Gora

Soto (852 m)

remove-icon
Luis Astola Fernández
Sarrera data
2017/07/01
Aldatze data
2017/07/01
2

En el horizonte de Medina de Pomar hacia levante se dibuja el perfil alomado de la Sierra de San Pol (San Pedro - 974 m). El extremo septentrional de la alineación, a partir del Alto de Rosales, paso de la carretera de Medina a Rosales, vuelve a elevarse discretamente en una cumbre que la cartografía del IGN denomina Soto (852 m), identificable por la antena que ocupa la colina cercana a la cima. Este corto ramal se prolonga hacia el norte por dos cotas irrelevantes, pero de sonora toponimia, la Peña del Sol (839 m) y las Peñas Azules (809 m), antes de disolverse en el valle labrado por el Salón, riachuelo de menguado caudal que alimentó antaño las eras de Salinas de Rosío.

Desde el puerto de Rosales

La opción más breve para ganar la cima de Soto (852 m) tiene como punto de partida el Alto de Rosales (792 m), en la carretera BU-V-5512 que desde Medina de Pomar lleva a la despoblada aldea de Rosales. La pista de cascajo que da servicio al repetidor de la cumbre, con marcas de pintura verde, serpentea por la despejada loma, cruza un paso canadiense, y se bifurca al pie de la colina que soporta la antena, cerrada con un vallado que impide el acceso; rodeándola por la izquierda, se alcanza sin más la inmediata cima de Soto (852 m), recorrida por una alambrada y sin nada especialmente reseñable.

Su situación aislada, no obstante, la convierte en un estupendo mirador hacia la llanura medinesa y las alturas que la circundan (Tesla, Dulla, Bedón), y hacia los Montes de la Peña, que perfilan los límites de las tierras de Losa.

Desde Rosales

La desolada aldea de Rosales, que recobra cierta vida los fines de semana, permite realizar un corto paseo circular hasta la cima. Detrás de la maltrecha iglesia dedicada a San Miguel Arcángel, que conserva algunos canecillos que delatan su origen románico, la calleja se ensancha en una plazoleta señalada por una reseca fuente con abrevadero (725 m). Seguimos por la calle hormigonada que se dirige al N, entre una casa y unas naves ganaderas. Apenas 130 metros más adelante, dejamos la pista por un sendero a la izquierda (W), que cruza un prado, remonta una pequeña loma y enlaza con una marcada senda de ganado.

El camino asciende por la pradera, con algún tramo arbolado, hasta alcanzar un rellano al pie de la cota que soporta la antena; hay brochazos de pintura verde y, cercana, una baliza marcada con el número 9 y la inscripción CD MAME, correspondiente a uno de los recorridos de la Maratón Alpina Medinesa que organiza cada verano el Club Deportivo Mame, de Medina de Pomar. La cima, situada a la derecha de la cota del repetidor, se alcanza en breve (0,25).

Para el regreso, tomamos la pista hasta el Alto de Rosales, donde enlazamos con un poste de señales del GR 186 "Caminos de Medina"; las marcas blancas y rojas resultan inútiles en este caso, porque el trazado del sendero rehuye todo tipo de complicaciones y discurre directamente por el asfalto, en descenso hasta Rosales (0,50).

Accesos: Alto de Rosales (15 min); Rosales (25 min)

Katalogoak

Irudiak

Track-ak

Iruzkinak