Gora

Corralón, El (798 m)

remove-icon
Luis Astola Fernández
Sarrera data
2017/06/27
Aldatze data
2017/06/27
1

Los vecinos de La Riba, aldea recóndita situada al NE de Medina de Pomar, llaman El Corralón (798 m) a la zona más elevada de un alargado cerro cubierto de arbolado que se extiende de N a S entre dicho pueblo y Villatomil. El nombre del montecillo, diáfano, habla del pasado ganadero de estos perdidos lugares en los que, a fuerza de quedarse vacíos, ya casi todo es pasado.

La toponimia de la zona, poco imaginativa pero práctica, presenta términos como Las Yeseras (un terreno de donde se extraía yeso, sin más), Las Campas, El Carrascal o La Cuesta. El paisano de La Riba, que me iba cantando nombres mientras los señalaba descuidadamente con la mano, me habló también de Los Agelares, este situado en una campera al pie del Bislo (855 m). Los Agelares es el lugar, cercano a una fuente, donde los rebaños iban a "agelar", arcaísmo o localismo equivalente a amodorrar; es decir, el lugar donde las ovejas se entregaban a esa insólita e inveterada costumbre de hacer corro y juntar las cabezas, cuando más calienta el sol, en un vano intento de proporcionarse sombra unas a otras.

El Corralón, monte de laderas suaves vestidas de carrascas y quejigos, se presta al paseo relajado por los buenos caminos que lo surcan, por sí mismo o como complemento de rutas más largas que incluyan también al vecino y más importante Bislo (855 m). La proximidad de dos itinerarios señalizados, más frecuentados por ciclistas que por montañeros, de la red de senderos de Medina de Pomar (GR 186 "Caminos de Medina" y PRC-BU 136 "Los caminos de San Román") permite diseñar rutas a conveniencia, más o menos dilatadas o complejas.

Desde La Riba

Sencillo paseo circular desde La Riba, que utiliza parcialmente las balizas de ambos senderos y asciende al Corralón, antes de retornar al punto de inicio por un evidente camino sin dificultades de orientación a pesar del tapiz vegetal que lo adorna. Se alcanza la localidad de La Riba, distante 10 km de Medina de Pomar, desde un cruce anterior a Salinas de Rosío, en la carretera que une La Cerca con Castrobarto.

Junto al lavadero de esta apartada aldea (702 m), que conoció mejores tiempos, se alza un poste de señales común a los senderos GR 1 y GR 186. Seguimos las marcas rojiblancas de este último, que asciende por una amplia pista al S hasta el collado con Santurde, en el término de Las Campas (728 m). Unos metros antes de llegar al collado, otro poste señala la dirección a seguir para dirigirse a Villatomil, distante 3 km por el trazado del PRC-BU 136.

Las marcas del PR trasponen una oxidada cancela situada a la izquierda del carretil y llanean en dirección SW junto a la alambrada que cerca la pradera. El sendero, muy pisado, penetra en el bosque y asciende suavemente a un collado en la cuerda. Antes de que inicie el descenso, lo abandonamos a la izquierda por un placentero camino herboso que corre por la loma; un aspa blanca y amarilla indica que ya no pisamos el trazado del sendero señalizado.

En breve y sin esfuerzo, se alcanza la cumbrera, donde desaparece la ligera pendiente y se abre algo el arbolado; una hilera de pequeños hitos a la izquierda marca el acceso al cercano Corralón (798 m). Un montoncillo de piedras sobre una roca, de la que aflora un trozo de tubo sin utilidad aparente, señala esta cima inmersa entre el arbolado que le priva totalmente de vistas.

El regreso, por el limpio camino que desciende en dirección general N, nos devuelve sin contratiempos a las callejas de La Riba (0,45), donde aún se atisba algún leve rastro de vida incluso entre semana.

Acceso: La Riba (30 min)

Katalogoak

Irudiak

Track-ak

Iruzkinak