Gora

Markora (663 m)

remove-icon
Angel Gil Garcia
Sarrera data
2017/06/03
Aldatze data
2018/06/16
7

Markora (663 m), se sitúa al Sudeste del cordal principal de la sierra de Eskintza (738 m), separada de ella por el collado de la Cruz de Marada (622 m), en este emplazamiento hay una estela con una cruz grabada poco marcada. Es un monte con forma de corona, destaca por su altura en el sector oriental de la estructura serrana que lo engloba.

Su área cimera ha sido modificada de forma artificial, teniendo el perímetro mas elevado y la parte interior rebajada. En su ladera oriental de fuerte pendiente, en su parte inicial, subsisten restos de paredes a modo de muralla, del antiguo castro de la edad de Hierro por lo que también se conoce como Murugain. La muralla fue reparada con fines agrícolas en la edad moderna. Su cima se encuentra en un vestigio de monte no alterado, sobre una peña de roca arenisca, reconocible en el terreno por estar detrás de una mata limpia de carrascas, al NE del espacio cimero.

En la vaguada N del monte, junto a un camino, se aprecian parte de unos restos (arco de mampostería), en una zona invadida por plantas espinosas. Intuyo que en este lugar pudo ubicarse un antiguo hospital de los carlistas.

Desde Cirauqui/Zirauki

Inicio al SW de esta población (470 m), se toma una bajada cementada (SW) "calle Donantes" que remata en una bifurcación. A la izquierda hay una pista, de buen firme, que nos sirve para aproximarnos con el vehículo hasta el puente del río Salado. Para andar optamos por el otro camino (S) que discurre por espacios gratos; plantaciones arbóreas de viñas, olivos, nogales..., encajado entre paredes de piedra y salvando una pronunciada pendiente por un tramo pavimentado de cantos rodados. Concluye en una pista transversal que yendo unos metros al E contactamos con la pista (SSW) que nos lleva al puente del Salado (355 m).

Pasamos esta infraestructura; parte obra medieval de tipo sillar, parte arreglos con pasos férreos a modo de los usados en el ferrocarril. Vamos por camino (SSW) hasta la altura de un acueducto del canal de Alloz, donde la ingeniería moderna logra una composición artística sustentando el cuerpo del canal con tijeras de hormigón.

Pasamos la construcción por una pista paralela en su lado S, que experimenta un desvío a la derecha antes de rebasar el acueducto. A los pocos metros sale un sendero a esa misma mano, reconocible por un hito de piedras y por un serbal que encontramos al inicio. Este vial se transforma a los pocos metros en un bucólico camino de herradura, que discurre al principio a la par de una alambrada y luego se interna en una mancha de quejigos hasta alcanzar el collado de la Cruz de Markora (622 m).

Junto a una estela de piedra, con una cruz grabada difícil de ver, sale un camino a la izquierda, servidumbre de una parcela próxima. Vamos por él hasta el campo, que bordeamos, y accedemos a la plataforma cimera por su cara W, buscando algún paso entre las zarzas que pueblan la ladera.

Una vez en la modificada área cimera, con apariencia de haber tenido asentado un castro, buscamos al Nordeste un vestigio del monte original. Sobre unas rocas areniscas, detrás de una limpia mata de carrasca, se sitúa la cima (663 m).

Acceso: Cirauqui / Zirauki (1 h 30 min)

Katalogoak

Irudiak

Iruzkinak