar los espárragos verdes que crecen en la ladera de la montaña. Una vez situados al pie de la pared vertical,  tiramos hacia la izquierda por una amplia chimenea fácil que asciende en diagonal y llegamos a la meseta cimera a través de un estrecho portillo (880 m) (25 min). Por terreno bastante trabajoso, nos dirigimos hacia el W hasta una primera cumbre, desde la que ya identificamos el vértice geodésico de Ortegícar.

Eligiendo, siempre que podamos, andar por la roca en vez de por el matorral, alcanzamos la base de la cima de Ortegícar que se levanta unos 6 metros por encima de nosotros. La subida es sencilla, trepando entre los bloques, para alcanzar el vértice geodésico (963 m) (1,00).

Amplias vistas a los 360 grados: la sierra de las Nieves, los embalses de Guadalteba-Guadalhorce, el monte Huma encima del desfiladero de los Gaitanes (la Garganta del Chorro)...

Para volver bajamos por lo que se puede considerar el camino normal. Enfilamos hacia la carretera que vemos al S, primero en sentido SW y luego girando al SE. Casi al final, podemos disfrutar de una zona de llambrias al estilo de la Gran Diagonal de Unzillatx, pero mucho más tumbadas. En 35 minutos llegamos a la pista-carretera, pasado el cruce con el cortijo Nogalejo. Nos faltará 1 km de carretera para llegar al coche.

Aunque no vale la pena, porque se hace muy largo, es posible circular por la pista que bordea la cara S y luego la E de la sierra, para llegar a la carretera A-367 que va de Cuevas del Becerro a Ardales. Son como 10 km no recomendables, en bastante malas condiciones.

Accesos: desde el sector de Moronta (1h).

Katalogoak

Irudiak

Track-ak

Iruzkinak