Gora

Talaimendi (82 m)

remove-icon
Matilde Sanz Rebato
Sarrera data
2017/09/21
Aldatze data
2017/09/22
5

Antigua atalaya de Zumaia que, como otras tantas del litoral vasco, sirvió para avistar ballenas e informar de todo lo que acontecía en la costa.

Llegar al punto más alto, ocupado por un tamariz y una lápida, es tan fácil como seguir la umbría avenida que conduce a la playa de Itzurun. Justo frente a la entrada de un establecimiento hotelero, nace un sendero dibujado en la hierba que avanza en suave pendiente hasta una zona de madroños y alguna encina. Luego llanea unos metros para volver a subir y alcanzar rápidamente la achatada cima.

Los cañones de Zumaia.

Los cañones que se pueden ver en la avenida de Julio Beobide durmieron cien largos años enterrados boca abajo al borde del puerto para amarrar los cabos de las embarcaciones. Fueron llevados a Zumaia en el siglo XVII y son ligeros, pero sólidos, de tipo Sacre. Aunque la forja principal es hierro, y a fin de aumentar su resistencia, se les añadió una aleación de cobre y estaño. Los proyectiles se introducían por la boca del cañón y se añadía pólvora negra para su explosión; esta pólvora tenía seis partes de salitre, azufre y carbón.

El reloj de San Miguel de Artadi.

Fue construido en 1901 para la iglesia de San Miguel de Artadi. La inscripción de la placa del reloj dice "Fabricado por Benito Yeregui en Usurbil, siendo Párroco de ésta, Don Rosendo Recondo, Nº59 año 1901".

 

Katalogoak

Irudiak

Track-ak

Iruzkinak